Mascarilla velo: cuál es la ideal para tu piel

Texto: Cecilia Palacios

¿Estás pensando en incluir una mascarilla velo en tu rutina de belleza? Antes de optar por alguna, descubre cuál es la ideal para tu tipo de piel, de acuerdo con consejos de profesionales. Sigue leyendo.

Escoger la mascarilla adecuada maximizará los beneficios para tu piel. Foto: zoranm/Getty Images

Por qué usarlas

 Las mascarillas velo son altamente beneficiosas para la piel, ya que pueden tratar diversas condiciones debido a la cantidad innumerable de ingredientes que contienen, informa la dermatóloga Marnie Nussbaum a través de la revista Women’s Health.

A diferencia de otros productos de cuidado de la piel que se evaporan rápidamente tras ser colocados, las mascarillas velo funcionan como una barrera que evita que los ingredientes se desvanezcan, potenciando sus propiedades, indica la esteticista Charlotte Cho en el sitio Well + Good.

Escoge la ideal para tu piel

– Piel seca. Los ambientes secos o una mala limpieza, podrían dejar tu dermis áspera. Las mascarillas con ácido hialurónico mantienen la piel humectada, ayudándote a paliar la sequedad, explica la dermatóloga Arielle Kauvar en el portal Fashionista. Siguen otro consejo de la experta.

– Piel opaca. Si tu rostro refleja tu cansancio y estrés, dándote un aspecto oscurecido, aplícate una mascarilla con vitamina C o niacinamida. Estos ingredientes dejarán tu piel radiante.

– Piel con poros obstruidos. Las mascarillas con ingredientes como la arcilla y el carbón son la mejor opción para desintoxicar la piel y eliminar las impurezas de los poros, explica el cirujano plástico Taylor Pollei a través de la revista Reader’s Digest. A continuación, más consejos de profesionales expuestos en esta publicación.

– Piel con acné. Para ayudar a aliviar esta afección, prueba usando mascarillas con ácido salicílico, que actúa en las glándulas removiendo la oleosidad y exfoliando las células muertas, indica la dermatóloga Melissa Levin.

– Piel irritada. Para calmar la irritación, busca máscaras con ingredientes como avena, aloe o camomila. En el caso de pieles extremadamente sensibles, lo mejor es indagar en elementos como aceite de coco o ácido hialurónico.

– Piel con puntos negros. Si tienes algunos molestos puntos negros en tu rostro, busca una mascarilla con ácido láctico, que ayudaría a disolver la piel muerta y a afinar los poros, sugiere la dermatóloga Joyce Imahiyerobo-Ip en Women’s Health. Sigue otro consejo de la experta.

– Piel con líneas finas. Para ayudar a suavizar las líneas finas de expresión, usa mascarillas velo que aumenten el nivel de humedad, como aquellas que contienen ácido hialurónico. También, busca aquellas con péptidos que estimulen la producción de colágeno o con vitamina E, que es un poderoso antioxidante.

Eso sí: antes de aplicar mascarillas en tu rostro o, si tienes dudas, consulta con un médico.

Y tú, ¿qué mascarilla velo utilizas?

También te puede interesar:
Piel seca en invierno: tips para prevenirla
Acné a los 40: causas y tratamiento