Pedro Almodóvar deja escaldados al PP y a Mariano Rajoy en 'Madres Paralelas'

·5 min de lectura

Por Alberto Cano.- Además de ser uno de nuestros cineastas más brillantes y aclamados internacionalmente, Pedro Almodóvar siempre ha sido un director caracterizado por sus posicionamientos políticos. No solamente ha dejado claros sus ideales en entrevistas y declaraciones, sino que muchas de sus películas muestran un claro compromiso con la España y sociedad del momento en el que fueron rodadas.

Imagen del rodaje de 'Madres Paralelas' (©El Deseo, Iglesias Mas)
Imagen del rodaje de 'Madres Paralelas' (©El Deseo, Iglesias Mas)

Un buen ejemplo fue Todo sobre mi madre, su película más premiada, con la que a través de su historia sobre mujeres luchadoras ante el lado más trágico de la vida, se escondía una reflexión sobre la España de finales de los 90, aquella que tras los escándalos del gobierno de Felipe González se encontraba por primera vez ante la llegada al poder del Partido Popular bajo el mandato de José María Aznar. Almodóvar aprovechó la película para hablar de la necesidad de recordar el pasado, reconciliarse con él y no repetir sus errores en una historia sobre la España que éramos y en la que podíamos convertirnos, un tema muy presente en su trasfondo.

Pues resulta que un enfoque político similar se esconde tras Madres Paralelas, su nueva película que llega a los cines españoles este viernes 8 de octubre. Aunque a simple vista se nos haya vendido como otra historia emocional sobre dos mujeres que comparten un vínculo en base a su maternidad, detrás hay un relato muy comprometido con la memoria histórica, un tema donde el director manchego vuelve a establecer un vínculo con la España actual en pleno proceso de aprobación del Proyecto de Ley de Memoria Democrática.

Sin embargo, lo que hasta ahora en su filmografía había sido tratado como trasfondo político sin apenas referencias directas, en Madres paralelas da un paso al frente y lo establece como el tema prioritario de la película, aunque le haya conllevado a pecar de sobrexposición en la narración. Aunque desde luego, lo más llamativo es que por primera vez se haya atrevido a señalar directamente al PP, lanzando una crítica muy rotunda y directa a la figura del expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y a su nulo compromiso con la memoria histórica.

Imagen de 'Madres Paralelas' (©El Deseo)
Imagen de 'Madres Paralelas' (©El Deseo)

 

Esto ocurre nada más empezar Madres paralelas, donde Almodóvar no se anda con rodeos e inicia su nueva obra con un discurso muy didáctico sobre la memoria histórica en boca de Janis, el personaje de Penélope Cruz. En dicho diálogo, en una secuencia que como bien indica un rótulo se sitúa en 2016, el rol de la actriz explica al de Israel Elejalde su compromiso y necesidad de recuperar los restos de sus antepasados asesinados a comienzos de la Guerra Civil, momento en el que escuchamos a la oscarizada intérprete pronunciar unas palabras contra las políticas del gobierno de Mariano Rajoy.

En concreto, el diálogo hace alusión a unas declaraciones del expresidente durante una entrevista en 2015, donde ante el rechazo del Partido Popular a las políticas de memoria histórica fue preguntado acerca de por qué no derogó la Ley 52/2007 de 26 de diciembre, la norma aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero por la que se amplió el reconocimiento de derechos en favor de los que padecieron la persecución o violencia durante la dictadura y la Guerra Civil. La respuesta de Rajoy, sobre la que carga Almodóvar en Madres paralelas, fue la siguiente: “La ley de memoria histórica, la asignación presupuestaria en los cuatro presupuestos que ha hecho este Gobierno, bueno, los cinco, ha sido de cero euros. La media es cero. Fue cero todos los años. Cero”, señalaba. Y lejos de retractarse, Rajoy mantuvo dicha asignación en los Presupuestos Generales del Estado hasta su salida del Gobierno en 2018.

En la rueda de prensa de Madres Paralelas durante su presentación en el Festival de Venecia, Pedro Almodóvar trató abiertamente el tema y explicó sin tapujos su intención al incluir esta crítica a lo que considera “el colmo de la torpeza y un insulto superlativo”. 

El cine nos sobrevive a todos y al menos así estará siempre Rajoy vinculado a esta infamia”, admitía. Además, ante la posible polémica que pueda generar dicha línea de diálogo, el manchego dice que no quiere adelantarse, aunque “La derecha ultramontana actual reacciona a todo”. “Soy consciente de que vivimos unos tiempos muy crispados en el que determinados políticos se comportan de un modo tan vulgar y bajo que no habíamos visto nunca antes", matizaba sus declaraciones al respecto.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Aunque desde luego, a Almodóvar le interesa que el discurso y reivindicación de la Memoria histórica de Madres paralelas resuene bien fuerte. Como digo, se trata de su película más política y comprometida hasta la fecha, una cinta que busca concienciar de la necesidad de la Memoria Histórica a los espectadores, recordarles que es necesario recordar el pasado para poder mirar al futuro y condenar políticas contrarias como las del PP. Todo narrado desde el emocional relato de dos madres que sirve de apoyo a dicho tema, aunque al final sea esta reivindicación la que se erige como el principal enfoque de la película.

De hecho, tras Dolor y gloria y el cortometraje La voz humana con Tilda Swinton, la intención del director era rodar una adaptación de Manual para señoras de la limpieza de Lucía Berlín, sin embargo, tras la puesta en marcha del nuevo Proyecto de Ley de Memoria Democrática el manchego puso en pausa sus planes para priorizar Madres Paralelas. Además, incluso apuró con las grabaciones y el montaje para poder estrenar este 2021 en medio del debate en torno a dicha Ley, ya que a muchos nos pilló desprevenidos su estreno en octubre tras terminar de rodar hace tan solo unos pocos meses.

No obstante, bien es cierto que desde la promoción de Madres Paralelas se ha obviado por completo el tema de la memoria histórica. De primeras, se podría pensar que se trata de una sorpresa argumental que era mejor mantener en secreto hasta el visionado, pero vista la película parece claro que la razón podría encontrarse en el posible interés de evitar posibles polémicas que nublen el estreno. Y es que desde su primera escena, esta en la que se produce el señalamiento directo al PP y a Mariano Rajoy, este nuevo trabajo de Almodóvar te deja bien claro que su enfoque va a ser político, que su trama va a girar en torno a la memoria histórica y, como bien ha demostrado de forma sobresaliente a lo largo de su filmografía, que su intención va a ser dialogar con la España y sociedad del momento.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente