Manchas en la piel: tipos, por qué salen y cómo eliminarlas

·5 min de lectura
Photo credit: CDLP
Photo credit: CDLP

Después del verano, la mayor preocupación de muchos será cómo prolongar ese tono bronceado que tan bien nos sienta. Sin embargo, para los que no han cuidado su piel como deberían, las preocupaciones son esas manchas oscuras que comienzan a asomar en el rostro, ¿qué son? ¿por qué salen? Y sobre todo, ¿se pueden eliminar? Son las preguntas que surgen. Para resolver todas estas dudas nos hemos puesto en contacto con varios expertos y conocer así uno de los problemas cutáneos más habituales y culpables de echarnos años encima. Muchos de sus tratamientos están recomendados en esta época del año en la que la exposición solar se reduce y momento en el que aparecen. Por eso el otoño es la estación en la que, además de preocuparnos por la caída de pelo típica de esta época, toca poner la piel a punto. Atento a este manual sobre manchas solares y la manera de tratarlas.

Manchas de sol, ¿qué son y por qué salen?

Las manchas de la piel son una respuesta errónea celular de nuestro cuerpo, que ordena reforzar con pigmento ciertas zonas sin una correspondencia con el fototipo. Esta respuesta suele producirse por una exposición solar excesiva y sin la fotoprotección adecuada de manera que el cuerpo se defiende produciendo melanina, pero lo hace de manera desigual. Estas manchas también pueden producirse por cambios hormonales y por la edad y dependiendo de su causa reciben un nombre distinto.

¿Qué tipos de manchas de sol existen?

La doctora María Rosa Maroto, de Clinique La Prairie nos explica que existen dos tipos de manchas: Melasmas y lentigos. “Los melasmas son manchas que se producen por la incidencia del sol en la piel y que van asociados a cambios hormonales como en el caso de embarazos, toma de anticonceptivos o bien desordenes hormonales. Son manchas grandes de límites irregulares y que aparecen sobre todo en la cara. Los lentigos son manchas oscuras que aparecen con la edad por una acumulación de exposición solar . Son manchas bien delimitadas , pequeñas y que aparecen en cara, escote y manos”.

¿Es posible eliminar las manchas de la piel por completo?

“No, nunca podemos hablar de eliminación definitiva de manchas, hablamos de reducción”, nos explica Miriam Yébenes del Instituto de la Belleza Maribel Yébenes. “Es muy importante comunicar al cliente que el resultado final depende mucho de sus hábitos. Ya que si estamos realizando un tratamiento contra las manchas y estamos consiguiendo una gran reducción, basta que únicamente un día se olvide de tener cuidado con el sol, no aplicar protección solar y le dé un poco de luz, para que vuelva a salir esa mancha. Por lo que hay que es fundamental seguir las pautas de después para un resultado eficaz”, aclara.

¿Qué tratamientos hay para eliminar las manchas de la piel?

El doctor Juan Jiménez Cahué, dermatólogo de la clínica FEMM nos explica que el tratamiento vendrá determinado por el tipo de mancha que vayamos a tratar. Se deben realizar tratamientos médicos tópicos u orales, siempre bajo prescripción médica y los tratamientos en clínica como el complemento perfecto para los anteriores. La constancia, señala el doctor, es clave: “de igual forma que para mantener los dientes sanos hay que llevar una higiene diaria”, apunta. En cuanto a los tratamientos que se pueden realizar en las clínicas estéticas, Juan Jiménez Cahué de la clínica FEMM enumera varios:

Peeling químicos: es uno de los tratamientos más utilizados para el melasma. Consiste en aplicar un ácido a alta concentración sobre la piel, de forma controlada, para eliminar la capa superficial o media. La duración es de unos 20 minutos y suele producir escozor y ardor durante el tratamiento. En los días posteriores se produce una pequeña inflamación de la piel y después una exfoliación o “pelado”. En función de la sustancia empleada y de la profundidad, el tiempo de recuperación varía entre 3-7 días. Durante estos días se debe evitar la exposición solar directa y, durante las semanas posteriores hay que aplicar crema de protección a diario.

Generalmente suelen ser necesarias 2 o 3 sesiones, aunque hay casos que pueden mejorar notablemente con una sola sesión.

Láser y Luz Pulsada Intensa (IPL): es un tratamiento muy eficaz para los lentigos solares. La sesión suele durar unos 15-30 minutos, en función del número de manchas, y se puede realizar con anestésico tópico para disminuir las molestias. La recuperación suele ser rápida. En los primeros días suele notarse un oscurecimiento de las manchas y una pequeña inflamación en la zona. Se debe evitar la exposición solar en las semanas-meses después y aplicar cremas reparadoras e hidratantes. Suele requerir entre 2 a 5 sesiones para eliminar las manchas.

En el caso de melasma hay que tener precaución con la luz pulsada y valorar el caso detenidamente de forma individualizada, ya que puede empeorar en algunos casos.

PLEXR: se trata de un dispositivo similar a un bisturí eléctrico, pero utiliza una tecnología de generación de plasma, que permite eliminar tejido sin dañar el tejido de alrededor. Se puede utilizar de forma superficial para eliminar lentigos solares de forma eficaz. Los cuidados posteriores son cruciales para evitar que quede una marca: se debe evitar la exposición solar y aplicar cremas reparadoras.

Microneedling: se trata de un tratamiento en el que se realizan micropunciones (con un dispositivo con microagujas que se mueven a alta velocidad) sobre la superficie de la piel. Con esto se crean microcanales que producen una discreta exfoliación en la epidermis y estimulan la formación de colágeno en la dermis. Se aprovechan estos canales para aplicar compuestos específicos según cada patología que favorecen su penetración en la dermis.

En el caso de melasma se aplican productos despigmentantes o plasma rico en plaquetas. La sesión dura unos 30 minutos y es algo molesta, por lo que se puede aplicar crema anestésica previamente. En los días posteriores puede aparecer una ligera inflamación, pero en general la descamación o “pelado” es muy leve. Es un procedimiento seguro para pieles más morenas y el tiempo de recuperación es corto.

El proceso de formación de colágeno y efecto de las sustancias aplicadas continúa en las semanas posteriores. Suele requerir de dos a cinco sesiones.