Marlon Brando no tenía buena dicción y Al Pacino era bajito: el estudio no los quería en 'El Padrino'

En 1972, Francis Ford Coppola estrenaba la película que le consagraría como cineasta de primer orden e inauguraría una de las sagas cinematográficas más elogiadas de todos los tiempos: El padrino. Pero aunque hoy podamos creer que este título tan taquillero como intocable fue una apuesta segura para Paramount Pictures, lo cierto es que el estudio causó enormes quebraderos de cabeza a Coppola a lo largo de la producción… y particularmente durante el proceso de casting.

Y es que los dos rostros principales de la película, Marlon Brando y Al Pacino, no fueron en absoluto los primeros candidatos para interpretar a Vito Corleone y su hijo Michael, respectivamente. Pero en el caso de Pacino, la oposición de Paramount fue encarnizada y se prolongó más allá de la firma de su contrato –tanto, que coincidiendo con el 45º aniversario de la película, el actor recordó su rodaje como una experiencia incómoda e incluso desagradable. ¿Quieres saber por qué el estudio se oponía al fichaje de ambos actores?

Más historias que te pueden interesar:

Olivia de Havilland: la última leyenda viva de la edad de oro de Hollywood

Te recomendamos 7 clásicos de cine imprescindibles que probablemente no hayas visto

7 de las mejores películas para ver en soledad y aislamiento