María del Monte sale del armario: por qué es importante

·7 min de lectura
Photo credit: Instagram
Photo credit: Instagram

Por más que no podemos negar que nos da cierta lástima que en 2022 todavía siga siendo noticia que un personaje conocido salga del armario, lo que en realidad nos entristece sobremanera es que la razón por la que María del Monte no haya salido de él hasta ahora sea que la cantante ha esperado a la muerte de su madre para hacerlo. “He intentado proteger a esa familia porque, ya sabéis, si fuera mecanógrafa no pasaría nada. Por mí, me da igual, pero no quiero que la gente a la que quiero sufra. Quiero que sepáis antes de bajarme de aquí que soy una persona más de los que estamos aquí", ha dicho en el pregón del Día del Orgullo en Sevilla, donde ha lucido un mantón con el arcoiris y lunares de Patricia Palermo.

La tragedia como la única posibilidad de ser y vivir

Con sus palabras nos ha hecho pensar en Anabel Alonso, que también espero a que su madre muriera para salir del armario, como si una tragedia tan dolorosa fuera la única capaz de abrir las puertas de un vestidor tan oscuro y silencioso como opresivo. Como si la muerte de un ser querido fuera clave para permitir a las personajes de la comunidad vivir su vida plena. Como si el fin de una vida fuera la única forma de dar comienzo a otra. Aunque por supuesto no vamos a caer en la trampa de tildar estas elecciones de cobardes, pues son actos cargados de amor y respeto, mandan un peligroso mensaje: el de que la homosexualidad ha de ser ocultada. Es por ello por lo que muchos miembros de la comunidad LGTBIQA+ se esfuerzan por invisibilizar una significativa parte de sus vidas para no hacer daño a sus familiares, como si cualquier orientación ajena a la heteronorma fuera vergonzosa. De hecho, en demasiadas ocasiones las familias lo saben, pero hacen ver que lo desconocen, por lo que el dicho “ojos que no ven, corazón que no siente” cobra vida y se torna especialmente doloroso, porque fuerza a tantas personas a esconder una realidad tan válida como las demás.

He ahí la importancia de abrir los ojos a la familia, pues en ocasiones se ampara en una ignorancia autoimpuesta que funciona como un filtro de Instagram: Transforma la realidad sin ocultar que lo hace, a sabiendas de que la imagen real es bien diferente a la de la trampa impuesta. Samantha Hudson nos contó, de hecho, que tuvo que verbalizar su orientación a su madre, pese a que ella lo supiera."Cuando me echaron de un club por maricón, se lo dije a mi madre, que me pregunto que desde cuándo lo era. Le dije que lo sabía perfectamente y me dijo que era verdad, pero que necesitaba que se lo contara", explica la artista.

La actriz británica Miriam Margolyes, conocida por ser la profesora Sprout en 'Harry Potter', confiesa en su libro ‘This Much Is True’ que cree que fue su salida del armario la causa de la muerte de su madre. “Ella y mi padre insistieron en que me metiera en el cuarto y jurara sobre la Biblia hebrea que no volvería a tener relaciones con una mujer. Hice lo que me pidieron, pero terminé por romper mi promesa”, escribe. Su madre sufrió un infarto días después de que saliera del armario, lo que desencadenó una serie de problemas de salud que culminaron en su fallecimiento en 1974. “Siempre he pensado que fue mi salida del armario la causa de su muerte. Hice daño a la persona a la que más he querido, y ella no pudo soportarlo. Fue una época horrible en la que estaba muy infeliz. Sabía que no podía cambiar cómo era, y no tenía que habérselo dicho”, dice Margolyes.

