'Madres forzosas' vuelve a Netflix sin Lori Loughlin

Por Nuria Herrera

From Diez Minutos

En 2016 Netflix decidió traer de vuelta a la familia Tanner con Fuller House, que en España se tradujo como Madres forzosas. El reboot de Full House (Padres forzosos) se centraba en D.J. (Candance Cameron) quien, al morir su marido y quedarse con tres hijos, recibía la ayuda de su hermana Stephanie (Jodie Sweetin) y su amiga Kimmy (Andrea Barber), que se instalaban en la casa para echarle una mano con la crianza de los niños.

El 6 de diciembre la aventura llega a su fin con el estreno de la quinta y última temporada. Coincidiendo con ello, John Stamos (You, Terapia de choque), el tío Jesse en la serie de los 80 y los 90, ha publicado una emotiva despedida en Instagram con imágenes de esta segunda aventura en las que no falta Lori Loughlin, su amada Rebecca (la tía Becky) en la ficción.

"El fin de una era ... otra vez", comenzaba diciendo el actor. "Anoche fue la grabación final de Fuller House. Cuando cada cadena y servicio de streaming dijo no a un reboot de Full House (y me refiero a TODOS) Netflix dijo que sí. ¡Y han tenido la amabilidad de dejarnos jugar durante cinco temporadas! Son muchas temporadas para un programa de Netflix hoy en día, pero no lo suficiente para nosotros. De todos modos, estamos agradecidos". Como también lo estaba a todo el equipo de la serie por "mantener vivo el legado" de Padres forzosos, incluyendo a su compañera Lori, que no falta en las imágenes a pesar de no formar parte de la quinta temporada de la serie.

Y es que la actriz fue apartada de la grabación tras salir a la luz su implicación en el escándalo de los sobornos universitarios. Lori Loughlin, que está a la espera de juicio y se enfrenta a una pena de cárcel, vio como su carrera hacía aguas y perdía algunos de los personajes televisivos que tenía en marcha. Prueba de ello es que en la lectura de guion de la última temporada de Fuller House el pasado mes de mayo, ya no aparecía en el reparto.

Aun así su compañero, especialmente John Stamos, la tiene en la cabeza y en el corazón.