Marina Castaño llama bipolar a Esther Doña

marina castaño y esther doña
Marina Castaño estalla contra Esther DoñaGtres

"Esther Doña es bipolar, toma tratamientos antidepresivos, pero los mezcla con alcohol". Estas han sido las sorprendentes palabras de Marina Castaño en 'Espejo Público' cuando le han preguntado por la viuda de fallecido Marqués de Griñón, del que la escritora era íntima amiga.

Cristina Castaño, colaboradora de 'Espejo público', ha dado detalles hasta ahora desconocidos de Esther Doña. "He sido amiguísima del marqués de Griñón, fue mi primero amigo al llegar a Madrid. No voy a contar todo lo que me contaba, lo siento pero por respeto a su memoria", ha comentado la escritora.

"Esther Doña es bipolar, toma tratamientos antidepresivos, pero los mezcla con alcohol y eso es muy mala cosa. Por eso tiene esos arrebatos tan escandalosos que tuvo con Carlos en mi presencia tantísimas veces", aseguraba Marina.

marina castaño, en 'espejo público'
Captura TV

La viuda de Camilo José Cela conoce bien a Esther. "Ellos (Esther Doña y Carlos Falcó) venían mucho a mi casa, cuando tenían un acontecimiento en Madrid se quedaban a dormir en mi casa. De hecho, en mi casa la habitación donde dormían se quedó como 'la habitación de Griñón'", explicaba la periodista, que también ha contado que Esther "tiene ese problema de bipolaridad. Carlos decía tengo que darle otra oportunidad, no me parece justo romper. Pero en muchas ocasiones estuvieron a punto de romper".

Marina Castaño también ha hecho referencia a uno de los capítulos más oscuros del matrimonio, cuando él acabó en el calabozo. "Fue cuando me dijo tengo que darle otra oportunidad. Ya sabes que Esther está medicada, pero claro comete el error de tomar gin tonic", afirma la periodista que le confesó Carlos Falcó.

Esther aclara su bronca con el juez Pedraz

Esther Doña, colaboradora de 'Y ahora Sonsoles', está en boca de todos después de salir a luz la gran bronca que habría tenido con el juez Santiago Pedraz y que habría derivado en la rutpura de la pareja, que ya tenía planes de boda. Ha sido en el programa de Sonsoles Ónega donde ha aclarado qué pasó realmente. "Esa discusión no fue en un yate, fue en la casa y esa discusión la tenemos él y yo por unas cuestiones en las que no llegábamos a un acuerdo, no nos entendíamos pero eso queda para él y para mí y si él quiere que lo cuente", ha contado.

Ella parece haber pasado página. Recientemente ha declarado que no tiene ganas de enamorarse y añadía: "No tengo miedo a nada, yo estoy feliz, haciendo mi vida".