Manipulada, sola y triste: la verdad tras los últimos años de vida de Doris Day

Doris Day fue la novia de América del cine de los años 50 y 60 y la personificación de la alegría en la pequeña y gran pantalla. Pero sus últimos años de vida los pasó en soledad, triste y siendo manipulada, según fuentes cercanas.

Doris Day con su marido Marty Melcher en los Premios de la Academia en 1960 (AP Photo/GTRES)

La estrella que llegó a trabajar con directores como Alfred Hitchcock y otras leyendas como Frank Sinatra y Clark Gable, y consagró su status de vecina de al lado perfecta con The Doris Day Show (1968-1973), falleció el pasado 13 mayo a causa de una neumonía. Tenía 97 años. Y su muerte ha desatado una batalla de dimes y diretes entre familiares y amigos que se acusan mutuamente de maltratarla en sus últimos años de vida.

Doris no tuvo una vida amorosa plagada de rosas, más bien todo lo contrario. Se alejó de los focos en los años 70 para centrarse en sus labores como activista por los derechos de los animales y vivir prácticamente recluida del mundo. Su familia siguió sus pasos, manteniéndose al margen de la fama que la rodeaba, pero ahora su único nieto ha hablado.

Ryan Melcher es el hijo de Terry, primogénito de Doris que murió antes que su madre en 2004, y compartió la situación a través de Facebook acusando al manager que manejó la carrera de Doris en los últimos 20 años, Bob Bashara, de prohibirle visitar a su abuela. Incluso afirma que nadie le comunicó su muerte, sino que lo supo a través de las redes sociales. Ryan trabaja como agente inmobiliario en la misma ciudad de residencia de la actriz, Carmel, al norte de California, y afirma que Bashara se aprovechó de su abuela, despidiendo a miembros de la junta de la fundación de rescate animal fundada por Doris para remplazarlos con sus familiares. De momento, Bob Bashara lo ha negado.

[Muere Doris Day, la leyenda de Hollywood que sufrió pérdida, desamor y hasta bancarrota por culpa de un hombre]

Cuenta que no tuvo una relación cercana con su abuela debido al complicado divorcio de sus padres, pero que Doris lo invitó a cenar tras la muerte de su hijo Terry, pero que Bashara le negó la entrada. “Ella estaba tan feliz de haber hablado conmigo y los dos estábamos entusiasmados con la cena una semana antes, pero este hombre estaba claramente manipulando la situación”.

“Todas las comunicaciones se cortaron en ese momento… más tarde supe que Bashara había despedido a todos los miembros de la fundación de mi abuela y seleccionado a su familia directa como nuevos miembros de la junta”, afirma Melcher en su post.

A esta situación de posible manipulación que la habría alejado de su único nieto en sus últimos días de vida, se suman a otras historias de amigos y conocidos de Doris Day. Un exempleado afirmó a The Post , según recoge Page Six, que “Doris pasó la mayor parte de sus últimos años en la habitación o la cocina. Casi no usaba el resto de la casa. Solo quería hablar sobre sus perros u oír sobre las cartas de fans que recibía”.

Precisamente uno de esos fans también ha hablado. Se trata de Mike DeVita, un seguidor de la actriz con quien compartió correspondencia durante 60 años. A través de unas 500 cartas se contaron detalles personales, confiando el uno en el otro. “Doris confiaba fácilmente. Fue manipulada toda su vida, normalmente por sus maridos” dijo el fan al mismo periódico. “Estaba buscando al padre que nunca tuvo en sus maridos – y también en Bob”.

Day creció en Cincinnati y a los 10 años descubrió que su padre estaba manteniendo un romance con la madre de su mejor amiga. Una situación que la afectó “profundamente”, según DeVita. Años más tarde, la actriz sufrió abusos físicos de su primer marido, Al Jordan, quien llegó a pegarle cuando estaba embarazada de su hijo. Tras divorciarse de sus dos maridos, se casó por tercera vez con el productor Marty Melcher, quien le robó $20 millones de su fortuna dejándola en bancarrota. Una sorpresa que descubrió tras la muerte de él en 1969. Por eso tuvo que cumplir su contrato y hacer The Doris Day Show, y pagar sus deudas.

La gente piensa que Doris siempre estaba feliz y alegre debido a sus películas” cuenta el fan. “Pero vivió mucha tragedia”.

Doris se casó por cuarta vez en 1976 con el maître de su restaurante favorito, pero se separaron cinco años más tarde aparentemente porque él sentía celos de los perros de la actriz.

La única persona en la que contaba era su hijo Terry, quien falleció de cáncer en 2004 a los 61 años. “Fue la mayor pérdida de su vida” según su amiga Carol Johnson. Tras esta tragedia, Doris Day se refugió en un grupo pequeño de amigos cercanos y en sus fans. “Los fans nos convertimos en la familia que ella nunca tuvo” dijo DeVita.

Ya en 2013 un ex guardaespaldas de la actriz llamado Sydney Wood, declaró su preocupación al Mail Online asegurando que Doris “estaba recluida” la mayor parte del tiempo, en una casa “llena de gente diferente” que solo estaban a su lado por ser famosa.

Agencia: RadialRP / Autor: RPE / Copyright: GTRES

Mientras el nieto de Doris Day acusa a Bashara de manipulación, el publicista de la actriz durante la última década, Charley Cullen Walters, afirma que fue decisión de ella no ver a su nieto. Mientras que el fan más cercano a ella, DeVita, admite que ella le confesó que quería reconectar con él.

A esto se le suman los comentarios de un vecino que apunta a que hay muchas personas preguntándose qué pasó con la fortuna de la actriz, que según su declaración de impuestos ascendía a $4.586.346, incluyendo su casa en Carmel valorada en $300.000 y la fundación.

"Hay muchos malos sentimientos en torno a los últimos años de la vida de Doris y cómo expulsaron a amigos y familiares", dijo el vecino. "Hay muchas personas que se preguntan cómo se beneficiará Bob con todo esto".

Tras la muerte de Doris, su manager aseguró que la estrella había especificado en su testamento que no quería un servicio fúnebre ni tumba, y que quería que su fortuna fuera a la Fundación de Animales Doris Day, aunque todavía no se ha presentado públicamente ningún testamento. "En los últimos 20 años de su vida, todo lo que le importaba eran sus animales", dijo el mismo vecino. “Ella confiaba en los animales más que en los humanos. Y no la culpo".

Los dimes y diretes parecen ser solo el comienzo...

Para seguir leyendo:

La bonita historia de amor de Stan Lee

Esta leyenda de Hollywood estuvo con "miles" de mujeres ¡ni te imaginas cuántas!

La historia de Alan Smithee, el director "fantasma" de Hollywood que está cerca de desaparecer

La secuela fallida de 'El guardaespaldas' con Lady Di como protagonista

La joyita del terror que te hará pasar miedo en menos de 3 minutos