La maquinita del BCRA: cuánto emitió para que Guzmán lograra cubrir los vencimientos del "supermartes"

·4 min de lectura

Los economistas calculan que el Banco Central emitió ayer $85.000 millones en una sola jornada, para comprar los bonos en pesos que renovó el Tesoro en el mercado secundario.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, festejó que pudo renovar los $243.700 millones que necesitaba para cubrir los vencimientos de esta semana, pero esto se logró con gran intervención del Banco Central y organismos públicos.

El economista Gabriel Caamaño, de la Consultora Ledesma, calculó que la emisión monetaria del Banco Central de ayer para comprar bonos CER en el mercado secundario estuvo entre $80.000 millones y $85.000 millones.

Emisión para cubrir vencimientos: por qué el Gobierno no consigue mercado

Ramiro Castiñeira, de Econométrica, explicó que "no hay mercado local para financiar tanto déficit fiscal, que hoy ya llega a u$s31.000 millones, colocando tamaña magnitud de deuda pública".

"El mercado ya se lo está advirtiendo, no será quién pague el pato de la boda atragantándose con títulos públicos que tienen un riesgo país de más de 2.000 puntos. La deuda pública en moneda dura cotiza a menos del 30% de paridad, con precios que descuentan una renegociación, reperfilamiento y quitas con 99,99% de probabilidad", recordó.

Además, "los bonos a tasa fija compiten contra las Leliqs del BCRA. Si el dueño de la maquinita paga 61% por las Leliqs (TEA), al Gobierno termina pagando entre 70% a 80% de TIR", precisó.

Los bonos atados a inflación ya pagan 15% + CER
Los bonos atados a inflación ya pagan 15% + CER

Los bonos atados a inflación ya pagan 15% + CER

"Los bonos atados a la inflación ya pagan hasta 15%+CER. Mientras más cercano el vencimiento al cambio de gobierno, más tasa de interés paga, dado que aumenta el riesgo de caer en una reprogramación en el perfil de vencimientos", explicó.

"Por último, la deuda pública en moneda dura tiene una tasa de interés entre 20% a 40% de TIR, con paridades menor al 30% y descontando una renegociación con el próximo gobierno. El Gobierno no tiene ni reservas, ni crédito, ni superávit fiscal con que pagar, por lo que la renegociación/reperfilamiento y quitas es con una probabilidad del 99,99% según la valoración de los títulos por el mercado", indicó.

Los números de la deuda en Leliq y CER

"La meta de emitir sólo 1% del PBI tal como establece el acuerdo con el FMI no se cumplirá. El año pasado la emisión monetaria fue 3,6% del PBI y este año no estará muy lejos dado que el déficit será mayor", advirtió Castiñeira.

"Parte de la emisión se intenta contener con Leliqs que pasaron de $1,2 billones al inicio de gestión, a $5,6 billones en la actualidad. La deuda con CER pasó de un billón al inicio de gestión, a más de $8,3 billones en la actualidad", precisó.

"Dado el déficit fiscal ($4billones), el cuasifiscal del BCRA ($2billones) y las tasas de interés con que se pretende refinanciar, todo el stock de deuda pública en pesos (Leliqs y deuda con CER) se duplicará a fin de la actual gestión desde los valores actuales", calculó.

"Con más de $10 billones de Leliqs para fin de 2023 y más de $16 billones de deuda con CER para fin de mandato, es natural preguntarse cómo lo pagará el próximo gobierno", alertó.

La magnitud de la deuda en pesos lleva a pensar cómo se va a pagar
La magnitud de la deuda en pesos lleva a pensar cómo se va a pagar

La magnitud de la deuda en pesos lleva a pensar cómo se va a pagar

Pan para hoy, hambre para mañana

"Para la deuda en dólares ya sabemos que el mercado descuenta con 99,99% de probabilidad una renegociación, un nuevo reperfilamiento y quitas. Dada la dimensión que tomó la deuda en pesos, también vale preguntarse cuál será su suerte", comentó.

A su vez, Santiago Manoukian, economista de Ecolatina, consideró que "si bien resulta complejo analizar los resultados de la licitación sin poder discriminar entre tenedores de los instrumentos del sector privado y público, a priori haber logrado renovar todos los vencimientos, obteniendo financiamiento extra es positivo en un escenario de estrés financiero como el actual".

"No obstante, frente a un mercado más impaciente que demanda mayor cobertura inflacionaria, esto se logró por medio de un fuerte repunte en las tasas y un acortamiento de la duration de los títulos, con la mitad de los títulos colocados indexados a la inflación. Lo que genera preocupación es si esta paciencia es transitoria o llegó para quedarse", consideró.

"Si el BCRA vuelve a subir con fuerza la tasa, podría complicarle los próximos rollovers al Tesoro, dado este contexto de mayor aversión al riesgo Tesoro que tiene el mercado hoy", afirmó Manoukian.

Castiñeira advirtió que "el Gobierno emitió el equivalente a u$s50.000 millones de deuda pública atada al CER en poco más de dos años de gobierno y todo su plan es emitir otros u$s40.000 millones hasta fin de mandado. Alberto Fernández se propone ser el Gobierno que más aumentó la deuda pública en una gestión. El FMI dice que eso es un buen plan".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente