María Teresa Campos zanja los rumores de ruptura con Edmundo Arrocet

Tras dos meses en Chile, Edmundo Arrocet ha regresado a España en medio de mucha expectación. Lejos de acudir directamente al domicilio de su pareja, María Teresa Campos, el actor, se dirigía al apartamento que posee en unas de las zonas más exclusivas de la capital y rehusó a hacer declaraciones a los medios, a diferencia de lo que viene siendo habitual en él. Un gesto que hacía saltar todas las alarmas en referencia a la buena marcha de la relación. Unas elucubraciones a las que María Teresa quiso poner punto y final con unas declaraciones vía telefónica: "¿Queréis inventaros las cosas o queréis la verdad? Os podéis hacer eco de todas las mentiras que queráis inventaros, pero él ha tenido un montón de cosas que hacer. Como no soy él, no tengo porqué contarlo, porque se trata de cosas personales".

VER GALERÍA

María Teresa Campos y Edmundo Arrocet la última vez que aparecieron juntos en junio

Después de la primera aclaración, la presentadora sentenciaba: "Claro que está todo bien entre nosotros". Haciendo gala de su inconfundible sentido del humor, la presentadora de Qué tiempo tan feliz hizo hincapié en la forma en que los medios suelen hablar sobre las supuestas crisis de su pareja: "En ningún momento se les pasa por la imaginación que sea yo la que me hubiera largado o que pueda ser yo quién le ha dejado, siempre tiene que ser él quien me deja a mí". Una forma de afrontar los rumores que, lejos de enfadarle, y según ella misma confiesa consiguen sacarle una sonrisa: "Me muero de la risa porque siempre lo dejan colgado ahí. No puede todo el mundo inventarse lo que le dé la gana y cada día una cosa".

VER GALERÍA

María Teresa Campos en conversación telefónica con el programa Sálvame

Horas después de producirse la llamada a María Teresa, los colaboradores del programa Viva la Vida, en el que trabajan sus hijas Carmen Borrego y Terelu Campos, señalaban a una posible boda entre María Teresa y Edmundo como principal motivo de los últimos movimientos del chileno. Una idea que, como era de esperar, generaba diferentes reacciones entre sus hijas. En el caso de Carmen, la exdirectora de programas como Día a Día se mostraba poco receptiva al respecto: "Yo quiero que mi madre sea muy feliz con Edmundo y que Edmundo sea muy feliz con mi madre, pero creo que no es necesaria una boda. Si ellos quisieran yo lo aceptaría, pero en principio yo no soy partidaria de una boda, no te voy a mentir".

VER GALERÍA

Carmen Borrego hablando sobre una posible boda de su madre con Edmundo

Unas palabras muy contundentes que la colaboradora no tuvo más remedio que apostillar: "Yo entiendo que las bodas entre gente más joven o parejas que quieren tener hijos tienen más sentido… A determinada edad, creo que se puede tener una relación estupenda si necesidad de casarse. Sin embargo, si mi madre lo decide lo respetaré absolutamente". Según Carmen, los motivos económicos, nunca estarían detrás de su parecer: "Yo no temería nada de nada acerca de la herencia, entre otras cosas porque vivo de mi trabajo y pienso seguir viviendo de él el tiempo que pueda. Cada uno tiene una manera de pensar y yo tengo esta".

VER GALERÍA

Terelu Campos en el programa Viva la Vida

Mucho más escueta, pero no por eso menos clara, Terelu también hizo lo propio a la hora de valorar un futuro enlace entre su madre y la pareja de esta: "No me ha sorprendido que mi hermana haya hablado de una posible boda entre Edmundo y mi madre. Pero yo me mantengo en mi postura, creo que ellos pueden hacer lo que quieran". Una opinión muy dispar a la de su hermana pequeña, que vuelve a dejar clara las grandes diferencias que existen entre ambas.