Maldita hemeroteca: Sánchez afeó al PP hasta dos veces nombrar "a un militante" para el TC

Pedro Sánchez, con su Àngels Barceló el pasado mes de junio
Pedro Sánchez, con su Àngels Barceló el pasado mes de junio

Pedro Sánchez, con su Àngels Barceló el pasado mes de junio

El Gobierno designará al magistrado de la Audiencia Nacional y exministro de Justicia Juan Carlos Campo y a la catedrática de Derecho y exdirectora general de Asuntos Constitucionales en el Ministerio de Presidencia, Laura Díez para cubrir dos puestos de magistrados del Tribunal Constitucional (TC). El acuerdo será adoptado en la reunión del Consejo de Ministros de este martes. 

El Ejecutivo ha adoptado esta iniciativa ante el bloqueo desde hace cinco meses en el seno del Consejo General del Poder Judicial para designar a otros dos magistrados cuya elección corresponde al órgano de gobierno de los jueces.

Los dos elegidos son de claro perfil progresista y muy vinculados al actual Gobierno. El exministro de Justicia, Juan Carlos Campo, salió del Ejecutivo en julio de 2021 tras año y medio bajo las órdenes de Sánchez. Fue él, además, quien firmó los polémicos indultos a los dirigentes independentistas condenados por el ‘procès’. Tras haber rubricado las medidas de gracia, Sánchez lo cesó y el juez tuvo que volver a la Audiencia Nacional, donde tenía plaza de magistrado. Es la primera vez que un exministro entra en el Constitucional en la misma legislatura en la que abandonó el Gobierno. Díez, por su parte, forma parte desde abril del Consejo de Garantías Estatutarias catalán.

Es habitual, sin embargo, que los gobiernos de diferente signo ‘coloquen’ a magistrados de sesgo similar al suyo en el TC. En 2013, Rajoy eligió a Enrique López, actual consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, y Francisco José Hernando, referente conservador.

Además, el PP también eligió a magistrados que habían sido diputados en sus filas, como es el caso de Andrés Ollero (2012 - 2021), y puso a un militante del PP como Francisco Pérez de los Cobos (2013 - 2017) como presidente del Constitucional.

Hace cinco meses, en una entrevista en el programa “Hoy por hoy” de la Cadena SER, Sánchez se jactaba de no haber metido a militantes dentro del TC. “Yo no he puesto a militante del PP al frente del Constitucional o al frente de RTVE”, dijo, en referencia clara a Pérez de los Cobos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Una idea que volvió a deslizar hace una semana en su último cara a cara con Feijóo en el Senado. “No me venga usted diciendo que ustedes no han manipulado instituciones tan importantes para nuestra democracia como el Tribunal Constitucional”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El vicesecretario general institucional del PP, Esteban González Pons, ya ha considerado que el exministro de Justicia Juan Carlos Campo y la ex directora general de Asuntos Constitucionales Laura Díez “no son idóneos” para formar parte del Tribunal Constitucional (TC), porque les considera “enviados del Gobierno” para “colonizarlo”.

Al dirigente del PP le parece que son “dos miembros del Gobierno entrando a cumplir una misión en el Tribunal Constitucional, que es salvaguardar la legislación del propio Gobierno”, aunque Campo dejara el cargo de ministro hace año y medio.

Por ello, Pons cree que la Unión Europea “va a reaccionar” y ha advertido de que si son nombrados “tendrán que abstenerse” ambos en las deliberaciones del TC que atañan a las decisiones del Gobierno.

Pons ha dicho que el Gobierno envía a Campo al Constitucional para que sea un “sheriff”, lo que va, a su juicio, en contra de la separación de poderes, porque, ha dicho también, lo envía “como un explorador para colonizar” el tribunal, “haciendo entrismo en otro poder del Estado”.

También te puede interesar...