Cómo mantener una amistad según una autora que entrevistó a 100 grupos de amigos

·3 min de lectura
Photo credit: Jordi Salas - Getty Images
Photo credit: Jordi Salas - Getty Images

En ocasiones se hace difícil mantener las amistades. El trajín de la vida diaria, especialmente en las ciudades, nos lleva a centrarnos demasiado en nuestro trabajo o cualquier otra ocupación, descuidando las relaciones con nuestros conocidos.

Muchas personas suelen cometer también el error de dejar de lado a sus amigos en el momento en el que empiezan una relación de pareja. Todo su tiempo se lo dedican a esa nueva persona, de la que están enamorados o, simplemente, fascinados, y se olvidan de sus amigos o no tienen ni un minuto libre para ellos.

Eso es definitivamente un error. La amistad es un tipo de relación que nos beneficia desde muchos puntos de vista. Estar con amigos es probablemente la mejor forma de desconectar de la tensión de nuestro día a día, pero es que también puede servirnos de inspiración: tener amigos de diferentes edades, estrato social, temperamento, etc., nos ayuda a abrir la mente y a ser, en definitiva, más inteligentes. Estas personas nos aportarán ideas o puntos de vista que no habríamos conocido de no haber sido por ellos.

¿Cómo mantener la amistad?

Una de las cosas más importantes y a la vez más complejas de todo esto es cómo conseguir mantener esas relaciones y a eso es a lo que se ha dedicado la autora Julie Beck, que entrevistó a más de 100 grupos de amigos para realizar la concienzuda serie de artículos The Friendship Files (El Informe sobre la amistad) que publicó la revista The Atlantic.

Recientemente escribió para esta serie un artículo que pretendía resumir todo lo que había aprendido en relación con el mantenimiento de una amistad. Según la escritora, existen tres ingredientes esenciales para mantener a un amigo.

Photo credit: Morsa Images - Getty Images
Photo credit: Morsa Images - Getty Images

1. Tiempo

Según algunos estudios, son necesarias 50 horas con una persona para que exista la posibilidad de cimentar una nueva amistad. Si se llega a 100 horas, es posible que surja una amistad profunda.

Obviamente, eso no tiene que tomarse como una medida exacta, sino que lo que nos dice es que para ser amigo de alguien y para mantener esa relación, es necesario tiempo. Incluso aunque parezca que no tenemos ni un minuto libre en nuestro día, si conseguimos sacar un rato aunque solo sea para hablar por teléfono, eso provocará que la relación continúe saludable a lo largo del tiempo.

2. Rituales

Hacer una cena semanal, ir al cine todos los domingos o ver sin fallo el capítulo nuevo de vuestra serie favorita, son actividades que hacen que se mantengan las relaciones de amistad.

Quizá pueda parecer un poco raro para algunas personas esta necesidad de “planificar” estos encuentros, pero está claro que son una buena forma de asegurar una relación entre dos personas en la era de la distracción.

3. Cortesía

Para finalizar, la autora utiliza la palabra inglesa grace, que puede traducirse de muchas formas. A lo que se refiere es que tenemos que ser capaces de perdonar los errores de nuestros amigos, darles espacio, respetar sus tiempos, ser abiertos… Entender que nuestros colegas no siempre son perfectos es una forma casi imbatible de contribuir a mantener una amistad.