Marilyn Monroe y el 'otro' triste final de su vida del que nadie habla

·6 min de lectura

El 4 de agosto se cumplen 60 años de la muerte de Marilyn Monroe, un día que quedó grabado a fuego en la historia de la cultura popular entre el adiós a un icono y teorías conspiratorias. Pero más allá de las dudas que rodean al caso, lo cierto es que la actriz tenía 36 años y estaba viviendo una etapa difícil. El consumo de barbitúricos sumado a sus problemas personales llevaban circulando por Hollywood con todo tipo de rumores, siendo suspendida del rodaje de Something’s got to give poco antes de morir debido a sus ausencias constante acusando fiebre y sinusitis.

No obstante, a pesar de los traumas y adicciones que acechaban su vida personal, a ojos del mundo Marilyn murió cuando estaba en la cima profesional, habiendo aparecido en 29 largometrajes y siendo una de las estrellas internacionales más populares de la era. Sin embargo, pocos saben que murió sin la fortuna de una estrella de su calibre. Aparentemente ni siquiera había suficiente en sus cuentas bancarias como para pagar su funeral.

La estrella de cine estadounidense Marilyn Monroe (1926 - 1962) fuera de su casa en Englefield Green. (Foto de Evening Standard/Getty Images)
La estrella de cine estadounidense Marilyn Monroe (1926 - 1962) fuera de su casa en Englefield Green. (Foto de Evening Standard/Getty Images)

Netflix estrenará Blonde el próximo 23 de septiembre, la biografía sobre la actriz protagonizada por Ana de Armas que seguirá levantando el velo para descubrir a la mujer detrás del icono. Una andadura que la plataforma comenzó previamente a través del documental El misterio de Marilyn Monroe; las cintas inéditas, contando una investigación que recopila su carrera, traumas y muerte. Lo cierto es que Blonde llega con mucha expectación entre el público y la crítica, ansiosos por descubrir la interpretación de la actriz cubana pero también el retrato que el director Andrew Dominik hace del mito. Un retrato que, al parecer, humanizará al personaje desde un ojo femenino e íntimo.

La película está basada en la biografía escrita por Joyce Carol Oates, una obra publicada en el año 2000 donde la escritora explora cómo la actriz perdió su identidad al transformarse en sex-symbol. Pues bien, debido a su extensa investigación, la escritora de 84 años cuenta con todo tipo de información. Y uno de los datos que acaba de revelar es que Marilyn murió casi sin dinero en sus cuentas porque quienes hicieron dinero con ella fueron los hombres de la industria.

Ganó fama en el mundo, pero no es una identidad con la que puedas vivir. Sino que es algo que hizo mucho dinero a muchos hombres, pero no tanto para ella. Cuando murió a los 36, no tenía suficiente dinero para un funeral en condiciones” dijo la escritora en el Festival de Cine Fantástico de Suiza, según recoge Variety.

Además, Oates reflexiona sobre la frustración que habrá sentido Marilyn antes de morir, viendo cómo Hollywood seguía dándole los mismos papeles de “rubia tonta” cuando se acercaba a los 40. “Mucha gente dice que se suicidó. Yo no pienso necesariamente eso. Creo que puede haber muerto de algo como desesperación extrema” sentencia.

Fue su exmarido, Joe DiMaggio, quien asumió la planificación del funeral de Marilyn, haciéndose cargo del evento y prohibiendo el ingreso de muchos productores, directores y actores. Incluso vetó a los mismísimos Kennedy. Su obsesión o amor incondicional (según como se mire) lo llevó a cumplir la promesa que le hizo a la actriz en vida: durante 27 años y hasta su muerte en 1999, le envió media docena de rosas rojas a su tumba. Tres veces por semana.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

A raíz de las palabras de Joyce Carol Oates me dispuse a buscar más información, topándome con datos reveladores.

