Masajear las sienes ayuda con el dolor de cabeza, ¿sí o no? Los neurólogos responden

dolor de cabeza
Un masaje en las sienes puede aliviar la tensión muscular y, de este modo, contribuir a que el dolor de cabeza desaparezca. (Foto: Getty)

Un estilo de vida saludable puede promover una buena salud general y ayudar a prevenir los dolores de cabeza de tipo tensional, como la migraña o las cefaleas tensionales. Se trata de un dolor de cabeza de tipo pulsátil y palpitante como un latido que casi siempre se nota en las sienes.

Cuando esto ocurre, los medicamentos de venta libre o recetados pueden ayudar, pero recurrir a esta estrategia a menudo podría estar haciendo más daño que bien por las altas cantidades de cafeína que podría haber en tus analgésicos favoritos. Además, al final el cuerpo se acostumbra a las pastillas y no hacen efecto. Conviene pues buscar otras opciones que ayuden a mitigar las molestias causadas por el dolor de cabeza; podrían ser, por ejemplo, las medidas de autocuidado.

Tu médico te indicará cómo masajear las sienes, el cuero cabelludo, el cuello y los hombros con la punta de los dedos. Así podrás poner en práctica esta medida de autocuidado con todas las garantías y complementar el tratamiento para combatir las crisis de migraña. (Foto: Getty)ng temples to sick patient during consultation at hospital. Young man with headache having help during checkup visit in clinic office.
Tu médico te indicará cómo masajear las sienes, el cuero cabelludo, el cuello y los hombros con la punta de los dedos. Así podrás poner en práctica esta medida de autocuidado con todas las garantías y complementar el tratamiento para combatir las crisis de migraña. (Foto: Getty)

La migraña es una afección neurológica genética, irreversible, y de origen no suficientemente aclarado. Para sobrellevarla, los expertos proponen llevar una vida ordenada, identificar y evitar los desencadenantes y ponerse en manos de un neurólogo, que prescribirá calmantes y, en ocasiones, un tratamiento preventivo.

De acuerdo con el Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN), casi la totalidad de los pacientes son capaces de identificar al menos un factor precipitante de sus crisis, siendo el estrés, los cambios hormonales por la menstruación, embarazo o menopausia y los trastornos del sueño los más referidos. Los factores ambientales, por los cambios de tiempo o la sobreexposición al sol o la claridad, son la cuarta razón más señalada, seguida de ciertas conductas dietéticas –ayuno y consumo de alcohol, principalmente- y de los relacionados con el esfuerzo o actividades físicas.

"Una persona que sufre de migraña debe aprender una buena conducta e higiene de vida. Esto ayudará a controlar los desencadenantes y cambios que favorecen la aparición de ataques”, señala Patricia Pozo Rosich, coordinadora del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Depende mucho de cada paciente, pero algunas recomendaciones generales serían beber agua para evitar la deshidratación, especialmente si ha vomitado, y descansar, a poder ser en una habitación tranquila y oscura.

Además, mientras que a algunos pacientes les ayuda, por ejemplo, colocar un paño frío sobre su cabeza, otros aseguran que los masajes o maniobras de autocontrol del dolor también pueden alivian temporalmente las molestias.

De hecho, es otra de las medidas que aconsejan los neurólogos para aprender a 'manejar' las crisis migrañosas. Y es que más allá del tratamiento farmacológico, los migrañosos han de buscar soluciones efectivas a su migraña es en sus rutinas y hábitos de vida.

“Cada afectado ha de analizarse, ver qué le afecta y buscar sus propias soluciones; a unos les funciona cambiar la alimentación, a otros la fitoterapia, a otros los masajes o las técnicas de relajación...”, porque lo importante es evitar la medicación constante, apuntan desde la Asociación Española de Migraña y Cefaleas.

En este sentido, prevenir es muy importante, tanto como ser capaz de no abusar de los fármacos, ni usar sin control médico analgésicos y antiinflamatorios, porque los neurólogos han constatado que algunos tienen efecto rebote, y que algunas personas con migraña acaban teniendo cefaleas por abuso de fármacos.

De ahí que sea fundamental hablar con el médico para que pueda ayudarte a controlar los ataques de migraña brindándote otras herramientas con las que tratar los síntomas, lo que puede conducir a menos ataques en general. Por ejemplo, pueden ser necesario realizar ajustes en el estilo de vida, incluido el manejo del estrés y evitar los desencadenantes de la migraña. Y también es posible que maniobras simples como un masaje en las sienes (o en el cuero cabelludo) ayude a aliviar este tipo de dolor de cabeza.

A algunos les cuesta creer que masajear las sienes, el cuero cabelludo, el cuello o los hombros con la punta de los dedos funciona. Pero, sí, es posible que, en algunos casos, el automasaje tenga un efecto relajante y ayude a controlar determinadas situaciones de estrés que podrían desencadenar crisis de migraña.

