Mark Hamill no tenía idea de qué iba Star Wars hasta que la hizo

A más de cuarenta años del estreno de La guerra de las galaxias todavía siguen surgiendo curiosidades que desconocíamos. Y es que a su héroe protagonista, Mark Hamill, le encanta compartir anécdotas con los fans. Es uno de los actores más activos en redes sociales y acostumbra a responder a preguntas de sus seguidores casi a diario. Y la última revelación no tiene precio.

Autor: Remy De La Mauviniere; ©GTRESONLINE

Un presentador de CNBC llamado Carl Quintanilla compartió en Twitter un trozo de la primera prueba de cámaras que Harrison Ford y Mark Hamill hicieron juntos para George Lucas. En el vídeo aparecen compartiendo uno de los primeros diálogos de sus personajes en donde se ven claramente las características más importantes de los dos: la arrogancia de Han Solo y la humildad de Luke Skywalker. Se percibe en sus expresiones, voces, gestos y miradas.

Pero la historia que escondía aquella prueba es mucho más interesante y reveladora. El presentador americano pidió a Hamill si podía dar detalles de aquel momento del dúo. Y ni corto ni perezoso, Mark respondió y en cuestión de dos horas.

El actor de 67 años reveló que aquella prueba de cámaras se hizo “en el primer día” que Harrison y él se veían las caras. Jamás se habían conocido y seguramente ni se imaginaban que estaban a punto de adentrarse en una saga cinematográfica legendaria. Pero hay más. “Ninguno había leído el guion todavía” cuenta Mark, y que tan solo tenían las páginas de esa única escena. No sabían de qué iba la película, pero quién sabe la descripción que les dio George Lucas a los dos para que consiguieran captar la esencia del piloto y el futuro Jedi desde aquel primer día.

Le pregunté a George qué tipo de película era” continúa el intérprete pero Lucas le respondió “Tan solo hagámoslo y lo hablamos más tarde”.

“Nunca lo hablamos más tarde. Tan solo la hicimos” concluye Mark.

En apenas un día, el vídeo ya supera el millón de reproducciones demostrando que cuando se trata de la ópera espacial, el interés y la nostalgia no se termina con el paso del tiempo. Aquel día, George Lucas habrá visto justo lo que estaba buscando y el resultado fue un éxito sin precedentes hasta entonces que con un presupuesto de $11 millones se coronó como la película más taquillera de la historia en 1977, hasta que ET la superó en 1982. Incluso con sus ganancias ajustadas a la inflación, es la tercera producción más taquillera de la historia del cine.

George Lucas no quería a Harrison Ford en un principio ya que buscaba “rostros nuevos” tras haber trabajado con él en American Graffiti. Pero como mantenían una buena relación, le pidió si podía ayudarlo con los castings leyendo frases junto a otros actores. Pero al final, Lucas no pudo resistirse y vio que tenía delante de él al piloto del Halcón Milenario que estaba buscando. Y eso que tenía candidatos interesados como Kurt Russell, Nick Nolte, Sylvester Stallone, Bill Murray, Christopher Walken, Burt Reynolds, Jack Nicholson, Al Pacino, Steve Martin y Chevy Chase.

En el caso de Luke, el director buscaba actores que pudieran proyectar inteligencia e integridad. Y a pesar de no entender los conceptos universales que tenía el guion, Mark Hamill hizo el casting leyendo sus frases de forma sincera convenciendo así a Lucas, que optó por él por encima de William Katt.

Lucas pasó varios años creando la historia espacial inspirado por el rechazo de no poder comprar los derechos de Flash Gordon -quería hacer su propia saga-.. Comenzó a escribir la idea en enero de 1973 durante ocho horas al día, cinco días a la semana. United Artists, Universal Pictures y Walt Disney rechazaron la idea tras ver la presentación de 13 páginas que Lucas preparó para los estudios. Pero en junio del mismo año lograba convencer al jefe de 20th Century Fox, y gracias al éxito de American Graffiti semanas más tarde, aseguró la producción de una secuela en el contrato.

Imagen del cartel promocional de La guerra de las galaxias (1977)

Tres años después, en enero de 1976, firmó el cuarto borrador que se convertiría en el libreto final, y dos meses más tarde comenzaba el rodaje con su propia compañía de efectos visuales, Industrial Light & Magic, que fundó especialmente para crear la visión espacial que imaginaba tras descubrir que el departamento de efectos en Fox había sido desmantelado.

Lo que consiguió hizo historia. Si bien George Lucas solo ha dirigido seis largometrajes -THX 1138, American Graffiti y cuatro entregas galácticas- y no ha vuelto a dirigir desde el final de la trilogía-precuela con La venganza de los Sith en 2005, su creación abrió una saga que terminaría convirtiéndose en una marca propia que todavía sigue generando producciones y taquilla. El 20 de diciembre nos tocará ver el final definitivo con Star Wars: el ascenso de Skywalker y el próximo año comenzará una nueva etapa con la serie The Mandalorian que dirige Jon Favreau. Además, el universo cinematográfico seguirá expandiéndose con historias nuevas: primero con una trilogía de los creadores de Juegos de Tronos que verá la luz en 2022, 2024 y 2026. Mientras Rian Johnson (Los últimos Jedi) prepara otra trilogía y Laeta Kalogridis escribe la primera entrega de una posible tercera trilogía basada en los cómics de Caballeros de la Antigua República.

Para seguir leyendo:

Un actor de Star Wars revela que Harrison Ford intentó que le despidieran

Harrison Ford dedica a Peter Mayhew (Chewbacca) la nueva atracción de Star Wars en Disneyland

JJ Abrams afirma que comprenderemos el título de Episodio IX cuando hayamos visto la película

Luke Skywalker volverá como fantasma de la Fuerza en Star Wars: Episodio IX