Mariachis, toros y fuegos artificiales, el hijo de Espartaco y Patricia Rato celebra su mayoría de edad

Belén Nava M.

Fue a finales de noviembre cuando llegó a la mayoría de edad, pero Juan -hijo menor de Juan Antonio Ruiz 'Espartaco' y Patricia Rato- no lo había celebrado hasta ahora. Una vez que la etapa de exámenes universitarios ha acabado, el hijo menor del exdiestro ha citado a sus familiares y amigos en Dehesa Majavieja, la finca que posee su padre en la localidad hispalense de Constantina, para brindar a su lado por estos 18 años. Coincidiendo con el día de Andalucía, el joven, que actualmente estudia Farmacia en la Universidad de Navarra, ha regresado a Sevilla para rodearse de las personas que forman parte de su vida y festejar con ellos esta nueva vuelta al sol.


Juan Ruiz de Rato

En la finca familiar, que estaba adornada para la ocasión con un photocall hecho con imágenes que repasaban los 18 años de Juan, se instalaban unas carpas para acoger el inicio de una inolvidable velada en la que la diversión y las emociones fueron una constante. El hermano de Alejandra e Isabella Ruiz Rato, quienes también estaban presentes, comenzó a celebrar su cumpleaños con una cena en la que los invitados -para los que el dress code parecía marcar vestido largo para ellas y esmoquin para ellos- se dispusieron en mesas redondas y degustaron algunos productos tradicionales como el jamón serrano. Además, durante la sobremesa, un grupo de mariachis amenizó la fiesta e incluso puso en pie al anfitrión y a su padre, con el que entonó canciones tan emblemáticas como Mátalas, de Alejandro Fernández.


juan-rato-ig2

Cuando las rancheras llegaron a su fin, Juan trasladaba a todos sus invitados al tentadero, donde demostró que lleva la tauromaquia en los genes a pesar de que no ha seguido los pasos de su padre. Por el momento no se dedica a ello de manera profesional aunque sí es un gran aficionado que entrena siempre que está en Sevilla. El joven pisaba el albero con un traje corto y con un capote toreaba uno de los ejemplares de la ganaderia de Espartaco, con el que posaba protagonizando una bonita foto -a la que se sumaba Pepín Liria- que todos los allí presentes quisieron inmortalizar. "Olé", "bien" o "vamos a rematar" fueron solo algunas de las frases que el protagonista de la velada recibió en la plaza.


juan-rato-ig3

La recta final de la noche, que se alargó hasta bien entrada la madrugada, dio comienzo con un emotivo momento.  Los invitados formaban un círculo alrededor de Juan y su madre, Patricia Rato, muy elegante con un vestido negro. Ambos bailaban juntos y muy cariñosos al ritmo de This is where I belong, un tema de Bryan Adams. Después del 'vals' quedaba oficialmente inaugurada la fiesta, en la que tanto el cumpleañero como los suyos bailaron a ritmo de reguetón y se movieron con algunas de las canciones del momento. Como colofón se tiraron unos fuegos artificiales.

Un chico familiar y amante de la naturaleza

A pesar de la popularidad de sus padres, Juan ha optado por vivir alejado del foco mediático. Actualmente tiene su residencia fijada en Pamplona para cursar sus estudios pero se desplaza con frecuencia a Sevilla para estar con sus seres queridos y disfrutar de una de sus grandes pasiones, el campo. Siempre que está en la capital hispalense, el joven comparte imágenes con los animales que tienen en la finca -caballos, toros...- e invita a sus amigos a estar con él en la Dehesa Majavieja, donde su padre cría toros bravos desde que en 2015 se cortó la coleta.


juan-rato-ig4

Juan está muy unido tanto a sus padres como a sus dos hermanas mayores, a las que suele dedicar palabras de cariño y admiración en redes sociales. "Siempre y para siempre", decía recientemente con una foto de la infancia.  Alejandra, de 28 años, se encarga de la gestión turística de la finca familiar, en la que organiza eventos corporativos y otras actividades. La hija mayor de Espartaco y Patricia Rato comparte su vida con Ernesto de Novales -director de la agencia de publicidad NODO-, quien también se lleva muy bien con Juan. Por su parte, Isabella, de 25 años, a la que en casa llaman cariñosamente Chispi, vive en Madrid y ejerce como abogada mercantil tras licenciarse en Derecho y hacer un Doble Máster de Acceso a la Abogacía  Asesoría Jurídica de Empresas.


juan-rato-ig5