La manicura de chocolate de Lily James se hace con este esmalte

·3 min de lectura
Photo credit: Momodu Mansaray
Photo credit: Momodu Mansaray

Lentamente, las lluvias y los cielos grises se empiezan a instalar entre la rutina y con ellos la paleta de color con la que nos vestimos comienza a cambiar. Los tops de vibrantes colores veraniegos y tejidos ligeros se cambian por chaquetas de lana de colores neutros. Y el armario no es el único que entra en una mutación paulatina. Con el maquillaje sucede lo mismo, por lo general, dejamos a un lado los delineados de colores y nos instalamos en la comodidad de los negros y marrones.

En cuanto a labiales, los rojos sangre se tornan borgoñas y el blush morado vuelve a ser protagonista. En cuanto a las uñas, los tonos van cambiando cada temporada, pero siempre se mueven dentro de una paleta oscura. Ya hemos visto que el verde estará presente, gracias a Rosalía y con el verano tocando su fin, algunas celebrities ya se atreven a anticipar otros tonos para este otoño. Hace unos días veíamos como Hailey Bieber presentaba la versión de otoño de las uñas glaseadas, una de las tendencias inconfundibles de la temporada. Se trata de un tono chocolate, aderezado con su inconfundible brillo. Tras ella, ha sido Lily James quien también da el sí a este tono, aunque de una forma diferente.

La actriz llevó a los premios Emmy 2022 una manicura en un color chocolate, aunque la presentó en una versión más minimalista que la modelo, pues prescindió de los brillos, brindando otra posibilidad para seguir la tendencia si eres de las pocas personas a las que las uñas glaseadas no le ha robado en corazón. En este caso además se trata de un marrón medio, un tono chocolate con leche, algo más claro que el que mostró la modelo. Este tono infunde calidez y ganas de que lleguen esos meses en los que quedarse en casa en el sofá, tomando un té -o un chocolate- se convierte en un buen plan. Pero además pone al look de la artista un punto sexy y al no ser demasiado oscuro es ideal para estas semanas de tránsito entre el verano y la estación próxima.

En la manicura de quien diera vida a la Cenicienta nada se dejó a la improvisación. Esta fue creada por la reputada nail artist Betina Goldstein con productos de Chanel y antes de aplicar el color llevó a cabo una rutina de cuidado que es la clave para que el trabajo final brille. Comenzó aplicando agua micelar por todas las manos, para luego seguir con la loción revitalizante de la línea Nº1 de Chanel. Tras esto, consiguió que la actriz se relajara infundiendo un masaje con L'Huile Rose, un aceite de masaje corporal y finalmente puso el sérum revitalizante de la misma línea de la firma francesa.

La guinda de todo este trabajo es la aplicación de dos capas del tono 957 Impulsion, de Le Vernis Longwear Nail Color de Chanel. Antes de aplicar el color, la manicurista seca las uñas para retirlar cualquier resto de los productos que se han aplicado anteriormente, ya que esto podría dar lugar a que la laca no se adhiriera con normalidad.