María Teresa Campos bromea con la “muerte” de Edmundo Arrocet

Maria Teresa Campos se toma con humor la desaparición de Edmundo Arrocet (Photo by Oscar Gonzalez/NurPhoto via Getty Images)


Al mal tiempo, ¡ironía! Maria Teresa Campos ha hecho gala de su agudo sentido del humor en una intervención televisiva tras la ruptura y posterior ‘desaparición’ de Edmundo Arrocet.

La matriarca del clan Campos ha sido la invitada en el programa ‘La Resistencia’ y, dicho sea de paso, ha sido una gozada verla mejor de ánimo, profesional como siempre, saliendo del hoyo que supuso el final de la relación con Bigote Arrocet.

Tras la traición del humorista en el funeral televisivo de Teresa hace pocos días ella ha querido replicar públicamente dando un guantazo sin mano a su ya ex novio. A la periodista se le da muy bien la ironía y, de hecho, una de las cualidades de su manera de ser que agrada a sus seguidores es el sentido del humor.

María Teresa se sentaba junto a David Broncano mejor acompañada que nunca, por sus dos hijas, Terelu Campos y Carmen Borrego que ya se posicionó públicamente contra Edmundo Arrocet por lo que ella considera una actitud cruel con su madre.

El caso es que, tras hacer varios gags televisivos como repartir embutidos o bailar reggaetón (¡al loro con La Campos!) llegó el momento de hablar sobre “El Cielo Puede Esperar”, programa en el cual Edmundo lloró de emoción por lo enamorado que estaba de su ‘viejita’ a pocos días de romper su relación con ella del peor modo posible, por mensaje.


Edmundo Arrocet no ha visto a Teresa Campos desde que la dejó (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)


Haciendo alusión al programa, Teresa lanzó dardos envenenados a su ex. Cuando le preguntaron si le gusta salir de noche, ella respondía: “Yo no salgo, es que estoy de luto.” Entonces el presentador, ajeno a su ruptura con Arrocet, le preguntaba que porqué estaba de luto.

María Teresa, aguda como es, respondía riéndose abiertamente “¡Por el muerto!” y acuña: “Me llamó el canal de Movistar para grabar un falso funeral mío, que lo pasé genial, pero yo creía que ese era mi funeral y me he dado cuenta que debe ser el del otro porque no lo he vuelto a ver, ¡se habrá muerto!”.

David, que seguía sin pillar la broma de la Campos dijo “supongo que es algo metafórico y no se ha muerto nadie, ¿no?” a lo que la presentadora respondía a carcajada limpia: “No hombre no, me imagino que no y no se lo deseo”.

¿Esconde el humor punzante de María Teresa Campos el dolor que todavía siente por cómo se ha comportado Bigote? ¿O quizá, es un modo de superar su inesperada ruptura?


Más historias que te pueden interesar

Edmundo Arrocet vuelve a España y no quiere ni ver a María Teresa Campos

¿Sabía María Teresa que su hija iba a criticar a Edmundo?

Bigote Arrocet no acude a la prueba de paternidad ante el juez