¿Cuánto cobró Marilyn en vida? Según las biografías de iMDB que reflejan dichos datos, Marilyn padeció la desigualdad de la industria. Después de llevar varios años ganando $100.000 por película (History of Yesterday), consiguió subir su caché en el clásico Vidas rebeldes (1961) -cuando ya estaba en la cima de su carrera- cobrando $300.000, aunque su compañero Clark Gable se llevó $750.000 más unos $58.000 extra por cada semana añadida al rodaje. Sin embargo, la actriz se enfrentó en varias ocasiones a los estudios consiguiendo en ciertas producciones un salario mayor. De todos modos, su lucha principal estuvo centrada en lograr más independencia en la elección de proyectos, roles y con qué directores o actores trabajar.

Según Celebrity Net Worth, ganó "algo menos de $3 millones" por toda su carrera en el cine, aunque esa misma filmografía llenara las arcas de Hollywood con creces. De todos modos, la actriz no habría sido precisamente cuidadosa con su dinero. Solía gastar en joyas, ropa, amigos y empleados, hospedándose en hoteles durante gran parte de su vida. Es más, no compró su primera y única casa hasta poco antes de su muerte en 1962.

En resumen, su filmografía habrá amasado $200 millones a las arcas de Hollywood de su época (LA Times), pero al morir Marilyn solo tenía $800.000 en su poder (unos $7 millones en la actualidad). Sin embargo, una vez que saldaron sus deudas, solo quedaron $370.000. Una cifra que, para una estrella de su calibre, resulta irrisoria.

Lo que quedó fue distribuido según su testamento dejando $10.000 a su asistente y hermanastra, Berniece Miracle, junto a un fondo fiduciario de $5.000 para la educación del hijo de esta. Además, dejó otros $100.000 para el cuidado de su madre Gladys Baker, quien lidió con enfermedades mentales toda su vida. En cuanto a sus propiedades físicas, repartió el 25% de los derechos de su propiedad intelectual a su psicóloga, la Dra. Marianne Kris, y el resto a su coach, el reputado Lee Strasberg y su esposa Paula. Dos personas muy cercanas a ella. Años más tarde, tras la muerte de Kris, su participación fue para el Centro Anna Freud en Londres (ahora llamado Centro Nacional Anna Freud para Niños y Familias ) de la hija de Sigmund Freud.

No obstante, Paula Strasberg falleció cuatro años después de la muerte de Marilyn (en 1966) y su marido volvió a casarse en 1967 con una venezolana llamada Anna Mizhari. Al morir el coach en 1982 a los 80, el patrimonio de Marilyn pasó entonces a esta mujer que jamás conoció a la actriz. Hablamos de su imagen, pertenencias y todo lo que esto conlleva.

Anna le sacó partido cerrando licencias para el uso de la imagen de Monroe con diferentes productos y marcas, además de subastar pertenencias a lo largo de los años. Fue ella quien convirtió a Marilyn en una de las famosas mejor pagadas del mundo. Entre 1996 y 2000, Anna ganó más de 7,5 millones de dólares en licencias, sin embargo, después de varias demandas, terminó vendiendo su participación a Authentic Brands Group en 2011 por una cifra estimada entre $20 y $30 millones.

Ana de Armas como Marilyn Monroe en 'Blonde'. Cr. Netflix © 2022
Ana de Armas como Marilyn Monroe en 'Blonde'. Cr. Netflix © 2022

Resulta increíble que una estrella como Marilyn Monroe falleciera con una fortuna tan mínima para una figura de su talla en Hollywood. Sobre todo cuando lo comparamos con la leyenda de su figura y ese rostro mítico de la cultura pop que desde hace décadas ilustra camisetas, cuadros, tazas y un largo etcétera.

Quizás no lo sepan, pero Marilyn apareció durante varios años en la lista de las estrellas mejor pagadas de Forbes, al menos hasta 2020. En dicho año ocupó la plaza numero 13 con $8 millones generados, dado que su imagen se utilizó en más de 100 marcas, como Lego y Dolce & Gabbana.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente