La marcha de Sonsoles Ónega de Telecinco me está recordando al caso de Paz Padilla

Este lunes por la tarde, Atresmedia anunció a través de un comunicado que fichaba a Sonsoles Ónega para un nuevo proyecto, que verá la luz a partir de octubre y que se emitirá en Antena 3. Una incorporación que pillaba a todos por sorpresa, pues Sonsoles parecía un pilar fundamental dentro del universo de Mediaset, y algunos hasta la veían la sucesora natural de Ana Rosa Quintana en las mañanas. Su salida de Mediaset se ha realizado de forma silenciosa, un tanto enigmática, y en algunos casos, hasta me recuerda a lo que pasó hace unos meses con Paz Padilla. Con notables diferencias, por supuesto.

El lunes, cuando Ya es mediodía entraba en su recta final, Sonsoles Ónega hacía algo parecido a una despedida de su audiencia. Ella ya sabía que se iba, pero no lo había comunicado a todo el mundo, así que, con discreción y prudencia, se despidió como pudo, de una manera un tanto críptica y que ninguno, en ese momento dado, atinamos a comprender. “Se quedan con Informativos Telecinco. Aquí les llevo (señalando su corazón), adiós”. Este martes, Marc Calderó fue quien tomó los mandos del programa, sin hacer ninguna mención a Sonsoles, como sí habría sucedido, por ejemplo, si estuviese de baja, o incluso de vacaciones. Ni rastro.

Bueno, sí, hubo un pequeño gesto que recordó a Sonsoles, sin decir su nombre, ni su cambio de cadena, ni nada parecido. Mayka Navarro realizó una intervención en directo, y al despedirse, la escuchamos decir: “Me alegra muchísimo verte ahí sentado. Te envío un beso muy grande a ti y a todo el equipo”. Y a continuación, la reportera, reproducía las mismas palabras que dijo Ónega en su marcha, haciendo un gesto similar con el corazón. Se estaban tomando con humor (¿o se estaban riendo?) este cambio de empresa de la comunicadora.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Ese silencio, entremezclado con la sorna, es la que me ha recordado a lo que sucedió con Paz Padilla hace unos meses. Como todos recordarán, en enero, Paz tuvo una sonora pelea con Belén Esteban en el plató por el tema de las vacunas de la covid, y cabreada, abandonó el plató. Entonces fue despedida de Mediaset por no cumplir con su compromiso, si bien el despido no se conoció hasta un par de meses más tarde.

Durante esas semanas de silencio, en las que no se sabía si Paz volvería a Sálvame en algún momento, ciertos compañeros aprovechaban para hacer chistes de ella. Un día, por ejemplo, que Kiko Matamoros estaba especialmente chistoso, Anabel Pantoja le preguntó: “¿Que has desayunado? ¿Con Paz Padilla o qué?”. Una mención que Kiko prefirió frenar porque era “una compañera que no está ahora con nosotros”. No obstante, el propio Matamoros se había burlado muchas veces de Paz, antes del despido, sobre todo, por aquella famosa charla virtual que tuvo la andaluza con Anne Igartiburu y María del Monte hablando de vacunas como la ‘Onitrón’ (omicron).

Sonsoles Ónega en 'Ya son las ocho' (Mediaset)
Sonsoles Ónega en 'Ya son las ocho' (Mediaset)

En otra ocasión, Sálvame estaba celebrando su aniversario, y llevaron como invitada a Aramís Fuster. La bruja más televisiva, que en el pasado chocó muchas veces con Paz Padilla, aprovechó su intervención en directo para presumir de haber sido ella, a través de sus poderes, la encargada del despido de Paz. “La han echado de todos los sitios porque está en mi libro negro”, aseguró, sin que ninguno de los presentes le parase los pies. La marcha de Paz se había tornado un chiste.

Huelga decir que las influencias mágicas de Aramís Fuster quedaron en evidencia un tiempo después. Como todos sabemos, Mediaset readmitió a Paz Padilla en junio de 2022, retomando el contrato de larga duración que les unía, y cerrando así el hermetismo que había alrededor de su marcha. Un silencio que continuará en el caso de Sonsoles, con la que se ha fingido casi que nunca estuvo en Ya es mediodía, y eso que fue ella la encargada de arrancar el espacio en una franja que venía muy dañada en cuestión de audiencias.

En cualquier caso, hay que destacar que la marcha de Sonsoles Ónega de Mediaset se anunció de la forma más habitual dentro de los medios de comunicación: con un comunicado por parte de la empresa que la ficha. Con su adiós precipitado, no ha podido despedirse con cariño del público de Ya es mediodía, como sí hizo con el de Ya son las ocho poco antes. Pero seguro que les habría dicho unas palabras similares a las que pronunció el pasado 1 de julio: “Hoy nos despedimos por si no les ha quedado claro. Ha sido intenso, exigente pero muy emocionante. Desde el 15 de noviembre que empezamos a acercarnos a ustedes hasta este primero de julio. En nombre de todo el equipo que ya conocen. Gracias por la confianza. Ustedes siempre mandan. A mis compañeros de Sálvame Sandía, suerte y todo el éxito ¡Qué viva la tele!”.

Más historias que podrían interesarte: