El 'Gran Hermano hospitalario' de Marta López durante el ingreso de Kiko Matamoros

·7 min de lectura

Kiko Matamoros no pasa por su mejor momento. El colaborador de Sálvame permanece ingresado en la Clínica Quirón desde el pasado lunes tras regresar a su casa después de que le extirparan la vesícula. Lo que parecía una operación rutinaria y fácil se está convirtiendo en toda una pesadilla para el padre de Laura y Diego Matamoros. Después de salir del hospital, Kiko sintió un fuerte dolor abdominal y tuvo que ser trasladado de urgencia de nuevo a la clínica por una posible pancreatitis que posteriormente fue descartada.

MADRID, SPAIN - JULY 05:  Kiko Matamoros and Marta Lopez Alamo  attend 'Holiday Gym' 35th anniversary party on July 05, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Carlos R. Alvarez/WireImage)
MADRID, SPAIN - JULY 05: Kiko Matamoros and Marta Lopez Alamo attend 'Holiday Gym' 35th anniversary party on July 05, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Carlos R. Alvarez/WireImage)

En las últimas horas, Matamoros ha aclarado que lo que le sucede es que tiene una severa infección de hígado y, según él mismo ha explicado por teléfono en Sálvame, los problemas comenzaron durante la operación para quitarle la vesícula. “Se ha producido una cicatriz interna que está supurando, y es ahí donde está la infección". Afortunadamente, ha sido localizada y se ha empezado a tratar con antibiótico. “Los médicos piensan que puede ser eso, me han puesto más antibióticos, llevo un coctel de cinco antibióticos, y parece que han mejorado los parámetros. Vamos a pensar que todo va a ir bien, va a ser más pesado de lo que creía", añadía Kiko.

El colaborador no lleva nada bien lo de estar “encerrado” en el hospital pero cuenta con el apoyo de su familia y, sobre todo, de su novia, Marta López, que sigue haciendo su trabajo como influencer incluso desde la habitación de la clínica. Es sorprendente que la joven, que no se separa casi para nada de su chico, pueda seguir manteniendo su perfil de Instagram tan actualizado como siempre. Algunos han criticado esta actitud de Marta, ya que la joven se dedica a subir videos y fotos continuamente desde la habitación del hospital cuando nos están contando que Matamoros está pasando un momento terrible.

Y es que Marta es toda una profesional y sus casi doscientos mil followers tienen que seguir recibiendo la información que ella les ofrece habitualmente en su perfil. Como tiene que seguir manteniendo su cuerpazo y no puede descuidar la actividad física diaria, pues ella, ni corta ni perezosa, se planta unas mallas y se pone a entrenar en la misma habitación en la que su novio está lleno de vías por las que le inyectan los antibióticos. Sí, sí, como lo leen. ¿Han visto esto alguna vez ustedes en un hospital? Pues en la Quirón es posible verlo, ya que además, a Marta espacio para hacerlo no le falta porque Kiko está ingresado en la misma habitación en la que estuvo hace un tiempo el Rey Juan Carlos y seguro que pequeña, lo que se dice pequeña, no es.

Marta agradece los gestos de cariño a sus fans.
Marta agradece los gestos de cariño a sus fans.

La moda es a lo que Marta se dedica y cada día sube sus outfits a sus redes sociales, muchos de ellos compuestos por prendas de firmas que le pagan para que haga publicidad de la marca en su perfil. Pero, ¿qué sucede cuando alguien está en el hospital? Pues que no tiene ganas de arreglarse y lo único que desea es estar cómoda durante las largas horas junto a la persona que está ingresada. Eso le ha pasado a Marta también pero ella, influencer de pro, también sube a sus stories los outfits que está utilizando durante estos días para acompañar a su novio en el hospital. “Hospital outfit”, escribía la modelo junto a un selfi en el baño de la habitación de Matamoros en el que la vemos con un short y una camiseta de algodón de lo más sencillo.

Stories de Marta López desde el hospital donde está ingresado Matamoros.
Stories de Marta López desde el hospital donde está ingresado Matamoros.

No se puede descuidar el perfil de Instagram cuando una se dedica a eso. Está clarísimo. Antes de dormirse agarrando la mano de su amor, Marta enseña también su look para pasar la noche en el hospital con unos calcetines calentitos y una mantita rosa por si refresca al amanecer. Que Marta pasa la noche al lado de su amor en un incómodo sofá (bueno, ella lo hace en una camita colocada al lado de la de Kiko, que para eso es la habitación de un rey), pues nada más despertarse, antes de tomarse ni el primer café, selfi de buenos días con la cara lavada para alegrar la mañana a sus seguidores.

Los selfies de Marta López desde el hospital donde está ingresado Matamoros.
Los selfies de Marta López desde el hospital donde está ingresado Matamoros.

Que ya es hora de trabajar sin perder de vista a su chico y dándole todos los mimos posibles, pues café en mano, portátil y lista para darle a la tecla (no sin antes hacerse un selfi para Instagram y publicitar el vestido que lleva puesto, claro). Que algún hater comenta una de tus fotos diciendo que se te ven los brazos muy largos, pues Marta, que seguramente se aburre durante las largas horas en el hospital como nos sucedería a cualquiera, se pone frente al espejo del baño de la habitación de Kiko y demuestra que sus brazos son así y no es un efecto de photoshop.

Storie de Marta López desde el hospital.
Storie de Marta López desde el hospital.

Y como el día da para mucho, Marta también saca tiempo para dedicarse a ella y desconectar un poquito de ‘la vida en directo’ dentro del hospital. La hemos visto ir al gym a entrenar, que en el hospital no es lo mismo; luego fue a la peluquería para arreglarse su preciosa melena, y después pasó por un centro de estética para hacerse las uñas (con su respectiva foto en Instagram enseñándolas, claro). Y nada más volver al lado de su amado, Marta no dudó en salir a la terraza de la habitación para hacerse un video luciendo melenón y poniendo morritos.

Pero no todo va a ser vida de hospital, Marta sueña con volver a su vida normal junto a Kiko y compartir con él la vida de ensueño que tenían hasta hace una semana rodeados de lujos, así que esto días también publica instantáneas remember de ellos dos comiéndose a besos en lugares paradisíacos o fotos de ella misma posando en hoteles de lujo luciendo diseños de ensueño. No han sido pocos los tuiteros que han criticado la actitud de Marta durante estos días de preocupación por la salud de su novio. Muchos creen que está dando una imagen frívola (hasta se ha fotografiado con Kiko en la cama y él con él oxígeno puesto) ante la gravedad de la enfermedad de Kiko e incluso que podría estar aprovechando esto para hacer crecer el número de seguidores en Instagram (ya tiene 200.000).

Por lo que parece, Matamoros tendrá que pasar ingresado aún algunos días más en la clínica hasta que la infección que padece desaparezca por completo. Aunque él no es muy dado a usar sus redes en estos momentos, seguramente porque no tiene ganas de hacerlo dada su salud, parece que seguiremos informadísimos del día a día de la pareja en esta especie de ‘Gran Hermano hospitalario’ que está protagonizando Marta López.

Más historias que te pueden interesar: