Malaquita: propiedades, beneficios y usos de la piedra de la transformación

·3 min de lectura
Photo credit: benedek - Getty Images
Photo credit: benedek - Getty Images

Estamos seguras de que todo el mundo tiene algún amigo que consulta regularmente su horóscopo diario, antes incluso de tomarse el primer café de la mañana, y que se sabe su carta astral de memoria, quizá incluso figura en su biografía de Instagram. Y, si no lo tienes, es que eres tú. Los ‘millennials’ han reavivado el amor por estas piedras a las que se les asocia cualidades mágicas, por lo que, si no quieres quedarte marginada en la conversación de sobremesa, te recomendamos que tengas claros los conceptos básicos como, por ejemplo, cuáles son las personalidades de cada signo del zodíaco.

Como muchas otras piedras espirituales, la malaquita fue muy popular en el Antiguo Egipto por sus beneficios y propiedades, además de por su particulares tonalidades verdes, que le otorgaban gran valor decorativo. Importantes personalidades se aseguraban de tener cerca una de estas piedras, con el convencimiento de que les ayudaría a gobernar mejor. Actualmente, esta piedra sigue siendo muy preciada en el universo espiritual. Te contamos las razones.

Propiedades de la malaquita

Esta piedra amplifica las energías positivas y reduce el efecto de las negativas al absorberlas son gran facilidad (es una de las piedras protectoras por excelencia). Atenta si has nacido bajo el signo de Escorpio, pues la malaquita está muy conectada con este signo zodiacal: como suelen ser personas introspectivas, les ayuda a abrirse al resto de personas.

La malaquita está también vinculada al tercer ojo, por lo que promete aumentar el poder de la visualización psíquica. Además, en torno a los chakras, se dice que consigue limpiarlos y activarlos. Pero hay que prestar especialmente atención a esta piedra, pues si se respira su polvo o se lame su superficie puede resultar tóxica. Cuidado.

Beneficios y usos de la malaquita

Considerada la piedra de la transformación, transmite la confianza necesaria para que asumas más riesgos (esos que no te atreves a afrontar) y ser más aventurero (quizá te animes a saltar en paracaídas). En general, despeja la mente para que no tengas un miedo irracional a equivocarte (atención: primero tienes que querer hacerlo, mostrando tu predisposición). El mejor lugar donde colocarla es sobre el corazón, para que transmita una sensación de equilibrio y de armonía.

A nivel espiritual, como ya adelantábamos, genera un escudo protector entorno a ti y evita que las energías negativas te rodeen, generando así un espacio de tranquilidad y armonía en el que se propicia el desarrollo de la empatía y una mayor capacidad expresiva. Su relación con la naturaleza (que vemos en su color verde) es símbolo de vida y de abundancia.

A nivel físico, la malaquita sirve también como escudo frente a las radiaciones electromagnéticas, las cuales absorbe. También tiene propiedades curativas, especialmente frente a dolores musculares, como calambres.

Cómo limpiar la malaquita

Sus propiedades indican que la malaquita acumula muchas energías negativas y radiaciones, es decir, con su uso acaba llenándose de energías muy fuertes de las que ha de desprenderse para que volvamos a disfrutar de sus beneficios.

El mecanismo o ritual para limpiar es muy sencillo: consiste en depositarla dentro de un recipiente en el que previamente hayamos volcado un poco de agua mezclada con sal. La dejamos reposar unos minutos, no demasiado tiempo, ya que es una piedra bastante delicada.

Cómo cargar la malaquita

Una vez tenemos nuestra malaquita limpia, es el momento de volver a activarla. Para ello simplemente la colocaremos durante unos minutos en una superficie cercana a una ventana, que garantice su exposición a la luz del sol. Después la retiramos y la guardamos en una bolsita.