Manos hinchadas al caminar: cuándo es necesario ir al médico

Mónica De Haro
·5 min de lectura

Que las manos se hinchen al caminar, correr o hacer ejercicio no es motivo de alarma ya que es una respuesta fisiológica normal al esfuerzo. Te contamos las razones por las cuales se hinchan las manos mientras te ejercitas caminando, y los casos en los que sí habría que preocuparse

El ejercicio aumenta el flujo sanguíneo y la temperatura corporal. Para adaptarse a estos cambios, los vasos sanguíneos se dilatan para enfriar el cuerpo. Durante el proceso de dilatación, los dedos y las manos se pueden hinchar, particularmente si sudas mucho. (Foto: Getty)
El ejercicio aumenta el flujo sanguíneo y la temperatura corporal. Para adaptarse a estos cambios, los vasos sanguíneos se dilatan para enfriar el cuerpo. Durante el proceso de dilatación, los dedos y las manos se pueden hinchar, particularmente si sudas mucho. (Foto: Getty)

Caminar es el ejercicio más sencillo que hay pero también requiere su técnica, igual que si corres. No vale hacerlo de cualquier manera. De lo contrario puedes sufrir lesiones y molestias, como la hinchazón de manos.

Una mala circulación, el colesterol alto o un desequilibrio en la presión arterial pueden estar detrás de esa hinchazón de manos. Un problema común que no reviste importancia y que también puede estar provocado por otras causas como retención de líquidos, obesidad o si estás embarazada.

Así que aunque en principio no hay que alarmarse si las manos se nos hinchan al caminar o tras salir a correr ya que es una reacción corporal al esfuerzo realizado, es importante descubrir si hay alguna anomalía detrás.

(Foto: Getty Images/BananaStock RF)
Durante la actividad física las manos se pueden hinchar porque los vasos sanguíneos responden al aumento de la demanda de energía en los músculos.(Foto: Getty Images/BananaStock RF)

Aumento de la temperatura corporal

... y del flujo sanguíneo. Son las razones principales de la hinchazón de manos al hacer deporte. El ejercicio físico aumenta la demanda sobre el sistema respiratorio y circulatorio.

Con la actividad física, los músculos generan calor, lo que provoca que tu sistema ‘empuje’ sangre a los vasos más cercanos a la superficie del cuerpo, para disipar el calor. Por eso se produce la dilatación de los vasos sanguíneos cerca de la piel; es una de las formas del cuerpo para liberar el calor de la sangre a medida que el ejercicio calienta tu sistema. Esta respuesta causa transpiración y quizás también contribuya a la hinchazón de las manos.

Beber demasiado líquido puede producir una leve hiponatremia (menor cantidad de sodio en sangre) lo cual altera el equilibrio de los electrolitos, teniendo como síntomas la hinchazón de las manos y en caso más avanzados la confusión mental y los vómitos. (Foto: Getty)
Beber demasiado líquido puede producir una leve hiponatremia (menor cantidad de sodio en sangre) lo cual altera el equilibrio de los electrolitos, teniendo como síntomas la hinchazón de las manos y en caso más avanzados la confusión mental y los vómitos. (Foto: Getty)

Y como el flujo de sangre aumenta hasta el corazón, los pulmones y los músculos, disminuye en las extremidades como los dedos. Como resultado, tienes los dedos y las manos frías, causando que tus vasos sanguíneos se abran más, que se traduce en edema, o hinchazón.

Además, al andar rápido o correr, los músculos de las piernas ‘reclaman’ más sangre de la que llega a los brazos, que no tienen una musculatura tan potente. Y cuando tus extremidades superiores están por debajo del nivel del corazón, como lo están cuando estás caminando o corriendo, la gravedad hace que sea más difícil que los fluidos corporales circulen con normalidad, haciendo que los líquidos queden atrapados en tus manos, por eso se hinchan.De todos modos, la hinchazón debería desaparecer al cabo de un rato.

La forma más sencilla de evitarlo

Mover las manos al andar evitará que se hinchen. Y esto va también por los brazos, llevarlos rígidos o caídos a ambos lados del cuerpo es un fallo muy común. Si de todos modos ocurre, levanta los brazos por encima de la cabeza y traza círculos con las muñecas.

Cuándo preocuparse

La hinchazón de las manos y los dedos puede ser un signo de hiponatremia, un problema grave que necesita atención médica inmediata. Los atletas o deportistas que se someten a grandes esfuerzo pueden sufrir este trastorno en el que la confusión y los vómitos tienen más peso que la hinchazón de manos en sí.

Un bajón en la concentración de sodio sería el desencadenante. Por eso, las personas que corren maratones pueden estar en riesgo. Tomar agua en exceso durante una prueba deportiva de larga duración (y de mucho esfuerzo) puede hacer que el sodio se diluya tanto que te cause hiponatremia.

(Foto: Getty)
Acude al médico de cabecera si la hinchazón no desaparece tras el ejercicio y sientes dolor u otros síntomas como dolor articular o mareos. (Foto: Getty)

Existen otras causas que pueden hacer que se te hinchen las manos mientras caminas o practicas deporte. Por ejemplo, que tengas un bloqueo en el sistema linfático debido a una lesión, una infección o como consecuencia de la extirpación o inflamación de los ganglios linfáticos. Este trastorno conocido como ‘linfedema’ provoca la inflamación de las extremidades y se produce cuando el líquido linfático (que transporta desechos, bacterias y virus fuera del cuerpo) no drena adecuadamente.

Por otro lado, muchas mujeres embarazadas suelen presentar hinchazón general durante las últimas etapas del embarazo. Si la hinchazón es importante, afecta especialmente a las manos y a la cara, y se acompaña de hipertensión arterial, puede ser preeclampsia.

También podríamos estar ante un caso de artritis reumatoide (AR), un tipo de enfermedad autoinmune que genera hinchazón en las manos, muñecas, pies y rodillas. Suele provocar rigidez, dolor y dificultad para mover articulaciones. Además causa enrojecimiento en o cerca de la articulación. Ocurre cuando el sistema inmunitario del cuerpo ataca su propio tejido articular.

En este caso, debes mantenerte vigilante porque si además de la hinchazón de manos sientes dolor en las articulaciones, inflamación de los dedos o de los tendones, o rigidez quizás podría ser una señal de psoriasis, una enfermedad inflamatoria, crónica y recurrente que puede aparecer a cualquier edad, aunque suele hacerlo con mayor frecuencia en dos momentos de la vida, entre los 20 y los 30 años y entre los 50 y los 60 años.

Más historias que pueden interesarte:

Por qué se hinchan las manos y los pies

Piernas hinchadas: podría ser un aviso de que el corazón no funciona tan bien como debería

A los 20 también puedes tener calambres (y varices) en las piernas