Mango sorprende enseñando todas las formas en las que se puede llevar un chaleco

·4 min de lectura

Te propongo un juego. Entra en la tienda online de Mango, ve al buscador y teclea la palabra chaleco. Al instante te aparecerán hasta 50 referencias, todas ellas completamente distintas. Y no solo porque no se parezcan en nada unas y otras en lo que a diseño o estilo se refiere, es que con cada una de ellas ofrecen una propuesta para lucirla completamente diferente a la anterior. Una auténtica clase de estilismo con múltiples maneras en las que puedes combinar una prenda que probablemente creías aburrida hasta este momento. 

Empecemos por el chaleco de traje. El clásico, el de escote en pico y botonadura central que se adapta perfectamente al cuerpo para poner el énfasis en la cintura. Este -aunque en versión algo reducida- ha regresado como tendencia del mismo modo que lo han hecho otras prendas que triunfaron en los 2000. Y se lleva como entonces, como parte del trío junto a blazer y pantalón, sobre una blusa vaporosa de color blanco o en exclusiva y abrochado como Kate Moss lo hacía cuando era la reina del boho chic junto a Sienna Miller.

En negro, beige o con raya diplomática, en cualquiera de sus facetas resulta de lo más tentador para darle una nueva oportunidad dos décadas después. 

Chaleco negro de Mango
Chaleco negro de Mango

Por supuesto está también la variante XL, esa que está presente cada temporada pero tampoco termina de arrancar para convertirse en pieza indispensable. Podríamos decir que se trata de una americana sin mangas y bajo ese prisma se puede plantear su modo de uso. Con pantalón y camisa es lo más habitual pero sobre vestidos es como más lo habrás visto en las calles. 

En esta misma línea se mueve el que ha sido la sorpresa de la primavera, el acolchado. El que parecía que solo tenía espacio en versión plumífero durante el invierno ha pasado a ser clave en la estación en la que nos encontramos gracias a haber sabido declinarse en múltiples colores y dibujos. Gracias a su inconfundible formato, se convierte en el protagonista de cualquier look por simple que pueda parecer. Mango lo sabe y por eso son varias las propuestas que incluye en su catálogo como esta con estampado floral. 

Chaleco acolchado de Mango.
Chaleco acolchado de Mango.

Especialmente atención presta Mango al chaleco de punto, el cual entró en nuestras vidas hace más de un año y no tiene ninguna intención de abandonarnos. Victoria Beckham, Bella Hadid o Kendall Jenner han servido de espejos en los que fijarnos a la hora de sacar partido a esta prenda en los últimos meses de manera que se perdieran por completo esas reminiscencias que nos llevaban hasta el armario de nuestros abuelos, pero aún queda seguro mucho terreno que explorar. Este queda genial presumiendo de estilo preppy sobre una camisa a rayas de la que saques los cuellos por fuera o explorando una estética opuesta cañera luciendo uno que sea ajustado con un collar de eslabones o pinchos. 

También funciona jugando con distintos estampados entre las distintas prendas, optando por el monocromatismo, añadiéndole un pañuelo que caiga por encima, llevándolo en solitario a modo de top o simplemente llevándolo sobre una camiseta básica de la que solo se vea el cuello redondeado y las mangas cortas. 

Chaleco de punto sobre camiseta blanca, de Mango.
Chaleco de punto sobre camiseta blanca, de Mango.

Menos posibilidades ofrece el chaleco vaquero tanto en el azul original como en cualquier otro tono. En este caso podemos hablar de seguir el esquema conocido en el argot fashionista como denim on denim -este mix tiene un buen resultado garantizado- o podemos animarnos a conjugarlo con una blusa o un vestido de corte romántico para que genere un contraste interesante. 

De cualquier modo, esta opción suele llevarse abierta y en un contexto desenfadado, sobre todo si te decantas por simplemente combinarlo con una camiseta lisa, con una que deje el logo de tu grupo de música favorito a la vista o con una sobre el que pueda leerse alguna frase reivindicativa. 

Chaleco estructurado de Mango.
Chaleco estructurado de Mango.

Estas, además de otras piezas de crochet, en piel e incluso concebidas como una sudadera, son algunas de las que hemos descubierto en este particular juego que nos ha dado una batería de ideas sobre cómo llevar el chaleco escapándonos de lo habitual.

Más historias que te puedan interesar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente