Sin maquillaje y sin filtros, Ana Obregón sorprende con su imagen más natural

La reina de los posados veraniegos acaba de demostrar que no necesita largas sesiones de peluquería y maquillaje para ostentar este honor. Después de un año complicado, Ana Obregón decidió este año retomar la costumbre de posar en bañador para las páginas de la revista ¡HOLA!, pero no todo van a ser reportajes cuidados al milímetro. La actriz ha compartido con todos sus seguidores su lado más natural y sencillo. Recién salida de la piscina, sin peinar ni maquillar y con un vestido fresco de verano, Ana está igual de fantástica y deja claro que la cámara la adora en cualquier circunstancia. 

VER GALERÍA

Sin maquillaje y sin filtros, Ana Obregón sorprende con su imagen más natural

VER GALERÍA

Sin maquillaje y sin filtros, Ana Obregón sorprende con su imagen más natural

"Admirando el espectáculo que es la vida y los atardeceres mágicos que siempre han estado ahí y que antes de esta aventura no sabía apreciar #sinmaquillaje #sinpeinar #talcual #sinfiltros #sinmarcas #feliz", escribía la presentadora junto a la bella fotografía en la que aparece sentada al borde de la piscina con una bella puesta de sol al fondo más natural y relajada que nunca. El emotivo texto muestra lo que le ha enseñado la dura lucha contra el cancer de su hijo Álex Lequio ya que una vez superadas las dificultades Ana Obregón disfruta mucho más que antes de las pequeñas cosas de la vida como un bonito atardecer de verano. 

VER GALERÍA

Sin maquillaje y sin filtros, Ana Obregón sorprende con su imagen más natural

A su felicidad se suma además que estos días cuenta con la compañía de su hijo, con el que la vimos divertirse de lo lindo hace unos días en la misma pisicina en la que ahora reflexiona. Aunque no puede estar más encantada, lo cierto es que hay algo que atrapa a Álex más que el sol y las playas de Mallorca y es su trabajo. Para su madre no es más que un pretexto para no hacerle ni caso cuando le habla. "¡No paras de trabajar! Yo creo que lo haces para no escucharme", bromeaba la actriz comentando una foto del joven en la que miraba atentamente el móvil mientra se daba un baño. 

Aunque continúa con su recuperación y debe pasar con frecuencia la ITV, como le gusta decir con humor, Álex ha superado la enfermedad que le obligó a ingresar hace más de un año en la prestigiosa clínica Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York. Su trabajo en la agencia de marketing que fundó ha sido uno de lo motores que le mantuvieron activo y optimista durante el duro proceso y está claro que continúa muy volcado en su actividad profesional. Su madre, por su parte, no abandona su compromiso en la lucha contra la enfermedad y hace unas semanas presentaba junto a Boris Izaguirre la tradicional gala de la Asociación Española contra el Cáncer en Marbella para reclamar más fondos para la investigación.