Maria Bakalova, de Hollywood con "Borat" a Cannes con "Women do cry"

·3 min de lectura

Cannes (Francia), 14 jul (EFE).- Ha pasado menos de un año desde el estreno de "Borat Subsequent Moviefilm", película por la que Maria Bakalova fue nominada al Oscar, y la actriz búlgara avanza con fuerza en su carrera con "Women do cry", proyectada este miércoles en el Festival de Cannes.

Bakalova, de 25 años, empezó de hecho el rodaje de este segundo largometraje antes de que la llamaran para la secuela de "Borat", donde su personaje de Tutar, hija del protagonista (Sacha Baron Cohen), le dio fama internacional.

En uno y otro proyecto la actriz acabó inmersa en escenas improvisadas, sin guión, que pusieron a prueba su capacidad de responder a las reacciones de la gente.

"Tienes que confiar en los directores. Ver su visión y creer en ellos, porque si hay una buena colaboración entre el cineasta y el actor puedes conseguir cosas que ni imaginabas", cuenta la intérprete a Efe.

En "Women do cry", de las también búlgaras Mina Mileva y Vesela Kazakova y estrenada en la sección oficial Una Cierta Mirada de Cannes, Bakalova interpreta a una joven que se contagia por el VIH. El miedo y la exclusión que provoca esa noticia es solo una pieza más del puzzle con el que la cinta critica a la sociedad patriarcal.

Habla también de la identidad de género o de la depresión posparto. De temas serios, dice la actriz, pero lo hace con humor, con una mezcla de comedia y tragedia que se queda con lo mejor de cada registro.

Las directoras eligieron a la intérprete para el rol protagonista por su capacidad para "llegar a lo extremo", señala Mileva.

La propia Bakalova reconoce que se deja llevar y admite que especialmente el papel de Tutar la cambió como persona: "Soy muy precavida, pero como actriz puedo hacer lo que me pidan. No me preocupa, confío en el proceso. Es mi deber. Pero eso me hizo ser más atrevida".

El reconocimiento asociado a ese rol también le ha hecho ser más consciente de sus responsabilidades públicas en un momento en que las redes sociales la pusieron en el ojo público, pero a nivel profesional dice seguir guiándose por la intuición.

"A veces sorprendo a mi equipo, porque puede que sea una película muy muy pequeña o un cortometraje", señala.

La actriz reside actualmente en Los Ángeles y ve como un honor estar en el Festival de Cannes, que celebra su 74 edición del 6 al 17 de julio.

Especialmente con una película coral de mujeres que se posiciona en defensa de lo diferente: "Seguimos separándonos unos de otros por nuestras diferencias, cuando deberían ser las que nos unen, porque son las que nos hacen únicos".

También la directora, Mileva, confía en que este filme contribuya a derribar miradas retrógradas.

"Esperamos que pueda cambiar algo en la mentalidad de la gente y en su percepción. Es una ficción inspirada en hechos reales. Tuvimos que trabajar mucho para encontrar el equilibrio entre lo real y lo inventado", señala.

Una Cierta Mirada ha puesto su foco en la cinematografía novel y proyectará, entre otras, "Noche de Fuego", de la mexicana-salvadoreña Tatiana Huezo, o "La civil", cinta de la rumana Teodora Mihai coproducida por el mexicano Michel Franco.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente