Mari Ángeles Grajal se deshace de la joya de la corona de Jaime Ostos

·3 min de lectura
MADRID, SPAIN - MAY 14: Mari Ángeles Grajal (L) and Jaime Ostos (R) attend the wedding of the Spanish singer Lolita and the Cuban actor Pablo Duran on May 14, 2010 in Madrid, Spain.  (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)
Mari Ángeles Grajal vende la casa que compartía con Jaime Ostos

(Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)

La viuda de Jaime Ostos, Mari Ángeles Grajal, enfrenta este duro año 2022 intentando sobrellevar el luto tras el fallecimiento de su marido.

Mari Ángeles lo ha pasado (y seguramente pasa) muy mal con la repentina muerte de Ostos durante un viaje a Bogotá, Colombia. El torero se encontraba junto a su mujer y unos amigos disfrutando una escapada navideña cuando un infarto le sobrevino y falleció.

Ahora Mari Ángeles Grajal ha tomado una difícil decisión y, según recoge la revista ‘Semana’, ha vendido el que fue su hogar junto a Ostos, dos meses después de que él muriera. Fueron más de cuarenta años junto a Jaime Ostos y eso es equivalente a cientos de recuerdos que ahora la deben hacer tanto sonreír como llorar.

Cuando alguien fallece, en su casa hay pedacitos de él o ella por todas partes y eso no es sencillo de procesar para la pareja o ser querido que queda en soledad, entre esas cuatro paredes. El semanario asegura que la viuda ha tomado la decisión más radical de deshacerse de su imponente chalet en Villaviciosa de Odón.

Grajal ha puesto a la venta la propiedad del matrimonio y ‘Sálvame’ comunicó que el estado de dicho chalet no era idóneo sino que necesitaba arreglos cosa que ha dolido a Mari Ángeles que ha salido en defensa de su hogar: “La gente que ha puesto eso tiene muy mala idea. Yo sé que vende mucho más poner eso que poner que la casa es estupenda, pero me da igual”, recoge el citado medio.

Con mucho pesar, la madre de Jacobo Ostos se desprende así de uno de los lugares donde fue más feliz junto a su marido pero el peso de los recuerdos en cada rincón, le puede y por eso entre otras cosas habría decidido tomar la decisión de venderlo.

MADRID, SPAIN - JANUARY 12: Mari Angeles Grajal with her son, Jacobo Ostos, on January 12, 2022, in Madrid, Spain. (Photo By Angel Diaz Briñas/Europa Press via Getty Images)
Jacobo Ostos es el gran apoyo de su madre en estos duros meses (Photo By Angel Diaz Briñas/Europa Press via Getty Images)

Por otra parte es una casa enorme y para ella sola es demasiado. Mari Ángeles prefiere vivir en un lugar más pequeño y adaptado a su nueva situación vital que atraviesa con el apoyo incondicional de sus amigas de siempre y de Jacobo porque, al volver del fatídico viaje a Colombia, aseguró estar completamente rota: “Estoy hundida, muy hundida. Gracias a mis amigas que me acompañan todo el rato”, comentaba a la prensa llorando.

Con el paso del tiempo Mari Ángeles se centra en su profesión y en su vida sin Jaime, intentando sobreponerse y, además, con gran valentía sigue acudiendo a eventos relacionados con la gran pasión de su difunto marido, el mundo del toro.

Creo que el hecho de que Grajal siga yendo a este tipo de actos es como un tributo póstumo a algo que a Jaime le hubiese gustado. Sin ir más lejos, esta misma semana, pudimos verla en la corrida de la Primavera de Illescas así como presentando los carteles de la feria de San Isidro, en las ventas.

Cuando Mari Ángeles venda el chalet espera otro durísimo paso que llevar a cabo, enfrentarse a una mudanza llena de fotografías objetos que removerán sus entrañas repletas de recuerdos de tiempos mejores junto al amor de su vida pero, tras pasar todo ese luto, logrará salir adelante con toda su fortaleza y el cariño de sus seres queridos que no la dejan sola ni un momento.