María Pombo y sus impresionantes abdominales

·3 min de lectura
Photo credit: Pablo Cuadra - Getty Images
Photo credit: Pablo Cuadra - Getty Images

María Pombo no para, ni siquiera en verano. La influencer está de vacaciones, pero eso no significa que su cuenta de Instagram esté inactiva. Ni muchísimo menos. De hecho, María está contando a sus seguidores cada uno de los pasos que está dando esta temporada estival y entre ellos se encuentra el de presumir de espectacular anatomía y vientre plano con abdominales incluidos con un look cowboy. Sí, lo sabemos, demasiada información, pero es la verdad. La joven no ha querido dejar pasar la oportunidad de que el estilo country está a la orden del día y antes de ver estas imágenes vamos a advertirte de una cosa: vas a querer copiarla.

Lo que te contábamos: una pasada de estilismo. Pero si su look 'no rompas más, mi pobre corazón...' (y si no conoces esta referencia musical es que eres terriblemente joven) es una maravilla (arriesgada, pero maravilla), sus abdominales y su vientre plano no lo son menos.

El entrenamiento de María Pombo para conseguir ese vientre plano tonificado

Desde que se convirtió en madre de Martín, hace menos de dos años, María Pombo siempre se ha enfrentando a la pregunta de cómo había adelgazado tanto. La influencer siempre ha dicho que mantenía la misma dieta equilibrada de siempre, pero que los entrenamientos con Crys Dyaz, que comenzó dos meses después de dar a luz, le habían ayudado a crear más músculo, favoreciendo la eliminación de grasa. Y es que Crys Dyaz se ha convertido en la entrenadora personal más demandada por las influencers.

María no falla a ninguna de las sesiones y se centra en los ejercicios de fuerza y el entrenamiento funcional para trabajar brazos, piernas y, por supuesto, abdomen. El vientre plano de María Pombo es uno de sus mayores ¡WOW! y siempre que sube imágenes de ella en bikini a Instagram sus seguidores enloquecen.

Pero como bien dice ella en su biografía en dicha red social, "nunca jamás compares tu felicidad, tu cuerpo, tus relaciones, ni tus metas en la vida con NADIE". Te lo decimos porque cada cuerpo, como bien dice ella es diferente.

Si estás pensando en ponerte al día con tus abdominales, te dejamos una rutina de ejercicios para practicar en casa.

1. Sentadillas con salto

Desde la posición inicial: mirada al frente con pies abiertos a la anchura de los hombros y puntas ligeramente hacia afuera, baja con la espalda recta y sacando ligeramente el culo hacia afuera, flexionando la cadera y rodillas a 90 grados. Salta y regresa a la posición baja.

2. Lunge alterno

Desde la posición inicial: teniendo los pies a la anchura de tu cadera, lleva una pierna hacia atrás haciendo una zancada con una flexión de rodilla. Baja la parte superior del cuerpo manteniendo el equilibrio. Utilizando principalmente el talón del pie, empuja hacia arriba y regresa a la posición inicial. Repetimos ejercicio con la pierna contraria.

Importante que la rodilla avance más allá de los dedos de los pies a medida que bajas.

3. Escalador

Desde la posición inicial: plancha con los brazos completamente rectos y directamente debajo de los hombros. El cuerpo debe formar una línea recta desde los hombros hasta los tobillos. Levanta un pie del suelo y lleva la rodilla hacia el pecho, manteniendo el cuerpo recto y vuelve a posición inicial y repetir el movimiento con la pierna contraria.

Importante apretar los abdominales para hacer la técnica correcta del escalador.

4. Push ups

Desde la posición inicial: de tabla con los brazos a la anchura de tus hombros, baja hasta que el pecho toque casi el suelo intentando llevar los codos siempre en 45 grados. Presiona la parte superior de su cuerpo hacia arriba hasta la posición inicial mientras aprietas el pecho.

Puedes apoyarte en tus rodillas hasta controlar el ejercicio y poder hacer de manera completa.

5. Plancha

Desde la posición inicial: tabla con los codos separados al ancho de los hombros, apoya los antebrazos y mantén en posición recta. Abrir y cerrar las piernas constantemente

Recuerda contraer glúteos y abdomen. Evitar elevar la cadera más allá de la línea recta que forma el cuerpo.