María Teresa Campos habla sobre sexo en 'La Resistencia': "A falta de pan…"

Por Nuria Herrera

From Diez Minutos

Debutó en el programa en octubre y ya ha repetido. María Teresa Campos inauguró la Yaya's Week de La Resistencia con una entrevista que ha dado mucho juego y en la que se metió al público (y al presentador) en el bolsillo con su sentido del humor.

La periodista entró en el plató repartiendo salchichones de Málaga y piropeando a Grison, quien respondió con un pico. Y es que la Campos estaba desatada. Tanto, que se animó a mover el esqueleto con Broncano y nos deleitó con este baile.

Desatada, habló sobre drogas, de las que dijo que "estaba en contra" aunque en sus tiempos jóvenes "si estabas en una fiesta y te lo pasaban, para no quedar mal, lo cogías. Si no, no te integrabas. Nunca he notado nada cuando le he dado la chupadita".

Dispuesta a pasar un buen rato, bromeó con la caja del programa: "¿Qué caja? ¿Ya me quieres enterrar?"

Le dedicó alguna pullita a su ex, Edmundo alias 'Bigote Arrocet', a quien vimos recientemente en la tele en su funeral ficticio en el programa El cielo puede esperar (Movistar+) y con quien acaba de romper: "Estoy de luto... Creía que era mi funeral, pero me he dado cuenta de que debe ser de otro porque no le he vuelto a ver… se habrá muerto", bromeó.

Las alusiones a su ex pareja fueron continuas, incluso cuando Candela Peña le entregó una bola del mundo y María Teresa cantó: "Elmundo, no se ha parado ni un momento…", entre las risas del público. Y, puestos a estar en 'modo single', su respuesta a la pregunta sobre las relaciones sexuales no podía ser de otra manera (Véase el minuto 08:30): "¿Solo o acompañado?"

Y es que, como ella misma confiesa sin pudor, "a falta de pan, buenas son tortas". La misma sinceridad con la que respondió a la pregunta del sexo mostró en la referente al dinero. La Campos aseguró que ha invertido todo lo que ha ganado en un "casoplón" con piscina climatizada que ahora intenta vender y, si se le quita "el cenizo" que tiene y lo consigue, se mudará a un piso a las afueras de Madrid.