Cinco maneras de reciclar de dar una segunda vida a una prenda

·4 min de lectura
Photo credit: Jeremy Moeller - Getty Images
Photo credit: Jeremy Moeller - Getty Images

Como ‘fashion addicts’ que somos, no sólo nos gusta la moda y llenar nuestro armario con las tendencias más frescas de la primavera-verano; también nos gusta comprar teniendo en cuenta la sostenibilidad y ser conscientes de lo que tenemos en el armario. Basta con echar un vistazo a los escaparates de nuestras tiendas favoritas para darse cuenta de que haber guardado esos tops, pantalones de tiro bajo y sandalias de plataforma de los años 2000, ha sido un gran acierto. Pero no todo va a ser guardar y acumular, de vez en cuando toca hacerle caso a Marie Kondo y aprovechar el cambio de estación para hacer una limpieza de armario. Una vez hayas hecho tus montoncitos montañas con la ropa que te vas a quedar y la que vas a descartar, queremos que te centres en la segunda y te pares a pensar por un momento: ¿cómo le puedo dar una segunda vida? No nos referimos a darle una segunda oportunidad como en la repesca de ‘Masterchef’, más bien pensamos en buscar maneras de que te vuelva a emocionar esa prenda. Por eso, te vamos a dar cinco ideas de dar una segunda oportunidad a la ropa antes de tirarla y de paso salvemos el planeta.

1.Tiñe tus camisetas, pantalones, mochilas, gorras...

Photo credit: Jeremy Moeller - Getty Images
Photo credit: Jeremy Moeller - Getty Images

El ‘tie-dye’ sigue siendo una de las tendencias más populares de la primavera-verano, por eso nos parece una gran idea dar un cambio de ‘look’ a esa camiseta que ya tienes tan vista y tan machacada, mientras adoptas este ‘trend’ sin gastar ni un euro. El proceso para teñir la ropa es muy fácil y rápido: basta con comprar uno varios colores de tinte para tejidos, anudar la ropa según forma que quieres que forme y aplicar el tinte en la prenda. Déjalo secar unas horas y lava bien la ropa o los accesorios. Lo mejor de todo es que puedes ser tan creativa como quieras y mezclar todo tipo de tonaliadades.

2.Vender en segunda mano: la mejor manera de reinvertir en tu armario

Photo credit: Edward Berthelot - Getty Images
Photo credit: Edward Berthelot - Getty Images

Esos tacones que sólo te pusiste para la boda de tu prima, ese bolso para el que nunca encuentras una ocasión, el vestido que ya no es de tu estilo... Todas tenemos ropa nueva o en muy buenas condiciones que no nos ponemos y la verdad, nos da mucha pena regalarla. Para recuperar parte de tu inversión, te proponemos ponerla a la venta en aplicaciones y webs de segunda mano. En Wallapop y Vinted se puede vender ropa de manera muy fácil y rápida, incluso hacer envíos internacionales. Pero si tienes alguna ropa o complementos de diseñador, te recomendamos que uses Vestiaire Collective, que se especializa en moda de lujo. Incluso podrás hacerte un bolso Chanel de segunda mano barato. Oye, comprar segunda mano es sostenible, jeje.

3.Dona, porque compartir es vivir

Al igual que nos encanta robarle las camisas a nuestros padres, ponernos las americanas de nuestras madres y heredar las joyas de la abuela, también tenemos que aprender a deshacernos de la ropa desinteresadamente. Donar ropa a una organización sin ánimo de lucro o dejarla en los contenedores para ropa de Cáritas o de tu ayuntamiento es la forma más rápida y fácil de hacerlo. De esta manera, te asegurarás de que llegue a personas que la necesitan. Además de dársela a tus primas o familiares, otra idea muy guay es hacer un mercadillo con tus amigas. Quedad en casa de una y llevad ropa que no os vais a poner más e intercambiarla. No se vale pedirla de vuelta cuando veas que tu amiga hace ‘outfits’ muy cañeros con ella.

4.Customiza esa chaqueta: tachuelas, flecos, pedrería...

Photo credit: Edward Berthelot - Getty Images
Photo credit: Edward Berthelot - Getty Images

Todas tenemos alguna prenda repetida, ya sea una camiseta blanca, una chaqueta vaquera, una ‘biker’ o un pantalón vaquero. Y lo que suele suceder es que nos ponemos una de las dos y la otra se queda olvidada en un cajón. ¿Quién necesita dos iguales? Coge la que menos utilices y dale un cambio de ‘look’. Si tienes varias prendas vaqueras, puedes reintegrarlas en una sola a través de la técnica del ‘patchwork’, pero si buscas una manera más sencilla de darle personalidad a la ropa, puedes añadir tachuelas a unas zapatillas, unas tiras de plumas a las mangas de una camisa o coser perlas en los hombros de una gabardina. Consejo: teclea ‘fashion diy’ en Pinterest y encontrarás un montón de ideas originales.

5. ¿Ropa sin arreglo? Llévala a un punto de reciclaje

Uno de los objetivos principales de la moda circular es que la ropa no acabe en vertederos; la mayor parte se compone de plástico en un alto porcentaje y resulta muy contaminante. Por eso, al igual que haces con los residuos de plástico en casa, es importante llevarlas a puntos de reciclaje en los que se reutilicen para crear nuevos tejidos. Tiendas como H&M o Inditex cuentan con programas de recogida de ropa en los que por cada bolsa que lleves te dan un vale de 5 euros para gastar en la tienda. Y así, amiga, es cómo puedes seguir consumiendo moda de una manera más sostenible. ‘Al planeta le gusta esto’.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente