"Manjar" protagonizará en Tordesillas un encierro sin muerte ni arponcillos

·2 min de lectura

Valladolid, 13 sep (EFE).- El astado de nombre "Manjar", de 560 kilos y herrado en la ganadería de Albarreal, protagonizará este martes en Tordesillas (Valladolid) un festejo del Toro de la Vega en formato de encierro mixto -urbano y campero-, sin muerte en público ni artilugios punzantes.

Su desarrollo será similar al de todas las ediciones celebradas desde 2016, año en que el tradicional alanceamiento público del animal hasta su muerte fue suprimido a través de un decreto-ley por parte de la Junta de Castilla y León, han informado fuentes de la organización.

El festejo, por tanto, seguirá sin tener la naturaleza de torneo que perdió en 2016 y que el Ayuntamiento de Tordesillas trató de recuperar este pasado enero al aprobar durante un pleno, sin ningún voto en contra, una reforma de la ordenanza reguladora del espectáculo para restaurar el concurso a través de divisas o arponcillos con el fin de respetar el decreto-ley de 2016.

La corporación municipal rechazó todas las alegaciones en contra, entre ellas las del PACMA, un partido animalista sin representación institucional, pero finalmente tropezó con la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCYL) que el 9 de septiembre, a instancias de esa misma organización, decidió suspender cautelarmente la celebración del torneo con arponcillos.

Esta suspensión ha obligado al Ayuntamiento de Tordesillas a modificar la convocatoria casi a última hora, desistir de este fórmula y convertir el torneo en un encierro mixto -urbano y campero- que ha sido autorizado por la Junta de Castilla y León, competente en espectáculos taurinos populares, al cumplir con los requisitos exigidos para esta modalidad.

Con el paréntesis obligado por la pandemia en 2020 y 2021, el Toro de la Vega saldrá de nuevo un Martes de la Peña, siempre el primero después de la festividad de la Natividad de Nuestra Señora (8 de septiembre), como es costumbre, dentro de la feria y fiestas patronales de Tordesillas.

A las once de esta mañana, un toque de reloj suelto seguido del lanzamiento de una bomba real, anunciará la salida del Toro de la Vega desde un cajón instalado en las inmediaciones de la Plaza Mayor, junto a la Cuesta Empedrada que desemboca en el puente sobre el rio Duero, camino de la vega.

El astado reseñado este año, de nombre "Manjar" y 560 kilos de peso, lucirá la divisa blanca y azul de la ganadería de Albarreal. Nacido en diciembre de 2016, es un ejemplar negro y mulato.

(c) Agencia EFE