Marta Riesco pierde la cabeza por Antonio David Flores en televisión

·4 min de lectura

Antes de que saliera a la luz el romance entre Marta Riesco y Antonio David Flores, ella era una periodista más de las que se ganan el pan en Telecinco. Sin embargo, y dada la influencia mediática de la expareja de Rocío Carrasco, esta reportera ha visto como sus intimidades han sido ventiladas en los diferentes espacios dedicado al mundo rosa. De todos modos, y aunque haya subrayado por activa y por pasiva que no es un personaje televisivo, lo cierto es que esta joven entra al trapo siempre que tiene ocasión.

Sin ir más lejos, en la entrega del lunes 11 de abril de El programa de Ana Rosa comentó que el exguardia civil no se ha puesto en contacto después de que la también influencer decidiera dejarle en pleno directo de Ya son las ocho el pasado viernes.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Marta Riesco habita una contradicción últimamente ya que no quiere hablar de su vida personal, pero en cuanto tiene oportunidad exhibe sus impresiones en prosa y en verso. En los últimos días ha encontrado en la televisión el altavoz perfecto para sincerarse sobre Antonio David Flores pese a que la comunicadora aboga por que la fama no se entremezcle con su profesión y da un tirón de orejas a todo aquel que habla más de la cuenta como ocurrió reciente con Alessandro Lecquio.

La reportera de 35 años cada vez es más consciente de que sus intentos para no erigirse como el contenido estrella de los programas de Telecinco son en vano así que en las últimas horas ha virado de parecer y se encuentra en el ojo del huracán mediático por sus propias declaraciones sobre el padre de Rocío Flores. Es decir, ha pasado de intentar por todos los medios tapar su romance con Antonio David Flores a estar en boca de todos por sus comprometidas percepciones sobre uno de los personajes más polémicos del corazón.

De primeras Marta Riesco capeaba el temporal como podía delante de las cámaras, pero la segoviana perdió el foco al romper el viernes 8 de abril con Antonio David Flores en pleno directo del programa presentado por Sonsoles Ónega. Al parecer, el malagueño dejó a la joven plantada en su cumpleaños y esta fue la gota que colmó el vaso dado que la reportera rompió a llorar en Ya son las ocho porque se trataba de una celebración muy importante para ella. Suponía la presentación en sociedad como pareja.

“Para mí es un golpe muy duro y creo que no voy a poder continuar mi relación después de esto. Siento decirlo así”, expresó amargamente a la par que agregó “la verdad es que creo que he batallado muchísimo por esta relación y creo que no me merecía sinceramente lo de hoy. No puedo decir otra cosa y creo que a veces en la vida no se puede luchar contra todo, frente a todo. Creo que he aguantado mucho, las críticas constantes de la gente, de los compañeros, de la gente que apoyaba a la expareja, de la gente que apoyaba a la otra expareja”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Pese a que parecía que los sentimientos tan intensos habían jugado una mala pasada a Marta Riesco, la realidad es que esta semana la reportera ha seguido en la misma línea de ventilar detalles relacionados con Antonio David Flores. En la mañana del lunes 11 de abril, esta vez en El programa de Ana Rosa, la segoviana quiso compartir con la audiencia cómo se encuentra y ya de paso hacer la bola de nieve más grande.

Por un lado, y aunque podía guardarse esta información para sí misma, la segoviana resaltó que no sabe nada de Antonio David Flores y que no ha recibido la llamada que esperaba de acercamiento con el que hasta ahora era su pareja. Con la misma actitud compungida del pasado viernes, Marta Riesco reveló que "conforme han ido pasando los días la situación ha ido empeorando porque pensaba que obviamente si ves a tu novia llorando en televisión, sabiendo que es una mujer fuerte y que jamás lo haría, yo por lo menos hubiese hecho algo”.

Y es en este punto en el que mejor se aprecia cómo Marta Riesco ha perdido la cabeza por Antonio David Flores ya que por muy visiblemente afectada que apareciera delante de las cámaras, casi sin poder hablar y con lágrimas en los ojos, siguió explotando televisivamente el escándalo y hasta quiso excusar al padre de Rocío Flores: "No quiero victimizarme ni quiero hacer ver que él es una persona que está haciendo mal las cosas, simplemente creo que hemos tenido muchos problemas alrededor de nuestra relación. Yo he luchado como una jabata con todo, me he tirado a todo el mundo encima y no me ha importado porque si hay algo en la vida por lo que hay que luchar es el amor, pero realmente me siento muy decepcionada".

Marta Riesco no solo justificó en plató la forma de actuar de Antonio David Flores, sino que la puesta en escena de la reportera dio para mucho más puesto que también confesó que Rocío Flores fue quien la consoló tras la ruptura televisada y que ella tiene información de primera mano sobre la razón por cual el exguardia civil no se divorcia de Olga Moreno. O sea, si hace unos días rompió en directo con el malagueño ahora continúa generando interés escudándose en el momento tan complicado que están atravesando.

Que Marta Riesco haya expuesto sus emociones ante la cámara evidencia el giro profesional que ha experimentado, pasando de perseguir a celebridades con el micrófono en mano a ser ella el centro de la crónica rosa y erigirse como el principal reclamo de los formatos de la cadena en la que trabaja. Porque esta polifacética reportera se ha convertido en algo más que en una de las caras más reconocibles del equipo de El programa de Ana Rosa al hablar a todas horas de Antonio David Flores.

Más historias que te pueden interesar: