Maltrato psicológico en redes sociales: qué tipos hay y cómo prevenirlo

maltrato en rrss
Tipos de maltrato psicológico en redes socialesFluxFactory - Getty Images

Que las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea son la charca perfecta para las personas tóxicas ya lo teníamos claro. Para muchas de ellas, de hecho, estas plataformas son el ecosistema ideal gracias a dos ingredientes principales: el anonimato y la impunidad. Salvo si sabes protegerte, claro.

Si desmenuzas la palabra “maltrato” y la analizas de manera literal, es sinónimo de “mal trato”, o una forma de manejar una relación de manera negativa o no benévola. La RAE (Real Academia Española) la traduce como “acción de tratar con crueldad, dureza y desconsideración a una persona o a un animal, o no darle los cuidados que necesita".

En este artículo no vamos a hablar del acoso 'de facto' en redes sociales, pero sí de las múltiples actitudes tóxicas digitales con las que te puedes encontrar y que en algún caso pueden ser germen o semilla de maltrato psicológico. Hacemos un repaso de toda esa cantidad de comportamientos sutiles que generan malestar aunque 'a priori' no les des importancia. Aquí te contamos algunas fórmulas de actitudes tóxicas, cómo detectarlas y qué hacer para protegerte. Las sacamos del armario para darles visibilidad.

La ‘etiqueta’ en WhatsApp

Hace tiempo que ya se habla de la ‘etiqueta’ en redes sociales y en WhatsApp. Y cuando hablamos de etiqueta, no nos estamos refiriendo a mencionar a las personas que incluimos en una imagen que colgamos. Hablamos de las normas básicas de buena educación digital. Hasta hace unos años, la 'etiqueta' social tenía que ver con responder a unos buenos días, dar las gracias o ceder el asiento en el metro. Si te cruzabas a alguien en la escalera y no respondías a un "buenos días" te convertías en el grinch de la comunidad de vecinos, y no solo en Navidad.

Pues no responder un mensaje en Whastapp (o 'dejarlo en visto') tiene el mismo efecto. Si le preguntas a Google “dejar en visto en WhatsApp”, te devolverá 25 millones de resultados, lo que hace evidente que es un tema molesto y que, por tanto, en manos de un agresivo-pasivo o un narcisista se convierte en arma arrojadiza de primer orden. Gratis y fácil.

Preguntar a Google no deja de ser una manera de amortiguar el ruido, porque lo cierto es que todo el mundo sabe qué significa 'dejar en visto': que alguien lea tu mensaje (dos 'check' azules) y no te conteste en horas es una declaración de intenciones. Y no es lo mismo que lo haga tu mejor amiga que ‘esa persona especial’ que acabas de conocer o tu 'crush'… Porque 'dejar en visto' se ha convertido también en una manera sutil y cero comprometida de dar a entender a alguien que no queremos continuar con la correspondencia.

Todo un catálogo de actitudes

No lo vamos a llamar maltrato, porque sería hacer poca justicia a las personas que están sufriendo acoso, pero sí vamos a alertar acerca de esas ‘actitudes’ aparentemente inocuas y que no tienen por que ir 'in crescendo' pero que pueden llegar a incomodar.

Los castigadores de ‘likes’

Hay personas que han aprendido, y rápido, a 'premiar' y 'castigar' con los ‘likes’ en redes sociales. Es una herramienta perfectamente perversa para narcisistas venenosos que ya lo eran en la era no digital. Lo que no saben es que el algoritmo es tan caprichoso que puede decidir de la noche a la mañana no mostrarte una serie de cuentas. "Yo no diría que esto es maltrato, pero sí castigo”, dice Mónica León, directora digital de Omnicom PR Group y de su Observatorio Digital, que analiza la actualidad en este sentido y habla de la influencia del buen uso que debemos hacer de las redes sociales y cómo puede afectar a las personas.

Los ‘voyeurs’ o pasivos-agresivos

Que levante la mano quien no tenga entre sus seguidores (o peor, entre sus no seguidores) a esa persona que siempre está la primera mirando tus ‘stories’, que no se salta una sola pero jamás da un ‘like’ ni interactúa de ninguna manera, ni siquiera con un emoticono, con esa actitud unilateral y velada de "voyeur" que cree que no está siendo vista. Exactamente igual que esos integrantes de grupos de Whatsapp que jamás de los jamases participan pero no se van. Si creen que no les estás viendo, quizá es porque "no te ven" a ti, es decir, que no son conscientes de que tras esa cuenta hay un ser humano. Tampoco se ven a ellos mismos husmeando.

Los promotores

Luego están los que sí comentan. Pero que intervienen y participan para dejarse ver o promocionarse. Nunca van a decir nada bueno, ni siquiera nada aséptico, sobre ti o tu publicación, solo quieren estar presentes. En todo y todo el rato. Comentan para acumular seguidores o llamar la atención de los tuyos.

Los humilladores

Cualquier persona tóxica sabe que cuando uno publica un ‘storie’ en redes, también revisará de vez en cuando qué personas las está viendo. "Se me ocurre el caso, por dar un ejemplo, de una chica a la que sus amigas no hayan avisado para una quedada y lo publiquen en 'stories'. Esto es algo que puede resultar complicado para una adolescente. Se trata de un comportamiento al que no podría poner una etiqueta, pero lo cierto es que hay movimientos que afectan a nuestras relaciones sociales y, lo que es peor, a nuestra autoestima", dice Eva Soto, psicóloga clínica en Deusto Salud.

Los copiones

¿Que cuelgas una ‘storie’? Ahí están, blandiendo el copia-pega. ¿Una reflexión? Se la apropian. Una de dos: o les encantas, o están demasiado pendientes de ti (o las dos cosas). En principio, puede ser molesto o curioso, sin más. Pero vigila si va a más, podría ser el 'modus operandi' de alguien que empieza a obsesionarse contigo.