La sombra de los pinos folclórica

El modelo de folclórica lesbiana nació a finales de los 80, cuando el género de la copla estaba especialmente denostado a causa de los coletazos del franquismo y la sombra de la homosexualidad se proyectaba sobre folclóricas como Rocío Jurado, Lola Flores o Isabel Pantoja. “Lo que les ha pasado a muchas que han querido mujeres, y que no han tenido el valor de contarlo, ni yo lo voy a contar. Pero que lo he vivido. Y que eso, cualquier cosa que tenga que ver con la sexualidad, que se supone que por lo menos en eso sí nos hemos liberado del todo, hay… cosas que no, y de pronto, habrás visto muy pocas que se atrevan a decir que tienen una novia”, decía el periodista Carlos Ferrando, amigo íntimo de nuestras folclóricas más míticas, en un bloque televisivo dedicado a Isabel Pantoja de la serie de documentales de RTVE ‘Ochentame otra vez’.

“En la salida con los padres es interesante primero que tanteamos el terreno para percibir qué opinan acerca de la homo-bisexualidad. Debemos sentir que hay unas probabilidades razonables de que la reacción sea positiva y escoger un momento donde no haya una gran tensión en el ambiente. La asimilación de nuestros progenitores es muy lenta, con lo que debemos armarnos de paciencia. No hay un periodo de tiempo determinado para que los padres se ajusten. Al principio pueden estar en shock; después, a medida que van avanzando en el proceso, es interesante hablar con ellos del tema LGTB+ y proporcionarles literatura sobre nuestro colectivo. No podemos olvidar que la familia pasa a iniciar un proceso similar al atravesado por nosotrxs, sin saber si decírselo al resto de la familia o a la sociedad en general”, asegura Cogam, el colectivo LGTBIQA+ de Madrid. Además, como asegura Ángel Luis Maroto en ‘Homosexualidad y Trabajo Social’, “nadie sale solo del armario, siempre es un proceso familiar que afecta a todos”.

Es innegable que el discurso de María del Monte es el mejor reflejo de una educación sexual repleta de lagunas, pero al escuchar sus palabras, ese "siempre he sido de esas personas", solo podemos enternecernos y volver a señalar la importancia de referentes LGTBIQA+ de todas las edades, etnias y clases en absolutamente todos los ámbitos. “Tiene un significado hermoso, de reapropiación del imaginario heterosexual del folclore español, pero también vibrante, de deuda, de reconocimiento, de algo ya sabido pero no explicitado. La cruda realidad es una forma de luchar contra la predisposición social a la mentira y eso es salud porque vivir mintiendo es, en esencia, vivir menos”, asegura Roy Galán.


“Hay que darle las gracias a María del Monte por este paso en favor de la visibilidad, yo creo que es importantísimo el paso que ha dado. A cada uno le llega la visibilidad cuando quiere, cuando puede, cuando le apetece", ha declarado el político Eduardo Rubiño.

La salida del armario de María del Monte demuestra varias cosas. Para comenzar, que el 'outing' no ha de ser una imposición, sino algo meditado y consentido que cada cual ha de hacer cuando se sienta verdaderamente preparado. No siempre ocurre en la adolescencia (aunque series como Heartstopper no hacen más que despojar por fin a la comunidad LGTBIQA+ de ese halo trágico que siempre le acompaña en la ficción), y es vital que existan no solo figuras públicas que salgan del armario en la madurez, sino también contenido cultural audiovisual que plasme estas situaciones, como 'Grace and Frankie', la serie de Jane Fonda en la que su marido sale del armario pasados los 80 años.

María del Monte por fin nos ha hecho saber que en realidad eran dos peregrinas las que caminaban de la mano agarradas de la cintura. Permitidnos terminar con una frase de la genial Lola Flores, la folclórica por excelencia y la menos amiga de los filtros: “¿Quién no se ha dado un pepitazo con las amigas?”, porque ahora que del Monte se ha alejado de la sombra de los pinos para disfrutar de una vida al sol, esperamos no solo que sean muchas más las que sigan su legado, sino cada vez este más próximo el día en el que no sea noticia que lo hagan. De ahí la importancia de que los padres no permitan “que sus hijos vivan con miedo a sus miedos”, una frase que le hemos robado a un amigo que por cierto, siempre ha huido de las sombras.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente