El médico que hacía reconstrucciones para arreglar atrocidades humanas

Aunque parte importante de las cirugías plásticas actuales son realizadas por motivos cosméticos, en la antiguedad los cirujanos desarrollaron esas técnicas para reconstruir los rostros de las personas que habían sido desfiguradas como castigo. (Getty Image)

Los orígenes de la cirugía plástica están muy alejados de la vanidad.

Sushruta, un médico nacido en la India alrededor del 700 A.C., fue el primero en detallar las técnicas quirúrgicas para reconstruir las narices, las orejas y los genitales amputados como castigo a los que se atrevían a infringir las leyes religiosas y militares de la época.

De la vida personal de Sushruta apenas se sabe que practicó la medicina en el norte de la India, cerca de la región que hoy se conoce como Varanasi, en las riberas del río Ganges. No se conoce su verdadero nombre de nacimiento porque la palabra Sushruta es un epíteto que significa "El prestigioso".

Salvar la dignidad y la vida

Lo que sí se sabe es que era la última esperanza de los execrados. Era un hombre que tenía la sensibilidad y el talento para devolver parte de la dignidad de los pacientes que habían sido castigados con la amputación de partes del rostro por robar o por cometer adulterio.

La mutilación de la nariz significaba que esa persona no era de confiar y quedaba marcado de por vida. Pero la cirugía reconstructiva desarrollada por Sushruta permitía a las personas por sus verdugos cierta sensación de redención y normalidad.

Su extraordinario legado, que abarca lecciones de anatomía, patofisiología y estrategias terapéuticas, es considerado de una lucidez inigualable, especialmente porque ocurrió en el período védico de la medicina hindú hace 3000 años.

La influencia de sus escritos, conocidos como Sushruta Samhita no sólo está respaldado por indiscutibles fundamentos anatómicos sino por un acercamiento al paciente que se recomienda hoy en día. El contacto que tuvieron los médicos italianos durante el Renacimiento con científicos provenientes de Oriente permitió la transmisión de los conocimientos desarrollados por Sushruta, que luego perfeccionaron.

El Sushruta Samhita documentó la origen de al menos 1.100 enfermedades, el uso de cientos de plantas medicinas y las instrucciones para realizar decenas de procedimientos quirúrgicos. La rinoplastia es uno de los procedimientos médicos realizados por Sushruta que todavía realiza la medicina moderna.

Primero que Hipócrates

Sushruta es el "Padre de la Cirugía Plástica" porque escribió los primeros sus tratados de cirugía cosmética, que además forman parte de la Gran Trilogía de la Medicina Ayurvédica, que es uno de los primeros los sistemas médicos desarrollados por el hombre.

La palabra ayurveda significa "la sabiduría de la vida” o "la ciencia de la vida" y la medicina ayurvédica es una práctica de sanación holística que integra el conocimiento científico convencional con conceptos espirituales y remedios herbales en el tratamiento y prevención de enfermedades.

Gracias a su dedicación por compartir sus conocimientos mediante sus escritos se pudo demostrar que Sushruta y otros médicos de la India había practicado técnicas médicas avanzadas varios siglos antes del nacimiento de científico griego Hipócrates, considerado el Padre de la Medicina en las culturas occidentales, indicó la Enciclopedia de Historia Antigua.

Piel para remplazar piel

Sushruta explicó tres tipos de injertos de piel, que implica trasplantar un pedazo de piel de una parte del cuerpo a otra.

Los cirujanos del siglo XXI usan los injertos de piel para restaurar zonas que han perdido las capas protectoras de tejidos debido a golpes, quemaduras, infecciones, así como para restituir zonas donde se ha perdido tejido debido a una cirugía, como ocurre al extirpar un cáncer de piel.

Comparación del efecto devastador que tiene la amputación de la nariz en el aspecto del rostro. (Captura de pantalla ACTA).

También hay injertos más complejos que también incluyen la reconexión de vasos sanguíneos y músculos como una cirugía de reconstrucción mamaria. Y todos esos procedimientos fueron descritos por Sushruta hace 30 siglos, dijo la División de Cirugía Plástica de la Universidad de Columbia.

Fue el primero en dejar un registro escrito de una rinoplastia realizada con una tapa de piel de la frente y las mejillas para reconstruir la nariz.

"La porción de la nariz que será cubierta primero debe ser medido con una hoja. Luego un pedazo de piel del tamaño requerido debe ser diseccionado de la piel viva de la mejilla y se voltea para cubrir la nariz, dejando un pequeño pedazo adherido a la mejilla", dice un fragmento de la rinoplastia.

Cataratas y vino

Sushruta también tomaba en cuenta el manejo del dolor, aunque en ese momento no existían fármacos que pudieran ser usados como anestesia. "El vino debe ser usado antes de la operación para producir insensibilidad al dolor. El paciente que ha sido alimentado, no se desvanece, Y el que es entregado intoxicado, no siente dolor en la operación".

Otro de sus logros es haber sido el primer cirujano en salvar a pacientes de una ceguera inevitable con la remoción de las cataratas.

Para lograrlo, un ayudante inmovilizaba la cabeza del paciente y Sushruta le introducía una aguja en el ojo para empujar el cristalino opaco y apartarlo hacia el interior del globo ocular. Estas operaciones eran peligrosas y podrían ser muy dolorosas cuando la aguja rompía el cristalino.

El cirujano estadounidense Allen Oldfather Whipple dio en su libro The Story of Wound Healing Repair reconoció que "en conclusión, Sushruta debe ser reconocido como el mejor cirujano del periodo pre medieval.

El historiador médico polaco Erwin Ackerknecht escribió en Short History of Medicine "no cabe duda de que la cirugía plástica en Europa, que floreció en la Italia medieval, es una descendiente directa de la cirugía clásica india".