De hecho, se suele recurrir a los masajes para relajar los músculos, liberar la tensión, reducir el estrés y promover la relajación, lo cual también podría aliviar la migraña y el dolor de cabeza ya que, tal y como explica esta Guía para Pacientes con Migraña la doctora Pilar Alcántara Miranda, del servicio de Neurología del Hospital Universitario de Torrejón, en Madrid, "una única pastilla sola no cambie todo, si no que hay que combinarla con cambios en el estilo de vida o hábitos saludables para que el tratamiento sea realmente efectivo. En algunos casos las medidas no farmacológicas pueden llegar a ser suficientes".

Si te lo das a ti mismo obviamente no va a ser igual que una masaje craneoencefálico realizado por un especialista, pero este tipo de conductas 'autocalmantes' pueden ayudarte a mitigar el dolor cuando aparece de repente y te pilla en un avión, en la oficina o en cualquier otra parte en donde no puedes levantarte e ir a por una pastilla. En la siguiente infografía se muestran algunos de los masajes más utilizado contra el dolor de cabeza.

Infografía de Eurofitness en la que se explica cómo masajear la zona de las sienes, una parte fundamental para aliviar la tensión craneal.
Expertos de Eurofitness explican de forma gráfica algunos de los masajeas indicados para el dolor de cabeza.

Por supuesto, no es la solución definitiva ni se recomienda como un único método si sufres migrañas constantes, sino que es un complemento al tratamiento. Al menos así lo considera la doctora Rana Mafee, jefe de Neurología en la clínica Case Integrative Health con sede en Chicago (Estados Unidos).

La Dra. Mafee explica a Cosmopolitan que "masajearse la cabeza puede ser increíblemente útil para aliviar el dolor. Puedes hacerlo tan pronto como comiences a sentir el dolor, justo en medio de la migraña, o incluso durante ese momento incómodo mientras esperas, acurrucado en la cama, a que los medicamentos recetados funcionen".

El beneficio potencial de estas terapias complementarias está respaldado por varios estudios científicos que sugieren que al mejorar la circulación sanguínea en el área de la cabeza y el cuello, los masajes en las sienes ayudar a reducir el estrés y la tensión, reduciendo así la sensación de dolor, según publica Healthline.

Sin embargo, lo ideal según el Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN), es que el masaje lo realice un profesional porque "los pacientes que padecen migraña suelen tener algunas áreas especialmente sensibles al dolor en las que la aplicación de una presión inadecuada podría facilitar que se desencadene un episodio de dolor". Se trata de los llamados 'puntos gatillo', un punto muy doloroso que puede estar activo y doler; o estar inactivo y que, con estrés o movimiento te dé el dolor. Practicando un masaje sobre ellos podemos mejorar en algunos casos.

"Si ya sabes cuáles son tus puntos sensibles y cuáles son aquellas situaciones que te suelen provocar cefalea, puedes adelantarte a ella y con un sencillo automasaje evitar que aparezca", cuenta el fisioterapeuta Xavier Sala en un artículo para SaberVivirTV.

Los puntos gatillo más comunes son: el trapecio superior entre la base de cuello y los hombros, los suboccipitales de la nuca, los masticatorios como el masetero, situado entre el pómulo y la parte inferior de la mandíbula, o el temporal, en la parte lateral de la cabeza, por encima de la oreja.

Una vez identificado el punto que te produce molestias, presiona (sin apretar en exceso pero con firmeza) hasta que notes que el dolor va disminuyendo poco a poco, como si se deshiciera un nudo.

Nos obstante, hay que diferenciar entre un automasaje ocasional en las sienes que todos podemos hacer y que puede ayudar a aliviar las cefaleas tensionales en pocos minutos, y un tratamiento continuado y complementario realizado por un profesional. En este sentido, los neurólogos aclaran que "el tratamiento con masoterapia es complementario a los fármacos para las crisis de dolor, como los antiinflamatorios y triptanes, y al uso de tratamientos preventivos cuando las crisis de migrañas son frecuentes".

Dicho esto, asegúrate de hablar con tu médico para poneros de acuerdo y elegir la estrategia que mejor funcione para tu tipo de dolor de cabeza. Cada persona reacciona de manera diferente. Hay terapias, como los masajes, que resultan extremadamente útiles para unos individuos pero que no mejoran, o incluso empeoran, las migrañas de otros. Por eso, el tratamiento debe ser individualizado y contemplar la combinación de medidas, ya que permite atacar a la vez varios factores implicados en la migraña.

Más historias que te pueden interesar:

Los médicos explican por qué no se 'cura' la migraña

Dolor de cabeza tensional: algunos lo confunden con un ictus pero no tienen nada que ver

Técnica de punto gatillo: así puedes aliviar (con tus propias manos) el dolor de cuello

 

Cuidado con lo que comes si eres propenso a las migrañas