La madre de Greta Thunberg es una famosa cantante europea

Antonela Minniti

Con tan solo 16 años, Greta Thunberg se hizo famosa por su activismo contra el cambio climático, llamando la atención de políticos, famosos y ciudadanos de todos los países alrededor del mundo. Sin embargo, ella no es la única en su hogar que se codea con los flashes y el reconocimiento público: su mamá es una popular cantante sueca.

Malena Ernman, madre de la adolescente, es una cantante de ópera muy solicitada en Europa. "Una de las ventajas de tener una mamá famosa es que estoy acostumbrada a los medios de comunicación y su funcionamiento", decía Greta hace unos días durante una entrevista con The New York Times.

Ernman es mezzosopano y recorre el Viejo Continente cantando en los mejores teatros de ópera. En 2009, la mujer representó a su país durante el concurso musical Eurovision, cantando un tema pop llamado "La Voix". El video de YouTube de dicha presentación, en donde se puede apreciar el talento de Malena, tiene más de dos millones de vistas.

En el mes de agosto, Ernman brindó un espectáculo ante más de 20 mil personas en el museo marítimo de Estocolmo, en donde una vez más fue ovacionada de pie.

La cantante, miembro de la Academia Real de Música Sueca, habló un poco sobre la vida de su familia en un libro publicado en 2018, antes de que su hija se volviera popular. Allí cuenta cómo su marido, el actor Svante Tunberg, y sus dos niñas la suelen acompañar cada vez que viaja por trabajo, algo que disfruta mucho.

La pasión de Greta por el cambio climático impactó fuertemente en la carrera y vida de Ernman. La adolescente logró que todos en su casa se convirtieran en veganos y que su mamá dejase de viajar en avión, lo que la llevó a renunciar a su sueño de lograr una carrera más allá de Europa.

Gracias a la influencia de su hija, Malena se volvió una activista más. "Pertenezco a la gran mayoría de los que no tenían idea de lo que generaban día a día. Hubo un punto en el que entendí que algo en el medio ambiente y el clima estaba mal, pero creía que lo tenían bajo control. Estaba equivocada. De lo único que me enorgullezco hoy es de haber escuchado a mis hijos", escribió la cantante en su cuenta de Facebook hace unos meses.

Mientras Greta se preocupa por el medio ambiente y dedica su vida a generar un cambio a nivel global, su hermana Beata decidió seguir los pasos de su madre y apostar a una carrera en el mundo de la música. "Desearía haber tenido la mitad de su talento a los 13 años", expresó en un posteo Ernman, orgullosa de su hija menor.