Marta Riesco ha perdido su tren en Mediaset

·4 min de lectura

Hasta hace unas semanas, Marta Riesco se había convertido en una piedra angular de la programación de Mediaset. La periodista saltó a la primera plana informativa a raíz de su relación con Antonio David Flores, y eso le permitió dar el salto de reportera a colaboradora. La veíamos en El programa de Ana Rosa, en Ya es mediodía, en Ya son las ocho. En otros programas como Sálvame y Viva la vida también se hablaba de ella, más como personaje del corazón que como profesional y compañera. Sin embargo, a ella esa fama repentina se le hizo bola, terminó dándose un tiro en el pie, y como consecuencia, ha perdido su tren en Mediaset. O esa es la sensación que se nos transmite a los espectadores.

Como tantas personas de su generación, Marta se desenvuelve en las redes sociales como pez en el agua. Allí informa de lo que le apetece, responde a los que le atacan, y comparte el contenido que corresponda según el momento. Este jueves, Marta subió una fotografía con Antonio David Flores celebrando el cumpleaños del que fuese guardia civil y colaborador de Crónicas Marcianas o Sálvame. El texto que acompañaba la imagen rezaba “contra viento y marea”. Unas palabras en las que servían para celebrar el amor que (otra vez) existe entre ambos, y que si se leen entre líneas puede dar a entender que nadie romperá lo que hay entre ellos.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Pero Marta ya no habla en los programas de su vida personal, ni tampoco de si está bien o mal con el padre de Rocío Flores. Después de asegurar que Rocío Carrasco la llamó, en calidad de cantante (tiene un single, ‘No tengas miedo’), para un homenaje a Rocío Jurado, y comprobarse que la llamada no sucedió, Marta fue apartada de la primera plana.

A ella la fama se le ha venido grande, muy grande. Mediaset parecía tener grandes planes para su futuro, convirtiéndola en una show-woman de lo más polivalente. De hecho, fue la cadena la que le propuso volver a meterse en un estudio y grabar el citado ‘No tengas miedo’, con el que ella soñó con representar a España en Eurovisión hace más de una década. Su nombre sonaba a todas horas, y muchos imaginábamos que más pronto que tarde la veríamos en algún reality o programa similar. Pero cuando las críticas le llovían ella se parapetaba en las redes sociales y disparaba a diestro y siniestro.

Un día comenzó a mencionar a la Policía Nacional para que frenasen el acoso que Sálvame y la productora La Fábrica de la Tele estarían llevando a cabo contra su persona. Aseguraba tener ansiedad por ver noticias sobre sí en los programas de Telecinco, única cadena en la que tenía interés como personaje, ya que en Antena 3 o Televisión Española, incluso en Cuatro, su perfil no encaja lo más mínimo.

MADRID, ESPAÑA - 12 DE MAYO: Marta Riesco trabajando como reportera en el estreno del musical de dj Nano, el 11 de mayo de 2022, en Madrid, España. (Foto de Raúl Terrel/Europa Press vía Getty Images)
MADRID, ESPAÑA - 12 DE MAYO: Marta Riesco trabajando como reportera en el estreno del musical de dj Nano, el 11 de mayo de 2022, en Madrid, España. (Foto de Raúl Terrel/Europa Press vía Getty Images)

Así, Marta fue apartada de colaboradora, y se volvió a sus raíces, ejerciendo de reportera. Esta semana la hemos visto en Ya son las ocho, para el que cubrió el Festivan de Cannes en primera persona. Esto resulta muy llamativo, pues hasta entonces la veíamos en alfombras rojas, o en lugares vinculados al universo del corazón como Cantora.

A esto le sumamos que, durante años, Marta ha sufrido aerofobia o miedo a volar. Quién sabe si, de haber mantenido otro tipo de perfil en Telecinco, cargando menos contra los programas de la cadena, o cortándose más a la hora de dar determinadas informaciones, Marta habría superado ese pánico en un reality como Los miedos de…, en el que famosos de todo tipo se enfrentan a sus fobias a través de todo tipo de ejercicios. Pero ahora no le ha quedado más remedio que tomar un avión para mantener su puesto de trabajo.Nadie que cante no tengas miedo puede dejar de ir a Cannes solo porque tenga que pasar dos horas en un avión”, decía ella misma en sus redes sociales.

Así, se confirma que Marta ha dejado de tener protección en Mediaset, y la mandan a trabajar a donde corresponda, incluso si el trayecto le puede suponer un mal trago. Ahora podrá volver a presumir de que es una currante más, como tantas otras, de esas que madrugan para pagar sus facturas. Para airear sus amores o desamores ya no tiene más pantallas que la de su propio teléfono móvil (recordemos la vez que lloró en Ya son las ocho, afirmando que lo suyo con el malagueño había acabado), y resulta harto difícil pensar que le vayan a volver a dar un gran protagonismo por su vida personal. Hay trenes que solo pasan una vez en la vida, y Marta perdió uno que le llegó por sorpresa, pero fue apeada del mismo por no saber guardar las formas.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente