Macarena Gómez y Aldo Comas, amor y ahora, negocios

Por Daniel I. Carande. Fotos: Gtres
Photo credit: Gtres

From Diez Minutos

Como a los dos les apasiona volar, Macarena Gómez y Aldo Comas han decidido que todo el mundo lo pueda hacer y han abierto un centro de ocio en Zaragoza, Terminal Zero, donde se puede experimentar la sensación de vuelo en el túnel de viento.

¿Cómo surgió esta idea?

Aldo: Pues hemos tardado en gestarla ocho años.

¿Qué sentís cuando voláis?¿

A: Volar. Literalmente es lo que sientes cuando sueñas que vuelas. Es la máxima libertad.

¿Quién arrastró a quién?

M: Aldo me arrastro a mí, porque cuando yo le conocí él era paracaidista, y después lo he sido yo hasta que me quedé embarazada y lo dejé.

A: Yo llevo unos siete mil saltos desde avión. Y hace nueve años nos fuimos de viaje romántico a Manchester, al primer túnel de viento.

Macarena, ¿cuando le conociste te atrajo que fuera paracaidista?

M: Mucho. Yo de pequeña soñaba con volar alrededor de mi colegio y siempre me quise tirar con paracaídas, pero no tenía con quién hasta que encontré a Aldo.

Photo credit: Gtres

¿Y no pasas miedo cuando te tiras?

M: Yo estoy muy tranquila. Me lo tomo como la cosa más normal del mundo.

¿Vuestro hijo, Dante, se ha metido en este túnel del viento?

M: Nos lo pidió él. Todo el mundo lo puede hacer, hasta mujeres de 94 años.

¿Quién está más loco de los dos?

M: Sin duda, Aldo.

Tú vives en Madrid y él en Barcelona, ¿cómo lleváis la distancia?

A: Perfecta, porque se mantiene la pasión siempre viva y evitas entrar en la monotonía.

¿Cuál es el secreto de vuestro matrimonio?

M: La admiración, tanto a nivel personal como profesional. Aldo es la persona más creativa que conozco.

A: Y Maca es un camaleón social. Puedo hacer lo que me apetezca con ella.

¿Cuántos animales tenéis?

A: Tres alpacas, dos emús, un cerdo –que se llama Patata–, cuatro patos, tres caballos, tres perros y 30 gallinas.

M: ¿30 gallinas? ¿Las has contado?

Los más excéntricos

A Macarena y Aldo no les molesta que les digan que son la pareja más excéntrica del panorama nacional. “Intento buscar otras parejas excéntricas y no las encuentro”, reconoce Aldo.