Acoso con todas las letras

En el último estadio de la violencia digital se encuentra el acoso (muchas 'celebs' ya han empezado a denunciarlo) en forma de insultos, difamaciones, comentarios o propuestas obscenas, suplantación de la identidad... A veces se utilizan las plataformas de mensajería instantánea y otras las 'rrss' en sí.

"Hay aplicaciones como Instagram en las que se te ve si no te proteges con una cuenta privada, por ejemplo. Y si hay alguien a quien le apetece espiarte y controlarte puede hacer que le lleguen notificaciones cada vez que publicas algo. El maltratador de por sí es alguien dominante y que necesita controlar, y puede que además sea celoso. Que vea tus publicaciones no es delito. El delito es intervenir tus comunicaciones para tener información. Y esto son palabras mayores pero por desgracia, es frecuente", dice Encarni Iglesias, presidenta de Stop Violencia de Género Digital y directora del Observatorio Digital en España.

Aunque queda mucho camino por avanzar aún, hay iniciativas esperanzadoras, como por ejemplo la del Parlamento gallego, que aprobó en 2021 la reforma de su ley contra la violencia de género para que también se aborde en el entorno digital. "Hoy, además, ya existen empresas como Kaspersky, especializada en ciberseguridad, con multitud de productos para blindarse adecuadamente, como por ejemplo saber si te están ‘stalkeando’ (acechando, o espiando) el móvil”, dice Marc Rivero, investigador senior de Kaspersky.

Observa cómo te afecta

La percepción es muy subjetiva, pero en términos generales, lo único que te debe importar es que si te afecta algo que alguien te haga, has de actuar. “Maltratadores y narcisistas son tremendamente creativos en su afán de manipulación. Si notas que te sientes mal, parece que no importas, te duele, te baja la autoestima, te sientes desvalorizada, atacada, despreciada, humillada... mantente alerta, porque casi todo comportamiento de otro que te deja sin energía se llama maltrato. Sentir todo eso es una señal de alerta para ti, significa que te estás exponiendo y tolerando de alguna forma una agresión”, dice Marina Fernández, coach y mentora especializada en relaciones personales y creadora de La senda de la felicidad. "A los villanos de las redes esto les provoca un sentido de gratificación ligado al control, porque solo se saben relacionar con los demás a través del control y la manipulación”, termina la experta.

En cualquier caso, dicen que la inteligencia tiene que ver con la capacidad de ver oportunidades donde otros ven problemas, por lo que te animamos desde aquí a dar un 'twist' a este asunto y pensarlo como una opción que te da la vida de preguntarte "qué hay en mí que facilita que este tipo de personas se me acerquen o se ceben conmigo". Debes saber que "no tiene que ver con qué has hecho, es algo que le pertenece al otro: su estructura de personalidad le hace tener esa tendencia, por lo que va a ir a por cualquier persona con quien huela que puede hacerlo”, apostilla Marina.

Cómo prevenir el maltrato en redes sociales

Si alguien te hace sentir incómoda con su comportamiento por cualquiera de las vías que hemos mencionado, el primer paso es hablarlo, sobre todo si es alguien conocido y con quien tienes confianza, porque bloquear a alguien siempre es violento y desagradable. “Hay gente que se ofende cuando le dejas de seguir, pero por suerte, las redes sociales tienen infinitas fórmulas restrictivas para "salvarte" sin tener que llegar al bloqueo, dice Monica León.

Pero si te hace sentir incómoda alguien que no conoces, entonces sí, bloquea, como también a esas cuentas sin foto de perfil que no tienen ninguna publicación y están en modo "privado". Bloqueo sin contemplaciones.

Aprende a gestionar tus redes

Es complicado, porque partimos de que estamos muy expuestos, pero estos son algunos consejos generales interesantes:

  • Hazte un Marie Kondo digital. Igual que la reina japonesa de la limpieza se deshace de lo superfluo, haz una limpieza de ‘seguidores’ y de ‘seguidos’. Tómate un tiempo para ver qué te aportan, sus interacciones... Detecta a esas personas que no sabes ni quiénes son ni por qué están ahí.

  • Revisa las funcionalidades de las redes sociales. “En tu archivo de historias puedes ver quién ve tus publicaciones, y si ves que de forma recurrente hay personas que te ven y no actúan, hay fórmulas como la de “mejores amigos” y algunas más con las que puedes prevenir ciberacosos”, aconseja Mónica León.

  • "Si estás recibiendo mensajes inadecuados aunque no lleguen a ser ofensivos, levántate y cambia de lugar y postura, porque te hace estar inmediatamente mejor. La postura de pie con los brazos en forma de equis como si fueras a alcanzar una nube, te cambia el estado", dice Ata Pouramini, licenciado en quiropráctica y director de Quiropractic Valencia.

  • Practica el método de la roca gris. Cada vez que te relacionas con el narcisista, mantente como una roca, responde con monosílabos y no reacciones. Buscará a otra víctima. Como te enganches en justificaciones, estás perdida. Constrúyete en la versión de ti más sabia, madura, consciente y con la autoestima más alta y pregúntale qué haría en tu lugar. Y compórtate como lo haría ella. Todo esto es duro, pero es una oportunidad de transformación increíble, dice Marina Fernández.

  • Si los mensajes van a mayores, ni borres ni bloquees (perderías información valiosísima). Acude inmediatamente a una oficina de la policía y ponlo en su conocimiento.

En definitiva, se trata de elegir un modelo de protección 'a la carta' según nuestras necesidades y nuestra comunidad. Como en la vida misma.