Manicura japonesa: qué es y por qué todo el mundo está hablando de ella

Photo credit: betina_goldstein - Instagram
Photo credit: betina_goldstein - Instagram

Ya has experimentado con las uñas en tonos pastel y neón, con la manicura francesa de todos los colores y hasta con las 'baby boomers' más codiciadas. El mundo de las manicuras cada vez nos deja más locas y los nuevos diseños de ‘nail art’ nos sorprenden temporada tras temporada. ¿Te gusta ir a la última, pero ves que tus uñas necesitan un descanso? Dejemos las cosas bien claras: de nada sirve apostar por las últimas tendencias si las uñas no están sanas. Pero no te preocupes porque hay una manicura perfecta para ti. Y seguramente ya hayas oído hablar de ella...

La manicura japonesa no es una tendencia nueva. De hecho, es una técnica tradicional nipona con más de cuatro siglos de antigüedad (sí, hablamos en serio) muy popular entre las aristócratas japonesas que, con el paso del tiempo, fue adoptada por el pueblo entero. ¿Sabes en qué consiste? ¿Y cómo conseguirla? Te contamos todo lo que necesitas saber para que puedas apuntarte a las últimas tendencias ¡sin dañar tus uñas!

Todo lo que necesitas saber sobre la manicura japonesa

Está triunfando en Instagram y todo el mundo está hablando de ella, ¿pero de qué se trata? Según nos explican desde The Secret Lab, la manicura japonesa consiste en "reparar las uñas, incluso las más quebradizas, nutrirlas y devolverles un aspecto sano, con un brillo natural y limpio". Es decir, en lugar de esmalte, se aplica una pasta formulada especialmente para nutrir y reparar la uña. Desde The Secret Lab nos cuentan el paso a paso del protocolo, ¡toma nota!

  1. El primer paso es limar las uñas a gusto de cada persona.

  2. En caso de que sea necesario, se retiran las cutículas.

  3. Para preparar la uña, se masajea con crema hidratante y, después, en lugar de esmaltar, se aplica en cada uña una pasta formulada especialmente para nutrir ¡a tope! La mezcla incluye cera de abejas, tierra de diatomeas (un alga marina) con propiedades antibacterianas, vitaminas A, D y E, y polvo de silicio marino con queratina.

  4. Se pule la uña con una gamuza para conseguir que la pasta penetre por completo y la uña quede suave, libre de bacterias y sin inflamación.

  5. Para finalizar, se aplica polvo de perla de origen marino y rico en oligoelementos con propiedades fortificantes y nutrientes dejando un acabado pulido y brillante.

Si repites el tratamiento, "a largo plazo, se consigue que la uña esté más nutrida, por lo que mejora su fortaleza y su aspecto de manera natural,” afirman las expertas de The Secret Lab. ¿Te apuntas a esta tendencia? Te ofrecemos todo cuanto necesitas.