Esta masía de Tarragona sirvió de refugio a las tropas de Napoleón

·3 min de lectura
Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons

Ubicada en un precioso valle de Tarragona y rodeada por un magnífico viñedo, Masía Cabellut es una finca privada construida en el siglo XII que actualmente produce vinos de calidad y ofrece servicios de alquiler de espacios para eventos y vacaciones inolvidables. La masía siempre ha sido un negocio familiar, aunque en el siglo XVIII el lugar actuó como un importante albergue de peregrinos, para convertirse más tarde en refugio de las tropas de Napoleón.

En 2020, ya en manos de las familias Johnsen y Van Buitenen, se empezaron las obras de renovación con la constructora Constècnia para convertirla en un espacio de lujoso confort para sus huéspedes, combinando la herencia española y el minimalismo moderno y elegante. Cubiñá Contract ha colaborado en la decoración suministrando el mobiliario junto a Jurate Johnses, encargada del proyecto de renovación.

Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons

Para la decoración y el mobiliario se ha optado por materiales naturales en colores claros y tierra con muchos matices en blanco como el ratán, el yute, la rafia, el roble o el lino. En contraposición, los materiales más modernos, como el suelo de microcemento, los grifos de latón, los marcos de ducha de acero negro y las piezas de arte abstracto de colores brillantes, conforman el equilibrio perfecto entre naturaleza y modernidad, haciendo de este lugar un espacio único.

También se ha apostado por muebles de diseño sostenibles, duraderos y funcionales, combinando mobiliario realizado a mano por carpinteros españoles y piezas de diseño danés.

Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons

Desde el salón principal, presidido por las sillas españolas de Fredericia, se puede acceder a la zona de la piscina, al salón exterior y al comedor, que cuenta con una impresionante mesa de roble de 4,80 metros hecha a mano por el carpintero español Xavier Mas Fuster, y las sillas de espoleta danesas de Carl Hansen.

A continuación, se encuentra una sorprendente sala de estar de concepto abierto con sofás blancos de Portugal Laskasas, sillones Karin de Désirée, mesas auxiliares Moggi, mesas de centro Linteloo Lowtide, las singulares luces Vibia Wireflow, los apliques JAdams y una acogedora chimenea.

Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons

Masía Cabellut dispone también de un fantástico patio marroquí sobre el cual se sitúa un salón para usos múltiples, como sesiones de yoga, talleres diversos, conferencias… y una cocina industrial profesional para caterings.

Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons

En la primera planta se encuentran seis habitaciones dobles con baño privado, amuebladas con mobiliario de primeras marcas como Ethnicraft, KH living, Papadatos, KP Alfombras, Midj, Ethimo y lámparas de Aromas y Flos.

En la segunda planta, la habitación principal, de casi 80 metros cuadrados y con unas maravillosas vistas a los viñedos, dispone de una cama king size con dosel de 2 metros de la firma Punt y un escritorio y un armario de Valentina de Alexandra Furniture. Los armarios y cabeceros de cama de varias de las habitaciones han sido diseñados y construidos a medida por Cubiñá Contract, combinando madera de roble con malla de ratán natural para generar ambientes acogedores.

Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons
Photo credit: Eugeni Pons

Debido a su idílica ubicación, su exquisita arquitectura y su interiorismo, Masía Cabellut es el perfecto retiro para tomarse un descanso de la rutina.

Proyecto e información: Cortesía de Cubiñá Contract.