La conmovedora historia de dolor de Marco Antonio Regil y su ejemplo de integridad bajo presión

·4 min de lectura

Como espectadores que no estamos directamente vinculados con una celebridad, pensamos que tal como los vemos en televisión, internet o revistas, es como son; que su humor es siempre jovial y su actitud cordial, pero lo cierto es que no tenemos idea de cómo son sus vidas en realidad y muchos son los famosos de rutilante sonrisa que llevan la procesión por dentro, como es el caso de Marco Antonio Regil.

HOUSTON - NOVEMBER 13:  TV personality Marco Antonio Regil arrives at the 9th annual Latin GRAMMY awards held at the Toyota Center on November 13, 2008 in Houston, Texas.  (Photo by Michael Buckner/Getty Images)
Marco Antonio Regil. (Photo by Michael Buckner/Getty Images)

Este fin de semana el simpático tijuanense que tiene más de 30 años de carrera como locutor, presentador y conferencista (y por un breve, brevísimo momento en los 90 como actor, algo que en otras ocasiones ha afirmado que prefiere no recordar) se abrió de capa con Yordi Rosado en su canal de YouTube, y si bien el popular Yordi es un entrevistador habitualmente muy soso que suele abordar una gama de lugares comunes, sus invitados casi nunca lo hacen y muchas veces toman un tema, lo expanden y lo exploran dando así pie a revelaciones muy impresionantes; así fue como Regil, que da la impresión de ser un hombre alegre, dejó entrever pesares que por años llevó en su corazón.

Pocos imaginaban la mala relación de Regil con su padre en sus años formativos (aunque su vínculo estrecho con su madre y hermanos está bien documentado por él mismo), y cómo se vio interrumpida por la muerte y sobre todo marcada por los cambios violentos de personalidad que el alcoholismo le provocaba a su progenitor, algo que, según señaló fue tan traumático que lo apartó de la bebida durante años, para, precisamente, evitar los excesos que eventualmente le costaran la vida al autor de sus días. 

También habló acerca de cómo la enfermedad de Alzheimer fue mermando la lucidez de su madre, a la que adoraba, hasta su muerte, algo que aún hoy lo sigue estremeciendo, más incluso que la muerte de su padre, con quien cerró ciclos, pero tuvo una relación más bien tenue (por así decirlo).

Pero más allá de esa revelación, lo más impresionante es la integridad y resiliencia de Regil para sobrevivir no solo estas situaciones dolorosas, sino también en un mundo feroz y cruel como es el de la conducción televisiva, donde hay que andar con los ojos en la espalda, y en la que Regil ha tenido una añeja permanencia con diversos niveles de popularidad.

Si bien en la actualidad Marco no ostenta los niveles de popularidad que tenía en sus años de 'Atínale al precio', el show de concursos que le dio fama internacional por toda Latinoamérica (¿quién no recuerda la voz del locutor oficial de dicho programa, Julio César Palomera, gritando, si la ocasión se daba que tal o cual concursante había ganado '¡Un auto!'), y que en esa época lo llevó a padecer ansiedad y ataques de pánico -algo de lo que también ha hablado extensamente en su momento-, sigue siendo una figura muy querida y de mucha influencia.

Sus conferencias sobre finanzas personales, por ejemplo, han sido muy bien recibidas y tenido mucho éxito, permitiéndole prestar un servicio al público y también mostrar una faceta suya que no era muy conocida en el medio; y ahora sabemos que esta integridad suya, ha servido como una armadura que lo ha protegido por años. 

Porque, como decía antes, se tiene la impresión de que ser famoso es fácil, pero nosotros, los espectadores, los televidentes, los lectores o escuchas de radio, no tenemos realmente una noción de que son tan humanos como nosotros y lo que no pensamos es que, si su vida normal se ve exacerbada por la atención de los medios, su sufrimiento también crece al doble y muchas veces se tiene que lidiar con ello en público.

Por eso Marco Antonio Regil es un ejemplo de integridad bajo presión y en mi opinión, merece mucho más respeto del que recibe, por su manera de conducirse y no permitir que la adversidad pasada o presente lo haga doblegarse, cuando existe un compromiso muy importante que ha cumplido a rajatabla, con su audiencia fiel.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: El actor Julián Gil le pone la cara a la prevención del cáncer de próstata

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente