María Teresa Campos revela la angustia que sufre Terelu en la cuarentena: "Le aterroriza que me dé algo"

Cine 54
·3 min de lectura

El pasado 14 de marzo el presidente del Gobierno decretó el estado de alarma por la crisis del coronavirus y María Teresa Campos se ha instalado en casa de Terelu después de unos días de cuarentena autoimpuesta en su propio domicilio y hasta pasando por el de Carmen Borrego. La veterana periodista ha concedido una entrevista en exclusiva a Lecturas donde revela la angustia que sufre su hija mayor que ha extremado las precauciones y mantiene con la comunicadora de 78 años la distancia de seguridad dentro del hogar.

(©Mediaset)
(©Mediaset)

María Teresa Campos se encuentra confinada en casa de su hija Terelu y ha aprovechado para relatar en las páginas de Lecturas la angustia con la que vive la crisis del coronavirus que ha puesto en alerta al mundo, y especialmente a España: "Creo que los que todavía estamos con salud en casa somos unos privilegiados. ¡Lo que nos está pasando es una cosa terrible! (...) ¡Me ha dado una pena la cantidad de personas que han muerto, y las que yo conocía… y familiares de amigos!".

Lo cierto es que María Teresa Campos fue de las primeras personas en confinarse y de ver las orejas al lobo por recomendación del doctor Calvo, su médico de confianza, por lo que optó por no acudir a un estreno al que estaba invitada días antes de que se decretara el estado de alarma. "Ya llevaba días oyendo hablar del virus y me di cuenta de que salir a la calle era peligroso".

"Me fui unos días con Carmen. Como Terelu había estado rodando con mucha gente días antes, no se fiaba. Cuando pasó un tiempo prudencial, me vine a su casa", ha explicado a la par que ha añadido que el confinamiento con la madre de Alejandra Rubio está yendo sobre ruedas: "Estoy súper cuidada, tanto que no quiero ni mirarme al espejo, porque como Terelu no deja que entre nadie en esta casa, ni con mascarilla ni sin mascarilla, no me puedo poner un tinte ni cortar el pelo". Eso sí, tiene el deseo de que Gustavo, su hombre de confianza, pueda llevarle un tiente y que así su hija pueda teñirle el pelo.

La presentadora ha explicado que Terelu no le deja tener contacto con nadie que venga del exterior, una decisión precavida ya que se encuentra dentro del grupo de riesgo por sus problemas de salud previos y su edad. No obstante, el propio miedo de su hija, con la que ha compartido tantos momentos, le llena de angustia: "Terelu lo pasa mal. Es como si hubiera asumido esa responsabilidad. ¡Es tan cuidadosa de todo! (...) A ver como lo digo, me dan ganas de llorar, ¡a ella le aterroriza que a mí me dé algo! No puedo entrar en contacto con nadie que haya estado en la calle ni entrar en la cocina. Con la persona que yo me he traído, con Sonia, sí porque lleva confinada conmigo en mi casa desde el principio".

De hecho, Terelu está siendo tan estricta con las medidas que, como su madre ha tenido tentaciones de darle un beso, ésta ha optado por compartir el cariño con su mascota: "Los besos se los doy a la perra porque los perros no contagian nada".

En definitiva, María Teresa Campos está muy concienciada con la situación que atraviesa el país y se está cuidando mucho de no contagiarse con la esperanza de que la curva y, sobre todo, el número de fallecidos comience a descender.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset