Mark Wahlberg y su dieta de ayuno y madrugón: así construye músculo

Mark Wahlberg acaba de explicar su nueva dieta "reducida" que incluye dormir hasta las 3:30 de la mañana. El actor, que fue noticia hace unos años por su programa de alimentación y ejercicio, ha dejado de desayunar avena, mantequilla de cacahuete, arándanos y huevos... y ahora ayuna durante 18 horas al día.

Después de despertarse entre las 3:30 y las 4:00 de la mañana, el actor de de 51 años se toma un montón de suplementos y vitaminas, como la cúrcuma y las vitaminas C y D. Hace poco que ha empezado a beber cafés que utiliza para suprimir el apetito durante los largos ayunos, que suelen durar desde las 6 de la tarde hasta las 12 de la mañana del día siguiente.

Para los estándares de Mark y su transformación, esto es en realidad un paso atrás respecto a su anterior régimen de fitness, en el que se levantaba a las 2.30 de la mañana y hacía hasta ocho comidas al día. Pero el actor y empresario fitness, cuya fortuna se estima en 400 millones de dólares, afirma que la nueva versión le está dando "mejores resultados" sin tener que hacer tanto ejercicio cardiovascular ni pasar tanto tiempo en el gimnasio.

Se mudó a Las Vegas este año con su esposa Rhea Durham y sus cuatro hijos Ella, de 19 años, Michael, de 16, Brendan, de 14, y Grace, de 12, con el objetivo de dar a su familia el mejor estilo de vida. Anteriormente habían vivido en Los Ángeles. En una entrevista con el Wall Street Journal sobre su productividad, la estrella dijo que consigue lo máximo cuando es "consistente con mi rutina. Descansar lo suficiente y mantener la concentración. Mi espiritualidad y mi fe tienen que ser el centro de todo". Sobre el nuevo plan, añadió: "No tengo que hacer tanto cardio, no tengo que pasar tanto tiempo en el gimnasio y siento que estoy obteniendo mejores resultados".

A sus 50 años, y con un físico envidiable, su día comienza entre las 3.30 y las 4 de la mañana, antes de tomar un café sin leche y dirigirse al gimnasio. Trabaja durante una hora y media aproximadamente, variando los ejercicios en función de los papeles que vaya a interpretar. Sin embargo, generalmente el régimen se centra en el entrenamiento con pesas. También va al campo de golf antes de que su ventana para comer comience a mediodía y termine a las 18 horas. Los días en los que ha entrenado más en el gimnasio, el actor de reduce la ventana para comer una o dos horas más.

Wahlberg se inició en el ayuno intermitente gracias a su amigo y director de una agencia de comunicación, Ari Emanuel. Los seguidores de este método dicen que reduce la inflamación, disminuye el riesgo de padecer enfermedades como la artritis e incluso puede potenciar el crecimiento muscular al afectar a las hormonas. Pero también advierten de los desagradables efectos secundarios, como las punzadas de hambre, que tardan un mes en desaparecer mientras el cuerpo se adapta al cambio.

Se sabe que Wahlberg sigue una dieta rica en proteínas consistente en hamburguesas de pavo, claras de huevo, albóndigas y pollo. Sus fuentes de carbohidratos suelen ser el arroz, las patatas y la avena. El plan de dieta y el volumen de alimentos consumidos varían según si está intentando cambiar su cuerpo para un nuevo papel en el cine. Para su papel en Pain and Gain –la mejor película de The Rock hasta la fecha– en 2013, Wahlberg se dio un atracón de diez comidas al día para engordar unos 25 kilos, Pero para su papel de 2016 en Deepwater Horizon, en el que tenía que estar pesado y fuera de forma, pasó a atiborrarse de alimentos fritos, vino y cerveza. Sigue el ayuno intermitente unos cinco días a la semana como mínimo.

Y para relajarse, el actor dice que le gusta ir a nadar a un lago cercano. También acude a un fisioterapeuta para que le ayude con sus problemas de espalda.

También cuenta que su hora de acostarse está fijada en las 19.30 horas. "Por la mañana me levanto temprano, no hay nadie. Estoy revisando todos mis correos electrónicos para ponerme en contacto con todas las personas con las que trabajo en varios aspectos. Puedo hacer muchas de esas llamadas por la mañana, si voy y vengo del campo de golf o cuando estoy en el coche".