Más de 60.000 euros de indemnización a su ex por ocultarle que no era el padre

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado, en sentencia que puede recurrirse aún, a una mujer a pagar a su exmarido una indemnización de 62.000 euros al considerar que durante años le ocultó que no era el padre biológico de la que él creía que era su hija nacida de la relación entre ambos, según recoge la Cadena Ser.

El padre biológico de la niña se hizo la prueba de paternidad en 2011, pero la mujer no se lo dijo a su marido hasta dos años después. (Foto: Getty Images)

Los hechos se remontan a 2011, momento en el cual la demandada supo, a través de unas pruebas, que el padre de la niña no era su marido, sino un compañero de trabajo con el que había mantenido una relación de manera esporádica. Ahora, la Justicia condena a la mujer a indemnizar a su exmarido por los daños psíquicos y morales causados por no contarle la verdad.

Al padre biológico de la niña lo exime de cualquier responsabilidad porque considera que “ninguna obligación tenía de comunicar las dudas y/o posterior certeza sobre su paternidad biológica” cuando conoció el resultado positivo de la prueba de paternidad a la que se sometió.

Según recoge la sentencia la ahora expareja había mantenido una relación entre 2003 y 2007, año en el rompieron su noviazgo. Sin embargo, dos años más tarde, una vez hubo salido él del seminario decidieron retomarla basándola en la “castidad”. La niña nació, informa la Cadena Ser, en agosto de 2010. Antes de esa fecha solo habían mantenido una relación sexual entre nueve y diez meses antes. Esta fue, detallan, “no completa, sin penetración”.

En ese tiempo ella mantuvo también una relación en paralelo con un compañero de trabajo. Un año después del nacimiento de la niña él se sometió a una prueba de paternidad dando positivo. Sin embargo, la mujer ocultó el resultado positivo a su marido hasta dos años después, en 2013.

La Audiencia entiende que “por no haber comunicado las dudas sobre la paternidad ni en el momento de conocer que estaba embarazada, ni posteriormente” se da “un comportamiento o conducta culposa que ha generado causalmente un daño derivado de esa ocultación”.