Maisie Williams sintió vergüenza de su cuerpo por interpretar a Arya Stark en Juego de Tronos

Maisie Williams ha dejado una etapa atrás. La actriz británica que saltó al estrellato como Arya Stark, puso punto final a una era en su prometedora carrera con el final de Juego de Tronos, diciendo adiós al personaje, los entrenamientos con espadas y a la imagen masculina que durante ocho temporadas le exigía la serie. Maisie tenía 14 años cuando fue contratada, creciendo bajo el ojo público y a la sombra de una guerrera que no lucía sus atributos físicos como otros papeles femeninos de la historia. Y seguramente nunca nadie se habría imaginado el efecto que esta representación tenía en su vida privada.

(Helen Sloan, HBO)

Delante de las cámaras, Maisie pasó de los 14 a los 21 años vistiendo como uno de los hombres de la serie, algo que tuvo un impacto negativo en su autoestima. Según confiesa a Vogue, llevar el vestuario de Arya la hizo sentirse “avergonzada” de su propio cuerpo, especialmente cuando su físico comenzó a “madurar”.

Alrededor de la temporada dos o tres, mi cuerpo comenzó a madurar y empecé a transformarme en una mujer, pero Arya seguía intentando pasar como un chico” dijo a la revista en un vídeo. “Tenía el cabello muy corto, me cubrían constantemente de suciedad y ensombrecían mi nariz para que pareciera más ancha y me viera más masculina”. Estos detalles hicieron que la joven intérprete sufriera problemas de imagen, sobre todo porque la obligaban a aplanar sus pechos para parecer aún más masculina.

“También me ponían una faja en el pecho para aplanar cualquier crecimiento que había comenzado y, no sé, era horrible durante seis meses al año, y me sentí avergonzada durante un tiempo", sentenció.

Fue tras el final de las grabaciones que asegura que comenzó a experimentar con su vestuario, iniciando una nueva fase que la hizo sentir más femenina. Dice que este cambio le ha ayudado a aceptar su cuerpo. “En esta nueva etapa de mi estilo se siente bien verme más femenina, tener una cintura real y, ya sabes, aceptar el cuerpo que tengo” añadió.

No hay dudas que Maisie no ha perdido el tiempo, adoptando enseguida un estilo que la diferencia al que impuso el personaje en su vida. En cada aparición pública suele dejar boquiabiertos a los especialistas de moda con sus estilos, como hizo en la Semana de la Moda de París o en la reciente ceremonia de los premios Emmy.

Para seguir leyendo:

La representación de la sexualidad femenina, la nueva revolución en las series de televisión

¿Qué depara el futuro de los actores de Juego de Tronos? Comienza el camino para desencasillarse

Kit Harington revela que todavía no ha visto la última temporada de Juego de Tronos

La jovencita de 25 años que superó a las reinas de Juego de Tronos en los Emmy 2019