El circo de Manuel en el Debate de 'La isla de las tentaciones'

Cine 54
·5 min de lectura

Dicen que el tiempo cura las heridas y a juzgar por el reencuentro virtual de Manuel y Lucía en el Debate de La isla de las tentaciones, cualquiera creería que todavía no han sanado del todo. En el caso de la gaditana la encontramos firme, compuesta y contundente como en su hoguera de confrontación, pero todavía no es capaz de hablar con Manuel directamente sin esa coraza creada a base de dolor y rencor.

Mientras que Manuel, en lugar de aprovechar las circunstancias para hacer un mea culpa que sirviera de borrón y cuenta nueva, tanto de cara a Lucía como de la audiencia, sorprendió al protagonizar su propio circo de contradicciones, haciendo burlas a su ex y hasta riéndose de ella.

Fuente: Twitter.com/islatentaciones/; Mediaset
Fuente: Twitter.com/islatentaciones/; Mediaset

Hay quienes llevan toda la tercera edición comparando a Manuel con Tom Brusse, y ciertamente ambos fueron infieles sin miramientos hacia sus respectivas parejas y vivieron hogueras de confrontación similares, donde Melyssa y Lucía se empoderaron en el discurso de ruptura. Pero después de ver a Manuel en el Debate del lunes las comparaciones terminaron. Tom habrá sido el malo de la película en la segunda edición, fue infiel y se ganó miles de detractores con sus confusiones (y meteduras de pata) continuas, pero al menos nunca se mofó de la situación o se río de una exnovia que lloró y sufrió a costa suya.

El Debate del lunes dedicó prácticamente toda su emisión a hacer un repaso íntegro a la hoguera de confrontación de la pareja, mientras ambos conectaron en directo para dar su primera entrevista tras pasar por el reality hace más de medio año. Y entre publicidades eternas y la repetición constante de imágenes ya vistas, los televidentes nos topamos con un Manuel que había perdido toda su gracia.

Quitando el dolor provocado a Lucía, no podemos negar que el chico fue uno de los grandes protagonistas de la tercera edición. Se dejó llevar, para bien o para mal, y a cambio dio contenido a un programa que vive de personajes que, como él, Tom, Fani, Marina o Lola, se entregan a la experiencia al máximo. Sin embargo, ese joven entregado a la traición pero también a la culpa y las lágrimas brilló por su ausencia en el reencuentro del lunes.

Después de hacerles preguntas enviadas por la audiencia y otras de cosecha propia, Sandra Barneda permitió que la expareja se hiciera una pregunta mutuamente. Y mientras Lucía prefirió no preguntarle nada, Manuel optó por preguntar a Lucía si realmente creía que nunca la había amado porque, según él, “estaba loco con ella”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Lucía comenzó su respuesta con un zasca, diciendo que iba a responderle a pesar de que “no era él quien debía hacerle las preguntas”, y el chico reaccionó riéndose de forma burlona y lanzándole besos ante la cámara.

Una reacción surrealista que Lucía tuvo que ver mientras le decía: “Querer me has podido querer, pero amarme no me has amado en tu vida”. Una frase dolorosa de reconocer y que la chica dijo mientras su ex se reía. Sandra Barneda no daba crédito a la actitud y le preguntó directamente: “¿Por qué estás haciendo el tonto ahora mismo?”

Pero Manuel se excusó diciendo que su reacción era porque Lucía “siempre lo quiere ridiculizar”. Pero el ridículo, en esa ocasión, lo hizo él solito.

Es cierto que Manuel pidió perdón por el daño causado en el concurso, que admitió haber sido "egoísta" al pensar en él mismo, y que también lanzó contradicciones al decir "no estoy orgulloso del daño que le hice a mi novia” para añadir en otro momento que "lo volvería a hacer una y mil veces". Sin embargo, sus intentos de disculpa y todas sus excusas perdieron su peso al ver cómo se reía de Lucía, de la situación y cómo parecía estar más pendiente de quien estuviera a su lado detrás de la cámara que a la entrevista misma.

Manuel juró por su madre y hasta por sus rodillas rotas cuatro veces, y en lugar de aprovechar el momento para renovar su relación con la audiencia, cantando un mea culpa sin burlas o al menos mostrándose más humilde a la hora de pedir disculpas, vimos a un Manuel más dispuesto a reírse de la situación que a hacer borrón y cuenta nueva.

En contraste, Lucía volvió a salir empoderada, soportando con compostura otro desplante más del que fue su pareja durante tres años y medio, mientras Manuel concluía su periplo como el perdedor moral de esta primera conclusión del reality. 

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El fin de semana surgió un bulo en redes sociales que aseguraba que Lucía y Manuel habrían vuelto después de que Jorge Javier Vázquez metiera la pata en Sábado Deluxe. El presentador preguntó a la amiga de la joven si era verdad que la expareja había vuelto, pero la chica reaccionaba quedándose perpleja mientras a Jorge Javier le hablaban por el pinganillo. Fueron muchos los medios y televidentes que tomaron la situación como un indicio que confirmaba la reconciliación, cuando, en realidad, el silencio tendría más relación con los contratos de confidencialidad que exigen que nadie desvele qué fue de cada personaje hasta después de que se emita el último episodio del reality. Y a juzgar por el reencuentro frío, de zascas y las burlas de Manuel, dudamos que haya habido reconciliación alguna.

Quizás los meses de críticas lo llevaran a estar a la defensiva, riéndose de Lucía y de la situación, estando más pendiente de quien estuviera a su alrededor que a su participación en el Debate. Pero después del papelón de Tom Brusse el año pasado, cualquiera pensaría que Manuel habría aprovechado la oportunidad de poder hablar tras dos meses de reality emitido para explicarse o disculparse mejor desde un ángulo más cercano. Al menos, sin burlarse de su ex pareja.

Pero quizás haya optado por todo lo contrario y repetir el camino mediático de Tom Brusse como el villano romántico… después de todo al marroquí la jugada le salió redonda y está a punto a partir rumbo a Honduras como cuarto concursante confirmado de Supervivientes.

Más historias que te pueden interesar: