Martinica, el restaurante con mucho estilo y asequible para comerte el mundo en Madrid

restaurante martinica, madrid
Martinica, un restaurante con estilo en MadridMartinica

Viajar y conocer mundo a través del paladar es una experiencia que no solo es adictiva y divertida, es un auténtico regalo que deberías hacerte muy a menudo. Y Madrid, que está viviendo una especie de "movida gastro" en la que el panorama se mueve con nuevas y renovadas propuestas a cada cual más apetecible se ha convertido en ese tren y ese avión que te permite saltar el charco, cruzar continentes y visitar países a través del paladar. Uno de estos restaurantes que lo logran es Martinica, con una brevísima historia en la capital pero que merece la pena descubrir, contar y comer.

Si eres de Salamanca ya te habrá sonado este nombre, pues Martinica es el hermano madrileño del homónimo que tienen en la ciudad castellana, que también ha arrasado allí. ¿El secreto de su éxito?: un local espectacular, lleno de sofisticación, estilo y repleto de rincones a cada cual más bonito; una cocina de calidad con esencia mediterránea a cargo del chef Marcello Salaris, buen producto de temporada y toques viajeros que te llevan a Japón, México, Marruecos y Cerdeña, platos tan visuales que enamoran aun sin probarlos y un precio más que asequible para la mayoría de los bolsillos.

Situado en el barrio de Salamanca, en el 6 de la calle Pinar 6, en la bulliciosa zona de María de Molina, Martinica acoge un enorme local en la que las sensaciones se agolpan en tu cabeza y en tu piel -te aseguramos que se te eriza- a cada paso que te adentras en su interior. Es un espacio con mucho gusto, lleno de color y contrastes que evoca en cierta manera un universo femenino abierto a todas y todos, elegante y acogedor.

restaurante martinica, madrid
Martinica
restaurante martinica, madrid
Martinica

El interiorismo y la decoración son obra del estudio de arquitectura Lauzan, que se ha inspirado para crear cada uno de los rincones en una popular fotografía de Salamanca y algunos de sus iconos que, si te fijas en los detalles, vas a reconocerlos.

La pared principal está elaborada en acero inoxidable con una impresión que recuerda a la superficie ondulada del agua del río Tormes, creando un espacio que transmite calma y paz. En otra de las paredes hay troncos de árboles dispuestos que evocan al bosque salmantino y, justo en frente, una llamativa vidriera que es una réplica de las que pueden verse en la icónica Casa Lis. Todo rodeado de colores vibrantes -dorados, verdes, madera, glitter-.... mobiliario de diseño con algún toque retro y texturas deco elegantes como la del terciopelo.

restaurante martinica, madrid
Martinica

Devorar el mundo a bocados creativos

Como te hemos anticipado, la propuesta gastro de Martinica apuesta por una carta con productos muy nuestros, y por lo tanto reconocibles, a los que añade un input atrevido y creativo para añadir un extra sin que pierdan su esencia y mantengan y potencien su sabor. Son platos como los de siempre, pero un poco más sofisticados. Lo consigue sumando en su elaboración técnicas de cocinas de los cinco continentes como la japonesa, la mexicana, la marroquí o la de su Cerdeña natal. Y, ojo, atención a la vajilla, pues cada receta tiene la suya propia, distinta, a cada cual más bonita.

En los meses que tiene de vida en Madrid este restaurante ya ha logrado convertir algunos de sus platos en clásicos, demandado por los clientes que vuelven una y otra vez. Entre estos destacan como entrante el Brioche de mantequilla con presa ibérica de bellota ahumada al momento, ricota al pesto y mahonesa de chile chipotle y los Taquitos de steak tartar de solomillo de ternera nacional, huevo de codorniz y patatas fritas. También tienen otros platillos internacionales como Sashimi de atún rojo de Balfegó, ajo blanco de coco, cacahuetes y aguacate o el Sam de langostinos en tempura, curry de cerdo rojo y yogur de manzana.

brioche de mantequilla de presa ibérica de bellota ahumada al momento, ricotta al pesto y mahonesa de chile chipotle, platos del restaurante martinica de madrid
Brioche de mantequilla de presa ibérica de bellota ahumada al momento, ricotta al pesto y mahonesa de chile chipotle.Martinica
taquitos de steak tartar de solomillo de ternera de morucha, huevo de codorniz y patatas fritas, platos del restaurante martinica de madrid
Taquitos de steak tartar de solomillo de ternera de morucha, huevo de codorniz y patatas fritas.Martinica

La parte de principales es descomunal, no por su extensión, que cuenta con once platos, sino porque todos son de lo más apetecibles y variados. La carta continúa con dos apartados más, los habituales "de la tierra" y del mar". En la parte terruña, tienes que probar la albóndiga de rabo de toro, anguila ahumada, berenjena y yema cruda (plato galardonado como segundo mejor plato de rabo de toro de España en 2019); decantarte por el par de buenos solomillos que tienen -el Solomillo de cerdo ibérico de bellota, praliné de pistachos, queso de Cabra y manzana verde nos llama especialmente la atención-; o, si quieres algo más informal, apostar por las Hamburguesitas de ternera con queso provolone y mahonesa de kimchi. Pero, avisamos, hay más.

En al parte de pescados, con cuatro recetas, nos quedamos con la Merluza en salsa verde, gambas, patatas a la importancia y huevo poché; y el Pulpo a la brasa con fregola sarda al ajillo, alcachofas, torreznos y cream fraiche de Yuzu, que incorporaron a la carta la pasada primavera junto a otros platos como el Bacalao a la brasa servido con guiso de patata, setas, trufa, consomé de cebolla y tuétano.

En cuanto a los postres, te aconsejamos que te guardes un sitio para disfrutarlos, si es que eres capaz de resistirte y no querer probarlo todo. Para nuestro gusto el postre que vuela por encima de los demás es "Cítricos", una falsa mandarina con yogur y compota de naranja, kumquat, espuma de Campari y naranja sanguina. Sinceramente, está brutal y es además una obra de arte porque a simple vista la mandarina no se diferencia de una de verdad. Y si te apetece experimentar todavía más apuesta por "Mi viaje a Marruecos", que mezcla varios sabores como son el de la frambuesa, el pistacho o el curry en forma de polvo y presentado en un tradicional tajine.

cítricos, una falsa mandarina con yogur y compota de naranja, kumquat, espuma de campari y naranja sanguina postre del restaurante martinica de madrid
Cítricos, una falsa mandarina con yogur y compota de naranja, kumquat, espuma de Campari y naranja sanguina.Martinica

Los fines de semana, sube el ambiente con DJ

Martinica es uno de esos restaurantes para disfrutar con la pareja o con los amigos comiendo bien, en un buen ambiente y con una decoración moderna que incita a que la velada todavía mejore más. Si te animas a ir entre semana a comer cuentan con un Menú Gastronómico por 29.50 euros en el que tienes dos entrantes a elegir, un pescado o carne, postre y una bebida. También tienen otro para todos los días y momentos por 50 euros con un entrante más.

Si lo que te apetece es visitarles el fin de semana, a cenar, lo que además vas a encontrar es un ambiente más animado porque acaban de añadir show con DJ los viernes por la noche y los sábados por la tarde y por la noche para que tras la cena te quedes disfrutando de sus coctelería clásica y de autor.

C/ Pinar, 6. Madrid.
Tel. 910 94 79 12
Web: www.martinicamadrid.com
IG: @martinica.madrid