Marian Mathias busca la Concha de Oro con la melancólica "Runner"

·2 min de lectura

San Sebastián, 17 sep (EFE).- La cineasta estadounidense Marian Mathias (Chicago, 1988) ha abierto este sábado la competición por la Concha de Oro con "Runner", una opera prima de trama minimalista y tono melancólico que gira en torno a la soledad y a la frágil esperanza en la conexión humana.

Con el paisaje árido del Medio Oeste americano de fondo, una joven llamada Haas -que significa conejo o corredor en alemán, según ella misma aclara- se enfrenta a la repentina muerte de su padre alcohólico, que la deja sola, con un cúmulo de deudas pendientes y una amenaza de desahucio.

Haaas (Hannah Schiller) emprende un viaje para enterrarle y gracias a que los trámites se demoran debido al mal tiempo, tiene ocasión de conocer a un joven con quien siente una repentina conexión, tan ilusionante como efímera.

Más poética que narrativa, "Runner" tiene una fuerte influencia pictórica en sus encuadres, que recuerdan a las pinturas de Andrew Wyeth, una referencia que la directora ha reconocido haber tenido muy presente, en concreto su cuadro más conocido, "Christina's world".

Mathias estudió Bellas Artes en la NYU Tisch School of the Arts y ha dirigido los cortometrajes "Two tomatoes" (2012), "Palisades" (2016) y "Give Up The Ghost" (2017), que formó parte de la selección oficial del Festival de Cannes.

Sobre "Runner", un proyecto que salió de la residencia Cinéfondation de Cannes, ha dicho que ha sido un filme "catártico" para ella. "Me ayudó a entenderme a mi misma y mis relaciones, ojalá resuene en otros, yo siento que he crecido en el proceso".

Su tono "elegíaco" e "intemporal" responde a que muchas de esas ciudades del Medio Oeste americano parecen "suspendidas en el tiempo".

También ha resaltado la importancia que tienen los "voyeurs", los vecinos del pueblo que se compadecen de la joven, pero también imponen sobre ella sus propios miedos.

Y ha explicado que trabajó con un guion mínimo, con pocos diálogos pero con muchas imágenes claras en su cabeza. Como le imponía escribir un guion al estilo tradicional, pensó en el formato de una carta y en cada escena como si fuera una frase.

Mathias está trabajando ya en su próximo proyecto del que ha desvelado el título, "Loneliness as horror" en la que se aproximará a ese género.

(c) Agencia EFE