Mario Biondo: los padres del ex de Raquel Sánchez Silva aportan más pruebas sobre su presunto asesinato

Anna Sanchez
·3 min de lectura
TAORMINA, ITALY - JUNE 22:  Raquel Sanchez Silva and Mario Biondo are seen getting married on June 22, 2012 in Taormina, Italy.  (Photo by Europa Press via Getty Images)
La familia de Mario Biondo consigue que el tribunal delibere (Photo by Europa Press via Getty Images)

El caso de la trágica muerte del cámara de televisión Mario Biondo toma un nuevo giro gracias a la insistencia de sus progenitores. Santina y Pippo siguen sosteniendo que nadie les ha demostrado hasta el momento que su hijo se suicidara y, como es normal, claman justicia.

Todo lo que rodea la muerte del difunto marido de la presentadora de televisión Raquel Sánchez Silva ha cobrado, desde hace años, un aire más que sospechoso. Pruebas mal etiquetadas, tres autopsias a su cuerpo, un caso rápidamente cerrado por la justicia española y reabierto por la italiana… pero, por ahora, el asunto sigue sin tener un veredicto final.

Mario falleció el 30 de mayo de 2013 cuando le encontraron ahorcado en el comedor de su vivienda, sin embargo, siete años después sus padres siguen apelando a la justicia palermitana para que se esclarezca lo que de verdad pasó aquel fatídico día.

Santina y Pippo están convencidos de que su hijo fue asesinado y se preparó todo el escenario para que pareciera un suicidio. Hace pocos días tuvo lugar en Palermo una nueva vista sobre el caso que, lejos de quedar archivado podría ser reabierto y reaviva los acontecimientos gracias a las nuevas pruebas.

La madre del cámara, luchadora incansable, tiene de su lado al ex esposo de la cantante Mónica Naranjo que es criminólogo profesional y es experto en trazar perfiles de criminales. Óscar Tarruela, que así se llama, también sostiene que Mario Biondo fue asesinado.

Hace unas semanas Óscar explicó en Twitter que había entregado un informe pericia dirigido al Tribunal de Palermo “sobre el asesinato de Mario Biondo”, escribía. Y añadía: “Esperemos que la justicia nos conceda más tiempo y haga caso a nuestras peticiones judiciales”… y así ha sido por el momento.

En dicho informe se incluía una reconstrucción de la escena en vídeo creada en 2 dimensiones para demostrar así que Mario murió contra su voluntad y asesinado por otras personas. Los juzgados han aceptado las nuevas pruebas y, por lo tanto, el caso no se da por cerrado dado que la jueza considera que dichas aportaciones deben ser estudiadas en profundidad.

Así, el caso se alarga a la espera de un veredicto final que, por el momento, sigue sin llegar. Son siete largos años de sufrimiento para la familia del ex cámara de televisión y ese desgaste emocional les pasa factura pero rendirse no es una opción para ellos.

Ahora que han conseguido que el tribunal italiano deba deliberar sobre las nuevas pruebas, un hilo a la esperanza se abre ante Santina y Pippo que esperan ver reabierto el caso Biondo, quizá, en los próximos meses.

Tarruela insiste en que: “El caso se archivó hace años en España, lo reabrió la fiscalía italiana tras ver indicios de asesinato y mi equipo y otros criminalistas de España e Italia hemos determinado también que es un asesinato y hemos aportado nuevas pruebas y nuevas peticiones judiciales que se deberían haber realizado en el periodo de instrucción en España”, recoge Look.

Si finalmente el tribunal decide reabrir el caso, significa que tienen consciencia de que Mario podría haber sido asesinado y eso complicaría mucho el papel de Raquel Sánchez Silva en toda esta historia dado que, cuando Biondo falleció, ella acató el suicidio y quiso pasar página… una página que ahora, quizá deberá reabrir.

Más historias que te pueden interesar

Mario Biondo: Su tercera autopsia retrasada por un 'imprevisto importante'

El caso Biondo, marido de Raquel Sánchez Silva, se reabre con una tercera autopsia en Italia

Admitida la querella de los padres de Mario Biondo contra el forense que le hizo la autopsia