Marbella Club lidera un proyecto de repoblación de la pradera marina y caballitos de mar

·4 min de lectura
Photo credit: Marbella Club
Photo credit: Marbella Club

Según datos de Oceana, el mar Mediterráneo contiene el 18% de todas las especies marinas catalogadas, de las cuales entre el 25% y el 30% no se encuentran en ningún otro lugar del mundo. Alberga 21 especies de mamíferos marinos, 750 especies de peces, 5 especies de tortugas marinas y más de 360 especies de aves. En total, en el Mediterráneo se han catalogado entre 10.000 y 12.000 especies marinas, muchas de ellas amenazadas.

Por ello, este mar es uno de los grandes tesoros de nuestro medio ambiente, además de atraer a buena parte del turismo mundial. Playas, naturaleza, paisajes, diversión... hacen que las costas mediterráneas sean el causante en buena parte de que España se haya convertido en el segundo destino turístico del mundo.

Todo esto ha animado al hotel Marbella Club (Avenida Bulevar Príncipe Alfonso de Hohenlohe) a emprender un proyecto responsable con su entorno. Porque desde que se inauguró, se ha inspirado en tres valores: respetar el modo de vida tradicional, atesorar las relaciones familiares y preservar la singularidad de nuestro microclima. A este último aspecto contribuye Leigh Barrett desde su puesto como Directora de Sostenibilidad de grupo MC Hotels, al que pertenece Marbella Club.

Marbella Club es la sede principal de un proyecto que lleva a cabo la fundación malagueña Aula del Mar, respaldado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y que tiene como objetivo reconstruir la biodiversidad marina con praderas marinas. Según Barrett, son "plantas subacuáticas con flores y raíces profundas que forman praderas a lo largo de la costa de todos los continentes excepto la Antártida. Son vitales para la salud de los ecosistemas costeros poco profundos y desempeñan un papel importante a nivel mundial en la absorción de CO2".

Photo credit: Marbella Club
Photo credit: Marbella Club

El proyecto reintrodujo además dos especies autóctonas de caballitos de mar, catalogadas como Casi Amenazadas por la UICN. Su población ha disminuido mucho por la pérdida de su hábitat y la degradación provocada por el desarrollo costero comercial, residencial y turístico.

El Kids Club del hotel es, desde ya, el hogar de los 9 caballitos de mar y de diversos ejemplares de Posidonia oceánica. Son cuidados por el personal del hotel, asesorados por los expertos del Aula del Mar, pero el acuario en el que se encuentran sirve a los huéspedes más pequeños para recibir una importante lección en la protección de la naturaleza.

Estas son algunas de las iniciativas por las que Marbella Club se aplica con el entorno, la naturaleza y el medio ambiente:

Los huéspedes también se implican

Marbella Club también desarrolla actividades para que sus huéspedes participen en el cuidado del medio ambiente. Por ejemplo:

  • Expediciones de caballitos de mar: Durante una hora, los huéspedes y sus hijos podrán bucear para 'convivir' un rato con los caballitos de mar españoles. Aprenderán curiosidades, a alimentarlos y cuidarlos y descubrirán cómo las praderas marinas donde viven pueden ayudar a luchar contra los efectos del cambio climático.

  • Biblioteca de la diversidad: En el Kids Club hay una amplia biblioteca de concienciación medioambiental. Todos los huéspedes pueden hojearlos, descubrir las conchas de colores y artefactos náuticos en las estanterías de la biblioteca o ver uno de los muchos cortometrajes y dibujos animados sobre conservación que se proyectan en las paredes.

  • Salvar los caballitos de mar, salvar el mar de Alborán y limpiar las playas: actividad de una hora que comienza bajo el mar, con los caballitos de mar y la historia del pez Pout Pout que limpió el océano. Los pequeños, acompañados de un experto de Aula de Mar, exploran la playa de arena y la salvan del plástico. Cuando vuelven al Kids Club, reciclan todo lo que han encontrado.

Photo credit: Marbella Club
Photo credit: Marbella Club

Sostenibilidad a todos los niveles

Marbella Club tomó hace tiempo algunas otras decisiones para reducir el impacto de los productos químicos, apostando por otros 100% orgánicos. Por ejemplo, cuenta con sistema de embotellado de agua Nordaq, cuyas botellas se reutilizan una y otra vez, evitando consumir plástico en exceso.

Para ahorrar agua, Marbella Club tiene un programa de limpieza de ropa de cama ecológica; además sus jardines, piscinas y campo de golf se riegan con agua no potable. En cuanto a sus productos de baño, se ha optado por la gama Votary, vegana, de envase sostenible y carbono cero, que además favorece el trabajo de productores locales.

La eficiencia energética también es otra de las claves del establecimiento, equipado en su totalidad con LED. Se hace uso del transporte interno para los desplazamientos así como para la limpieza de playas, y los 'buggies' del hotel son 100% eléctricos.

Love Brand x Marbella Club

Por último, la alianza entre la firma de moda Love Brand y Marbella CLub es otro de los ejemplos de la apuesta por la biodiversidad. Se trata de una firma comprometida con la naturaleza y con las comunidades cercanas.

Love Brand es la firma presente en todo el hotel: cojines, servilletas, decoración del MC Beach... e incluso una colección cápsula compuesta por bañadores tanto de hombre como de niño, culetines para niñas y camisas de lino y coleteros para mujeres*. Los diseños están inspirados en los caballitos de mar, diseñado por el dueño de Love Brand, Oliver Tomalin. Parte de la recaudación de la colección irá destinada a Aula del Mar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente