La mala alimentación es el mayor enemigo de tu salud

Por
Photo credit: Getty Images

From Cosmopolitan

Malas digestiones, intolerancias… Los expertos del congresoThe Love Behind Food nos explican los motivos. Una pista: la respuesta está en tu intestino.

Últimamente te sientes hinchada sin motivo aparente, tu amiga ha decidido dejar el gluten ante la desesperación de no saber por qué le duele la tripa y tu hermana se queja a menudo de que algunas comidas le sientan mal. ¿Te suena? Estas situaciones parecen ser cada vez más habituales. "Mucha gente –principalmente personas de entre 16 y 35 años– acude a nosotras con algún tipo de problema digestivo", dicen Alana y Lisa Macfarlane, fundadoras del portal sobre salud intestinal The Gut Stuff y ponentes en el congreso The Love Behind Food que Danone celebró por su centenario el pasado mes de mayo.

En su web, un equipo formado por nutricionistas da respuesta a las dudas de los internautas, cada vez más preocupados por síntomas como estos. Pero, ¿a qué se debe este malestar? La respuesta podría estar en nuestros hábitos: el tipo de alimentación que llevamos hoy en día y el ritmo frenético al que estamos acostumbrados afecta directamente al bienestar. Y están dañando una parte muy importante para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo: la microbiota. Una palabra que engloba a los billones de bacterias, virus y otros microorganismos que habitan en el cuerpo humano y juegan un papel fundamental en el desarrollo del sistema inmunológico y del aparato digestivo.

Unos ‘habitantes’ únicos

Este rico ecosistema –y particularmente el que se encuentra en el intestino– constituye uno de los principales focos de interés de los investigadores. "Los estudios relacionados con este tema no dejan de crecer y cada día hay nuevos descubrimientos, aunque aún falta mucho para que estas observaciones puedan tener una aplicación sólida a nivel global", explica la doctora Karen Nelson, presidenta del Instituto J. Craig Venter de EE. UU. y miembro del equipo que publicó, en 2006, el primer tratado realizado sobre la microbiota. En su opinión, no cuidar la dieta, el estrés y el uso abusivo de los antibióticos son algunos de los factores que ponen en riesgo esta barrera presente en nuestro organismo. Para las hermanas MacFarlane, otro de los grandes culpables de estas dolencias es el consumo de alimentos ultraprocesados –según un estudio de la revista British Medical Journal, comerlos cuatro veces al día podría aumentar un 62% el riesgo de muerte–, así como la obsesión por la higiene y por la desinfección constante.

Los peligros

"Nos cuidamos bastante, pero no somos ángeles: también nos damos algún capricho de vez en cuando", reconocen Alana y Lisa MacFarlane al preguntarles por el tipo de alimentación que llevan. Pero, ¿qué riesgos tiene no prestarle demasiada atención a la flora intestinal? "A largo plazo, un desequilibrio en esta población de bacterias puede estar relacionado con enfermedades graves como la obesidad, algunos tipos de cáncer o incluso los cambios de humor", dice la doctora Nelson, que añade que una de las formas más sencillas de frenar su deterioro es mantener un estilo de vida lo más saludable posible.

Palabra de doctora

En plena moda del consumo de suplementos de prebióticos y probióticos como solución a los problemas intestinales, la doctora Karen Nelson se mantiene cauta y advierte: "Muchos recomiendan su usoy algunos pacientes afirman sentirse mejor al tomarlos, pero por el momento, no existe ninguna evidencia científica que demuestre su eficacia". Opta, en su lugar, por los que están presentes en los alimentos.

¿Cómo está tu microbiota?

Aprende a reconocer cuál es el estado de tu flora intestinal, según tus síntomas.

El primer indicio

"Su alteración se llama dysbiosis y se manifiesta del mismo modo que la intoxicación por una comida", explica Karen Nelson.

Falta de energía

Los cambios de humor y el cansancio también están relacionados.

Si no estás segura...

Examina tus hábitos. En thegutstuff.com puedes descargarte un documento en el apuntar tu actividad, lo que comes, etc. "A veces sentimos dolor y creemos que es normal", diceLisa MacFarlane. Así sabrás si algo es recurrente