Manu y Danna acercan posturas en la 'cena de la verdad' en Pesadilla en el paraíso

manu y danna cena en pesadilla en el paraíso
Manu y Danna acercan posturas con una cenaTelecinco

Manu y Danna han protagonizado uno de los acercamientos más breves de Pesadilla en el paraíso. Una semana después de su gran bronca que ha hecho que ni siquiera se miren a la cara por lo que el programa ha decidido organizarles una 'cena de la verdad', en la que han podido disfrutar de un entrante, un primer plato, un segundo y postre, cuatro platos que traían consigo cuatro preguntas con las que sincerarse. "Estamos buscando que volváis a reconectar al menos durante esta cena, el compromiso de la honestidad", pedía Lara a los dos que llevaban una semana sin dirigirse la palabra, por lo que Manu aseguraba que no tenía ni hambre si quiera ya que "después de todo lo que ha pasado, no quiero ni un acercamiento con ella". Y es que los dos han confesado que se sentían muy incómodos con la cena que les habían preparado lo que, a ojos de Lara, "deja ver que algo importante se esconde, porque si les diese igual, les daría igual".

manu y danna cena en pesadilla en el paraíso
Telecinco

Danna confesaba que lo primero que le atrajo de Manu fue su personalidad, mientras que Manu relataba que "suelo huir de las situaciones porque me da miedo que me hagan daño y es de las pocas veces que me ha gustado una chavala, ha sido más sentimental". "No creo que yo le haya gustado de verdad en ningún momento", respondía Danna. "A mi cuando me dijo 'cada uno por su lado, no quiero ser tu amigo', me dolió muchísimo. Que él no quisiera tener ningún tipo de relación conmigo estando aquí, me rompió", aseguraba Danna a lo que Manu añadía que él no puede ser su amigo sino que quiere algo más.

Sobre su novio, quien hablaba con ella en su última conexión, Danna confesaba que "es una persona que conocí hace dos meses, sé que es muy poco pero fueron dos meses muy intensos".

Poco a poco la conversación entre ambos se fue desencallando hasta que se pudieron hablar a la cara sobre la gran bronca que provocó el distanciamiento. "A mi lo que me dolió fue la forma: era con una rabia porque de repente me odiabas", aseguraba Danna, "no te odiaba. Lo que yo entendía es que me estaba negando algo en mi cara que había pasado de verdad". Finalmente llegaron a un punto de acuerdo en el que ambos aunaron sus versiones de lo que había ocurrido: Manu tocó a Danna pero ella le quitó la mano en varias ocasiones.